14 mar. 2016

Pascua 2016: Preparemos la Semana Santa



GRACIAS  JESÚS  POR TU AMOR

HAGAMOS UNA SEMANA MÁS SANTA

ENCUENTRO PREPARATORIO:
Este año seguramente coincidirán los primeros encuentros de catequesis o de reuniones con los grupos, muy cerca de la semana Santa, así que si hubiera tiempo podríamos hacer un ENCUENTRO BIENVENIDA: JESÚS TE ESPERA

OBJETIVOS:
Ø  Que los chicos se reencuentren con el grupo
Ø  Que el punto de encuentro sea el amor de Jesús
Ø  Que vayan descubriendo que el motor de estos encuentros es Jesús que nos espera para darnos su amor
Ø  Que descubran que en la semana santa  Jesús nos muestra todo su amor.
Ø  Que aprendan juntos a dar gracias

CONTENIDOS:
Ø  El mensaje del Papa Francisco sobre la Misericordia
Ø  Las obras de misericordia

1er Momento: Bienvenida, ping pong de recuerdos sobre las vacaciones, lo que más me gustó.
2do momento: HISTORIA BREVE. Vamos a contar una historia que más o menos así o asá pasa todo el tiempo en este mundo.
Manuel era caprichoso, pero muy caprichoso, él quería andar en bicicleta por la  autopista. Como es natural, sus padres no lo dejaban, todos sabemos que es muy peligroso. Pero Manuel quería sentir la sensación de velocidad que podía sentir allí, el viento en su cara, el vértigo del peligro, estar entre camiones y autos que van a mayor velocidad que en la ciudad, sin semáforos, ni bicisendas…. Como se podrán imaginar, no hizo caso, y se fue no más a la autopista,
Al principio todo iba bien, hasta el miedo le parecía fascinante. Pero luego la cosa se empezó a complicar, el tránsito era cada vez más pesado, las motos pasaban a su lado esquivándolo a gran velocidad. Sus piernas no podían competir con tanto motor hasta que un tremendo camión lo apuraba con su bocina grave.
En una de esas patinadas con una mancha de aceite, se cae en medio de la cargada autopista con el camión viniendo hacia él. Y en ese momento, así tirado en el asfalto, con sus ojos abiertos mirando los faros del gigante, y escuchando tan solo la ronca bocina, pensó, que era su final.  Pero de pronto, como si hubiera sido un superhéroe, un automovilista cruzó su auto delante de él, el camionero en una brusca maniobra cruzó el camión, todos los autos que venían detrás afortunadamente frenaron a tiempo, se provocó en seguida una coalición en la autopista y comenzaron a escucharse bocinazos mezclados con sirenas de patrulleros.
Y en medio de toda esa confusión estaba Manuel, paralizado de miedo y de confusión, y Rodrigo, el joven automovilista que había cruzado su auto para salvarlo, caminando hacia él para levantarlo.
En un momento más Manuel se vio en brazos de Rodrigo que lo llevaba hasta la cabina del peaje. Lo dejó con la empleada y regresó a quitar su auto de la autopista tras cientos de bocinas que sumaban un ruido ensordecedor. Dejó el auto en la banquina. El tránsito lentamente recuperó su curso. El camionero también había bajado, estaba sentado  en el suelo bebiendo un vaso de agua que alguien le alcanzó, se lo veía muy nervioso.
Manuel no podía ni moverse, escuchaba vagamente lo que pasaba a su alrededor, sentía a un policía que gritaba algo mientras lo señalaba con el dedo, no sabía lo que decía. Lo único que recordó fue que la chica del peaje acariciándole la cabeza le dijo: tenés que dar gracias, hoy naciste de nuevo.
Rodrigo lo subió a su auto, puso la bicicleta en el baúl, que quedó abierto, y lo llevó hasta su casa.
Su madre había visto en el noticiero la noticia del loco que cruzó el auto en medio de la autopista, pero no sabía, porque muy pocos vieron de cerca el hecho, por qué ese muchacho había cometido tal locura. Cuando abrió la puerta vio a Manuel que se abalanzaba  hacia ella y ya en sus brazos rompió a llorar desconsoladamente y a Rodrigo detrás, sacando la bicicleta del baúl.
Sentados y más calmados, le contaron todo, Manuel no dejaba de pedir perdón, la mamá se puso muy nerviosa y lo abrazaba controlando por todos lados que estuviera bien, solo tenía una rodilla y un codo raspado. Rodrigo también se relajó, y después de un rato se marchó.
Todo fue tan rápido, que cuando Manuel y su mamá reaccionaron que Rodrigo le había salvado la vida, se dieron cuenta que apenas le dieron las gracias. Al llegar su padre del trabajo y se enteró de todo, se angustió muchísimo de no tener la posibilidad de conocer a aquél valiente muchacho que salvó a su hijo, de no poder agradecerle, abrazarlo, recompensarlo.
Manuel no podía olvidar, los faros del camión, los ojos de Rodrigo y las palabras de la chica tenés que dar gracias, hoy naciste de nuevo. Todo eso lo hacía seguir temblando, pero ahora además sentía el dolor inmenso de haber sido tan torpe de no preguntarle a Rodrigo quién era, cómo había hecho semejante maniobra, por qué se había arriesgado por él. …
Pero los Ángeles, de los que nos olvidamos de rezar siempre, tenían preparada una sorpresa,  Chocolate, un perro salchicha de la familia, apareció de repente con un teléfono celular desconocido, a Rodrigo se le había caído en el sillón y Chocolate, viendo tan mal a Manuel se lo llevaba como un trofeo para alegrarlo.
Y claro que lo alegró, ese teléfono, ese, olvido, ese ángel travieso que lo sacó de su bolsillo, hizo que se comunicaran y que se hicieran grandes amigos, en un agradecimiento de toda la nueva vida de Manuel, en una amistad más grande que un camión.
Ø  Después de narrar el cuento tratamos, con los chicos de mirar las actitudes de los personajes, sobre todo de Manuel y Rodrigo. Ver qué hubiera pasado si Manuel hubiera hecho caso, si el camión no hubiera frenado sobre el auto de Rodrigo. Si Rodrigo hubiese seguido de largo, si no se olvidaba el celular……….y todas las preguntas que se puedan hacer.
Ø  Luego veremos si saben de alguien a quien le pasó algo similar que haya sido salvado y si a ellos mismos les sucedió algo, aunque sea mucho menor, que les haya provocado la necesidad de estar infinitamente agradecidos.
Ø  Tratamos de adivinar de qué manera Manuel estuvo infinitamente agradecido con Rodrigo, qué habrá pasado en esas vidas.
3er momento: Ahora descubriremos que tenemos alguien, que no es un extraño, alguien que nos ama y que dio la vida por nosotros.
La Semana Santa, es la que, más que recordar, hacemos presente los hechos de este amigo que se entregó por nosotros, que cruzó el auto, por así decirlo, para que nadie nos lastime, para que tengamos vida, pero el camión no frenó, por así decirlo, y no fue ningún accidente, fue a propósito. Sólo que nuestro héroe mostró al universo el poder de Dios y resucitó.
Escuchemos lo que nos dice:

