27 jul. 2015

VOCABULARIO DEL PAPA FRANCISCO: HAGAN LIO

4. “Hagan lío”, porque la Buena Noticia no es silenciosa…


“Hacer lío” es una expresión común en boca de los argentinos. “Hacen lío” los niños cuando gritan, los hinchas cuando celebran un triunfo, los adolescentes lo hacen de buena gana en sus dormitorios ignorando los auriculares. “Hacen lío” los estudiantes cuando festejan que se recibieron, pero también “hacen lío” las manifestaciones que convierten en un infierno la ciudad de Buenos Aires, bloqueando las calles para protestar; o los que quieren hacerse escuchar a toda costa, a veces con el típico bombo que el mismo Papa hizo entrar a la audiencia con los jugadores de fútbol argentinos, provocando no poco revuelo en el protocolo vaticano. “Hacer lío”, entonces, es un término corriente, que el Papa utilizó en su diálogo con los jóvenes en Río de Janeiro. Pero lo hizo de una manera peculiar. “Quisiera decir una cosa. ¿Qué es lo que espero como consecuencia  de la  Jornada de la Juventud? Espero lío. (…) quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle (…)”.
Quiere que haya lío, alboroto, ruido, movimiento, que los jóvenes reclamen espacio en la sociedad, y por qué no, también en la Iglesia. Las iglesias están apagadas –parece decir el Papa argentino- cuando los cristianos no “hacen lío” , cuando los sacerdotes no salen al encuentro de las “ovejas” que le han sido confiadas. Y la existencia misma no tiene la sal de la buena masa de evangélica memoria.
La idea de que la Casa de Dios debe abrir sus puertas no es nueva. Es tan vieja como el cristianismo. El “hagan lío” de Francisco es para que las puertas de las iglesias estén siempre abiertas de par en par y puedan dar refugio a la humanidad dolorida del pueblo de Dios en camino por el mundo. Pero también para que desde adentro del lugar de culto se pueda salir para llevar al mundo, a todos, el tesoro que custodia.
“Hagan lío”, no se queden callados, repitió cuando volvió a Roma, ya dentro de los muros vaticanos. La Buena Noticia no es silenciosa. Nos está pidiendo que no nos quedemos callados. No lo estuvo Jesús cuando echó a los mercaderes del templo o cuando querían lapidar a la adúltera. “Háganse escuchar”, es otra forma de referirse a lo mismo. Un protagonismo, un hacerse ver, pero con algo positivo adentro. Y que no involucra solamente a la Iglesia.
En un clima de enfrentamiento político que se creía superado desde hace décadas en la sociedad argentina, donde incluso familias, amigos y colegan han dejado de hablarse o frecuentarse solamente por diferencias de opinión política, donde empezando por los políticos hay muchos que quieren sacarse una foto con “Francisco” y hasta los enemigos de un tiempo hoy son –realmente es el caso de decirlo-, “más papistas que el Papa”, se ha empezado a escuchar, después de la Jornada Mundial de la Juventud, que es necesario “hacer lío”, pero en un sentido nuevo, así como lo entiende el Papa.
Lo que asombra es que todos, absolutamente todos, más allá de la inevitable instrumentalización política, están seguros de haber comprendido, precisamente por la fuerza y la expresividad de la frase, qué significa ese “positivo”. “Lo dijo el Papa”, agregan. Y por lo tanto está claro.
Por eso la expresión está cambiando de sentido. Es más, ya lo hizo. Más que cambiar, podemos decir que el Papa Francisco la ha “transfigurado”. Es evidente que no se trata solo de un tema para filólogos o semiólogos. No. Como cualquier transfiguración que sigue ocurriendo, hace ver bajo una nueva luz, ha re-creado, lo que ya estaba. Y lo ha vuelto a poner en marcha.
– © TERRE D’AMERICA
Torna alla Home Page

Siempre Tu Lugar - Montreal Banda



Cuando Dios Te Toca Tercer Cielo Letras


JESUS TE ABRAZA (PARA CATEQUISTAS)

