25 ago. 2015

Amigos fuertes de Dios (Nico Montero)


RELATO: BUSCAR EN EL LUGAR EQUIVOCADO.


El siguiente relato nos ilustra de manera muy simple, como en ocasiones buscamos a Dios y la respuesta a nuestras necesidades interiores, en muchas cosas y lugares, pero no lo hacemos en el lugar correcto, que es el sagrario del propio corazón.
Un sabio encontró a un muchacho cuando este estaba buscando algo de rodillas.
-“¿Qué andas buscando muchacho?”.
-“Mi llave. La he perdido”.
Y arrodillados los dos, se pusieron a buscar la llave perdida. Al cabo de un rato dijo el sabio:
-“¿Dónde la perdiste?”
-“En la casa”.
-“Santo Dios! Y entonces, ¿Por qué la buscas aquí?”.
-“Por que aquí hay luz”.

Pidamos al Espíritu Santo que nos ayude a re direccionar nuestras búsquedas hacia la dirección correcta, para no desaprovechar el tiempo y las fuerzas.

Fuente: Amigo de ti mismo –pg 52–P.Gustavo Jamut, OMV. Ed RCC.

www.sanroquercc.org.ar