JUAN 16, 12 17

Este es mi mandamiento:
Ámense los unos a los otros,
como yo los he amado.
No hay amor más grande
que dar la vida por los amigos.
Ustedes son mis amigos
si hacen lo que yo les mando.
Ya no los llamo servidores,
porque el servidor ignora lo que hace su señor;
yo los llamo amigos,
porque les he dado a conocer
todo lo que oí de mi Padre.
No son ustedes los que me eligieron a mí,
sino yo el que los elegí a ustedes,
y los destiné para que vayan y den fruto,
y ese fruto sea duradero.
Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre,
él se lo concederá.
Lo que yo les mando
es que se amen los unos a los otros.

4to momento: reflexión y oración en el templo junto al Sagrado Corazón

Así como Manuel no se cansó de darle las gracias a Rodrigo y a Dios que puso a Rodrigo allí. Nosotros esta semana vamos a aprender un poco más a dar gracias a Jesús.

Cuando uno recibe un favor muy grande, la palabra gracias queda muy chica. Tratamos de darle al otro, regalos, cosas que sabemos que le gustan mucho. Manuel le dio seguramente muchos regalos a Rodrigo, pero lo más grande que le dio fue su amistad

PENSAMOS JUNTOS:

¿CÓMO LE PODEMOS DAR GRACIAS A JESÚS?

Dejamos que los chicos respondan y anotamos todo, deberá salir:
Ø  .diciéndoselo:  LA ORACIÓN
Ø  siendo amigos: DISCÍPULOS
Ø  Haciendo lo que a él le gusta: AMANDO A LOS DEMÁS, PERDONANDO, AYUDANDO, CELEBRANDO JUNTOS
Ø  Haciéndolo conocer a todos: MISIONANDO

Nos quedamos un ratito pensando en esto, cantamos una canción y les repartimos a los chicos un sobre, a manera de carta del Papa Francisco, que lo conoce mucho a Jesús, y que nos cuenta lo que a Jesús le gusta, para que nuestro agradecimiento sea darle algo a Jesús que lo ponga realmente feliz.

Jesús nos dice:

LUCAS 6, 35-36
Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque él es bueno con los desagradecidos y los malos.
Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.

