12 mar. 2016

En Esto Creo (El Credo) - Hillsong Worship


RECOMENDADO: RETIRO EN BARILOCHE 13 AL 15 DE MAYO-


CURSO RADIAL DE CATEQUESIS : 2º Encuentro: Dios y su plan de salvación

http://radiomaria.org.ar/programacion/category/curso-radial-de-catequesis/

2º Encuentro: Dios y su plan de salvación

image_pdfimage_print
Audio Player
Rezar (36)
11/03/2016 – En el segundo encuentro del Curso Radial de catequistas, organizado por el Isca junto a Radio María Argentina compartimos sobre Dios y su plan de Salvación.
Durante el encuentro, nos acompaña Laura Lima de la comunidad de Nuestra Señora del Huerto, en Temperley, Lomas de Zamora, junto al P. Alejandro Puiggari y Mariana Nuzzi.
Hoy vamos a revisar lo que creemos sobre Dios y su plan de Salvación. A partir de allí, dejar que estas verdades nos ayuden a pensar la tarea catequística.
Como primer disparador, la invitación fue a hacer memoria:  ¿Quién te habló de Dios? ¿Qué imagen tenés de Dios? ¿Cómo es el Dios en el que crees? ¿Qué es la Salvación que Dios quiere para nosotros?
Los catequistas, enseñamos y proclamamos la fe de la Iglesia, que recibe de parte de Dios la Revelación, no para sí, sino para entregarla a todos los hombres, porque Dios ha querido darse a conocer, Dios quiere llegar a todos los hombres para salvarlos .
Es importante partir de este mensaje de la revelación: Dios y su Plan de salvación. Plantearnos la imagen de Dios que tenemos no puede pasar sólo por revisar lo que dicen las formulaciones doctrinales.
La imagen que tenemos de Dios y la que expresamos en nuestra vida y en nuestra catequesis tiene que ver con TODA NUESTRA HISTORIA, con nuestra familia, nuestro temperamento, los acontecimientos de nuestra vida y la experiencia de Dios que hemos hecho, y el testimonio de los creyentes que nos han acompañado.
PARA MADURAR LA FE, CONFRONTAMOS, COMPARAMOS NUESTRA FE CON LA FE DE LA IGLESIA Y NOS DEJAMOS ENSEÑAR POR ELLA, LE CREEMOS.
Este es el corazón de la Catequesis:
  • Alguien busca
  • Dios sale a su encuentro con la fe que vive, anuncia y celebra el catequista y la comunidad.
  • La persona escucha, confía, es ayudada a entender, se encuentra con Dios, en espacios donde el Espíritu le enseña, discute, cuestiona, espera, saborea…
  • Así actúa la providencia de Dios, nos sale a buscar y el hombre que busca a Dios se encuentra con la acción de la Iglesia que VIVE PARA EVANGELIZAR: UN CARTEL, UN MENSAJE DE NAVIDAD, UNA INVITACIÓN A UN GRUPO DE ORACIÓN O SOLIDARIO, A PREPARARSE A UN SACRAMENTO, UN PROGRAMA DE RADIO…ETC

12814625_1128093270536788_3779397251514465449_n

HAY DOS ELEMENTOS: ¿Qué creo Yo? ¿Cuál es la fe de la Iglesia?

Diálogo fe- vida. Descubrir una Buena Noticia que da sentido a mi vida.
Por ejemplo, si habláramos de la Santísima trinidad. Semejante misterio, importantísimo, Nuestro Dios es TRINIDAD, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Se intentó con los tres fósforos, con la familia para que comprendan el misterio, es maravilloso! Pero hasta allí seguimos en el ámbito de la teología, para que estemos hablando de catequesis, tenemos que explicar el misterio, pero también ayudar a descubrir el PROFUNDO SIGNIFICADO QUE LA VIDA RECIBE DE ESTE MISTERIO. ¿Cómo este misterio me cambia la vida?
Dios Comunidad de amor me crea a su imagen y semejanza, YO TAMBIÉN SOY COMUNIDAD, SOY UN SER SOCIAL, ESTOY HECHO PARA EL AMOR Y LA COMUNIÓN.
La fe me revela el sentido de la vida, mi SER. La moral se deriva de esto que hemos descubierto: Estamos llamados a vivir como hermanos.
Entonces catequesis es, con la pedagogía que Dios utiliza, ayudar a madurar la fe. Confrontar nuestra fe con la fe de la Iglesia de la que el catequista y la comunidad son testigos.
Dios envía a su Hijo para que podamos conocerlo a Él y su plan de salvación. Él ha querido que sepamos quién es, contemplando y conociendo a Jesús, este es el camino de la Catequesis, poner a las personas en contacto con Jesús, que conozcan su vida y su palabra.
Entonces lo primero a creer y enseñar es que Dios es el Dios de Jesús, del que él habla en las parábolas y catequesis del Evangelio, a quién le reza, en quien confía. Leer y ayudar a leer el Evangelio y dejarse enseñar por Jesús. No como un libro común, COMO PALABRA DE DIOS.
Ayuda estudiar, leer las notas, hacer cursos de Biblia, pero lo más importante es dejar al Espíritu Hablar, enseñarnos.
En la Catequesis tenemos que anunciar que la Biblia es Dios mismo que nos habla HOY a nuestro corazón. Pero también tenemos que en lo concreto:
  • Proclamar la Palabra: silencio. Gestos, antífonas, vela…. No una fotocopia con el texto para que lean y respondan las preguntas.
  • Primero escuchar, después es bueno tener el texto escrito.
  • Rezar, compartir, discernir que dice Dios. El catequista anima a buscar pero también es testigo de la fe de la Iglesia y corrige.
  • Luego el catequista ayuda a aplicar esa Palabra a su vida: Cómo vivir como hermano, a quién tengo que tratar mejor como hermano…

La salvación en el Catecismo

Artículo 1 LA REVELACION DE DIOS
I.- DIOS REVELA SU DESIGNIO AMOROSO
“Dispuso Dios en su bondad y sabiduría revelarse a sí mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad, mediante el cual los hombres, por medio de Cristo, Verbo encarnado, tienen acceso al Padre en el Espíritu Santo y se hacen partícipes de la naturaleza divina”.
Dios, que “habita una luz inaccesible” (1 Tm 6,16), quiere comunicar su propia vida divina a los hombres libremente creados por él, para hacer de ellos, en su Hijo único, hijos adoptivos. Al revelarse a sí mismo, Dios quiere hacer a los hombres capaces de responderle, de conocerle y de amarle más allá de lo que ellos serían capaces por sus propias fuerzas.
Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen a compartir su vida divina. En esto consiste la salvación y compartir la vida divina.
Pablo nos enseña que la fe y la esperanza pasarán y sólo el Amor es eterno. El Apocalipsis nos dice que Dios creará un cielo y un tierra nueva donde no hay más dolor ni lágrimas. Esto es el cielo, compartir para siempre la vida trinitaria esa vida de comunión y amor que viven el padre el Hijo y el Espíritu Santo. Lo hacemos cada vez que vivimos el amor, o lo celebramos en la Eucaristía.

Para el próximo encuentro

Elegir un Evangelio sinóptico Mateo, Marcos, Lucas y leer lo que Jesús va enseñando sobre su Padre y sobre la salvación, anotarlo, rezarlo compartir lo rezado.