LES PROPONGO LEER EL DIARIO  Y LES COMPARTO LA NOTA  ...http://www.periodicoencuentro.com.ar/

El “Jesús te abraza” llegó a los brazos del Papa FranciscoEl “Jesús te abraza” llegó a los brazos del Papa Francisco

Seis catequistas con una gran vocación de servicio, se lanzaron a esta “pequeña locura de amor”: un micro emprendimiento evangelizador para que Jesús llegue al corazón de los niños.
 Rosana Triunfetti
REDACCIÓN PERIÓDICO ENCUENTRO
 El 23 de abril último, en Roma, el papa Francisco recibió una pequeña figura llamada “Jesús te abraza” de manos de la profesora María Emilia (31), hija, desde el bautismo, de la Parroquia de Don Bosco y Santo Domingo Savio de la ciudad de Córdoba. En esta comunidad conoció al “Jesús te abraza” en la misa de niños, y en la actualidad lo incorporó como recurso en la educación formal de los colegios parroquiales donde trabaja. Silvia, Gabriela, Roxana, Cristina, Devora y Silvia, catequistas de la comunidad salesiana de Don Bosco, enviaron junto a este Jesús una carta al papa Francisco.
“Querido papa Francisco: Tenemos un ‘Jesús que abraza’, es un muñeco, por llamarlo de alguna manera, aunque a nosotras no nos gusta llamarlo así. Tiene brazos muy largos y a los chicos, y no tan chicos, les encanta dejarse abrazar por él. Cada domingo los niños se los quieren llevar, pero nosotras le decimos que Jesús tiene que abrazar también a otros niños… Así nace el ‘Jesús te abraza’ que ha llegado a Usted”, dice la carta.
El “Jesús te abraza” tiene que ver con estas catequistas que primero se sintieron abrazadas por Jesús y, luego, llevaron adelante este micro emprendimiento evangelizador.

La alfombrita
“¿¡Padre!? Si pudiera ver las caritas de los niños en la alfombrita de los domingos cuando Jesús los abraza! Y la de los papis?… Ellos dicen que pudieron volver a misa”, agrega la carta dirigida al Santo Padre.
El “Jesús que abraza” nació en un espacio pensado para contener a los niños cerca del altar, mientras se celebra la misa, y no dejarlos dando vueltas o fuera de la celebración. Las catequistas SilviaGarro y Silvia Flores, apoyadas por el párroco Javier Boneschi S.J, pusieron en oración el deseo de trasformar esta realidad, en un espacio cercano a los niños
“Pusimos una alfombrita cerca del altar, y el espíritu comenzó a obrar”. Uno de los niños llevaba a misa un muñeco del hombre araña que lo acompañaba para ir a dormir. “Entonces -cuenta Silvia Garro, quien representa ‘Beni’ la oveja pérdida, un títere que ayuda a que la gente entienda el evangelio del domingo-, si hacemos Jesuses que abracen para que los niños se vallan a dormir con Jesús?”…
Y cada domingo eran cada vez más los niños que se acercaban porque en la “alfombrita” encontraban: dibujos para pintar con el Evangelio del Domingo, crayones, instrumentos musicales, y otros elementos que nos ayudaban a “catequizar”, como por ejemplo, el corazón de Jesús que les hace la señal de la cruz… un Jesusito chiquito, bebé, que les entregamos en el momento que de la comunión, “ellos juntan sus manos y reciben a ese Jesús al que le pueden dar un beso”.
Más tarde se sumó Roxana, una mamá que con mucha generosidad hace “pururú” todos los domingos. Y la celebración se convirtió en una fiesta de la familia, donde algunos padres ayudan a contener a los chicos.
Dice Silvia Garro: “Pensamos que cuando esos niños crezcan, podrían recordar la fiesta de la misa por el aroma a pururú y llegaría Jesús para abrazarlos”.
Brazos largos para abrazar
El grupo se reúne un día a la semana para armarlos, ya que es un trabajo artesanal, el “muñeco” tiene unos 50 centímetros de largo, túnica, pelos de lana marrón oscuro, los detalles de ojos, boca y nariz son cosidos a mano para que transmitan calidez en el rostro, y en manos y pies el dibujo de unos pequeños corazones como si fueran las llagas de Jesús. La mayoría de los materiales lo compran y otros los reciben de donaciones.
Estas figuras tienen unos brazos largos que permitan abrazar niños y grandes. “Y así nació esta gran locura, -dice la carta que escribieron al Papa-, este Jesús que abraza, que ahora tiene en sus manos es para que cada noche de su vida, lo abrace y lo mime mucho, padre querido”.
Ya hay muchas historias de este Jesús especial, Belén tiene siete años y lo lleva a la clase de catequesis del colegio para que pasee y comparta con sus amigos.
“Le hicimos una hamaca –cuenta Belén- entre dos sillas para que Jesús juegue con nosotros”. En los colegios parroquiales Cristo Obrero y Remedio de Escalada de San Martín (Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Villa Carlos Paz), lo integraron en la educación formal desde el Departamento de Pastoral.
María Emilia –la que lo llevó a Roma- recuerda: “He sido testigo de gestos y expresiones hermosas de parte de los chicos, una vez un alumno me lo pidió para ir a abrazar a su hermanito que estaba en la panza, y su mamá estuvo toda la celebración de la Palabra con el Jesús te abraza”. Algunos niños lo abrazan para no tener miedo cuando se van a dormir, para jugar, comer, pasear y estudiar.
Las gestoras Del emprendimiento ahora sueñan con hacer llegar a todos los niños del planeta este Jesús que abraza . “Mientras los hacemos intentamos que sean siempre rezados”; y por eso son cada vez más los pedidos de la gente por tenerlos y se viene en camino “María te abraza”.