Francisco nos recuerda: que Jesús es feliz cuando hacemos felices a los demás
1.“Redescubramos las obras de misericordia corporales: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, amparar  al forastero, asistir los enfermos, visitar a los presos, enterrar a los muertos. Y no olvidemos las obras de misericordia espirituales: dar consejo al que lo necesita, enseñar al que no sabe, corregir al que yerra, consolar al triste, perdonar las ofensas, soportar con paciencia las personas molestas, rogar a Dios por los vivos y por los difuntos”. Bula Misericordiae Vultus, n.15
Llevamos esta carta a casa y tratamos de ver qué obra de misericordia podemos elegir para trabajar durante esta semana santa

Y hoy comenzamos a dar gracias a Jesús con todo nuestro cuerpo
HOY LO HACEMOS CON NUESTRO CANTO. PUEDE SER, PAPÁ DIOS DANOS AMOR PARA DAR.


DOMINGO DE RAMOS: 

LE DAMOS GRACIAS A DIOS CON NUESTRAS MANOS: ALZANDO LOS RAMOS Y COMPROMETIÉNDONOS A USAR LAS MANOS PARA HACER EL BIEN, AYUDAR A LOS DEMÁS  Y HACER AMIGOS
PREPARAMOS UNA CARTELERA PARA IR LLENANDO (nos hacemos AMIGOS DE JESÚS)


JUEVES SANTO:


LE DAMOS GRACIAS A JESÚS LLEVÁNDOLE REGALOS MATERIALES: alimentos que necesita Cáritas para los más necesitados de nuestro barrio, con un compromiso de ahorrar un poco en golosinas y caprichos para seguir ayudando a Cáritas siempre


CELEBRACIÓN:

Al comenzar la misa el celebrante puede decir las palabras del Evangelio adaptadas correspondientes a Lucas 22,7-8.
En ese momento los chicos adornan el templo y algunos junto con los catequistas preparan el lugar para la celebración de la cena. Se puede poner una alfombra, una mesita baja y grande. Los chicos pueden estar sentados en el piso alrededor de la mesa.
Después de la lectura del Evangelio el celebrante dialoga con los chicos acerca del amor de Jesús, ¿en qué cosas lo demostró a los largo de su vida?
Y en esta última cena ¿qué le pide a los discípulos? ¿Qué ejemplo nos da? Les lava los pies. Si Él lo pide vamos a hacer lo mismo.
El celebrante introduce el gesto poniéndolo en un clima religioso y comienza a lavar los pies; para que no se extienda demasiado lo pueden ayudar algunos catequistas o papás de los chicos.
Al terminar se continúa el dialogo a partir de lo experimentado por los chicos y por los que ayudaron. Se concluye: Jesús con un gesto les mostró cómo tiene que ser el amor de los que lo siguen. El amor de los chicos de Jesús tiene que ser servicial. ¿Qué gestos tenemos que hacer para demostrar que nuestro amor es como el de Jesús?  Se pueden tomar algunos de los que dicen los chicos y ponerlos como propuesta para la semana Santa.
Antes del ofertorio se puede introducir que Jesús nos sigue amando y sirviendo quedándose en la Eucaristía para fortalecernos y alimentarnos.
Después de la consagración se menciona que también nos ama y nos sirve dejándonos el ministerio sacerdotal para quedarse con nosotros perdonándonos, haciéndonos sus hijos etc.



CARTELERA  (nos hacemos HERMANOS DE TODOS)

VIERNES SANTO


LE DAMOS GRACIAS A JESÚS CON NUESTROS PIES: SIGUIÉNDOLO, caminando por el barrio invitando a la gente al vía crucis de la parroquia y a la misa de Pascua. Pidiendo intenciones con una alcancía con un corazón grande pegado para llevarla a la Misa Pascual.

CELEBRACIÓN:

Podemos acompañar el relato de la Pasión con diapositivas o teatro de sombras. (No conviene la representación porque a esta edad los chicos se quedan en los detalles y no favorecería el clima de oración y de recogimiento para la celebración)
Otra posibilidad es simplemente con el templo a oscuras poner un gran crucifijo delante del altar iluminado con un spot o simplemente con dos velas.
Terminada la lectura de la Pasión invitar a los chicos a decirle algo a Jesús, pueden pasar y decirlo delante del crucifijo.
En un clima muy sereno reflexionar con ellos acerca de lo que escucharon y vieron. Tratar de descubrir con ellos las motivaciones del corazón de Jesús.
Jesús vino a salvarnos y aceptó la cruz. Se jugó por nosotros porque sabía que lo necesitábamos, que era un bien para todos nosotros.  Preguntarles: ¿de qué manera podemos jugarnos nosotros?
Terminamos con la adoración de la cruz pidiéndole la fuerza para ser como Él
  
CARTELERA (nos hacemos MISIONEROS)

DOMINGO DE PASCUA:


LE DAMOS GRACIAS A JESÚS CON TODO EL CORAZÓN

CARTELERA (NOS HACEMOS TODO DE JESÚS)