¿Cómo fue dejarle al Papa Francisco “Jesús te abraza”?
Cuando Silvia me pidió que le llevara el Jesús al papa Francisco yo no imaginé que iba a poder entregárselo tal como sucedió. Fue un regalo del Cielo. Conseguimos una invitación a la Audiencia General del miércoles 23 de abril. En Roma, nos recibió Monseñor Karcher, a quien le entregamos todas las cartas que llevábamos al papa Francisco; pero decidí dejarme el “Jesús te abraza”, pensando que, tal vez podía, llamar la atención del Papa. Después de algunos contratiempos, pudimos encontrarnos con él, de una manera inusual, porque quedamos fuera del corralito. Mientras el papa Francisco fue saludando a las personas que estaban adelante mío, pude observar personalmente sus gestos de cercanía, de Pastor, sencillos y profundos con cada uno. Aún en la multitud, el Papa se encuentra con cada uno, te atiende, te escucha, como si estuvieras a solas. Lo que nos emociona por los medios, en la realidad se recibe como caricia verdadera.
Cuando llegó mi turno, me sentí recibida por él a través de su mirada sonriente y limpia. Me tomó con su mano, le conté que era de Córdoba y que le llevaba de regalo un “Jesús que abraza”, que lo teníamos como recurso en la parroquia y en el colegio para trabajar con los niños, y que había sido de mucha ayuda para que los chicos sientan que Jesús los ama y siempre los acompaña. Lo que le compartí y regalé fue lo que hoy es mi vida, mi trabajo pastoral, la búsqueda constante de nuevas formas de evangelizar, el abrazo y oración de cada uno de los niños y grandes que se identifican con ese Jesús. Mientras le contaba no podía quitar mis ojos de su mirada, después, viendo las fotos me di cuenta que él sostenía al Jesús con sus manos, pero yo no lo recuerdo. Me agradeció y luego lo abracé y le dije que lo quería mucho y que rezábamos por él”.

Como conseguirlo
Los interesados en adquirirlo pueden contactarse al:
 Silvia Cassi – Cel.: (351) 5998341  Fijo: (0351) – 4856050
Silvia Garro – Cel.: (351) 8120672 Fijo: (0351) – 4842709
Facebook: Jesús te abraza