CELEBRACIÓN

COLOCAR LA CARTELERA QUE FUIMOS HACIENDO y hoy agregaremos las palabras SOMOS TODOS DE JESÚS.
Y CARTELITOS POR TODOS LADOS CON LA PALABRA GRACIAS EN TODOS LOS TAMAÑOS QUE PODAMOS Y LETRAS DIFERENTES, PODEMOS PEDIRLE A LOS CHICOS QUE LAS TRAIGAN (PERO PREPARAR EL PLAN B y hacerlos nosotros por las dudas que se olviden).
Preparar de manera especial los cantos,  las lecturas, si tenemos una linda marioneta de Jesús traerla, abrazar a los chicos, hacerle una ronda en torno de Él.
Pongamos lo mejor que tenemos, es nuestro día también, el día del triunfo de todos, tenemos que mostrarle a los chicos el verdadero sentido de la fiesta.

Pascua 2016: +chiquitos

Pascua 2016: +chiquitos 

Ya dijimos en otras oportunidades que para los nenes menores de 5 años la Pascua tiene que tener un sentido festivo ya que no puede abstraerse a la muerte-resurrección, sólo lo ve a Jesús muerto y le causa muchísimo dolor, cuesta mucho decirles que después vivió para siempre. Por eso a la hora de celebrar es siempre preferible celebrar la Pascua. De todos modos la cita será para un solo encuentro y la compartirán con los de 6 y 7.

Cuando se trata de colegios en los que vemos a los chicos todos los días y algunos acompañan a los papás a los Vía Crucis y nos llenan de preguntas es posible hacer una pequeña celebración o encuentro de “la curita”. ¿Qué es esto? Con un crucifijo de Jesús (no esos “Cristos” barrocos o andaluces que chorrean sangre por todas partes), les decimos a los chicos que Jesús sufrió mucho pero que el mucho amor lo sanó para siempre, el amor de Dios, por eso nosotros vamos a darle también mucho amor y le vamos a poner cada uno una curita, como nos cura mamá, para darle también nosotros nuestro amor, y también podemos darle un besito. No mucho más para que los chicos no se queden atormentados, sino que se vayan con el sentimiento de satisfacción de dar amor. Pero ya les digo, esta celebración la hice pocas veces, sólo cuando se dieron casos en que los chicos estaban obsesionados por la muerte de Jesús.

FIESTA PASCUAL: Procesión adentro del Templo:

Ambientación:
•           los esperamos sentados cerquita del altar, puede ser sobre alfombra o sobre almohadones.
•           Colgamos una piñata con caramelos.
•           Unas bandejas con Rosca de Pascuas o huevos de Pascua tapados, o una torta grande decorada como un gran huevo (eso es muy económico, hay que darse maña y tener ganas de trabajar y servir)
•           GUIÓN: Hoy vivimos a la fiesta de Jesús, ¿saben cómo se llama? La Pascua, Jesús está tan contento que sea su fiesta que nos quiere invitar a todos, pero le pasa algo muy raro, Él es el de la fiesta, es el que nos invita, y, sin embargo Él es quien nos va a dar los regalos, antes de ver los que tenemos aquí vamos a ver  algunos que nos tiene escondidos por el templo.
•           Procesión: Repartiremos en el templo los siguientes elementos: AGUA – CIRIO – UN CORAZÓN.

•           Cuando pasamos por el agua (Pila bautismal) hablamos de todo lo que podemos hacer con el agua para divertirnos y ser más felices (nadar, jugar al carnaval, refrescarnos, tirar barquitos de papel, regar las plantitas., jugar en la lluvia......) podemos hacerlo con láminas. Pero hay un agua especial que Jesús nos dejó el día de Pascua que es el agua de Dios y que nos hace más buenos y más felices. Nos hacemos la Señal de la Cruz con esa agua. Puede haber una canción El agua que Dios nos regaló, de Sarita Caferata.

•           Cuando pasamos por el Cirio, nos acordamos de nuestro cumpleaños y de cuántas velitas soplamos, les preguntamos a cada chico, y les contamos que cada año es una alegría tan grande, que nos prenden velitas porque para todos los que nos quieren, nosotros iluminamos, somos lucecitas para la vida de los demás, y que como es la fiesta de Jesús que vive para siempre, habría que poner 2016 velas en cambio se lo escribimos con números, podemos hacer que los más grandes los lean, y le cantamos allí el feliz cumpleaños (aunque también se lo cantemos en Navidad, no importa) Y que es una luz muy grande porque nunca nos va a dejar a oscuras Él siempre brilla, siempre es luz.

•           Cuando pasamos por el Corazón (puede ser por el Sagrado Corazón), sacamos de allí un corazoncito para cada uno diciéndoles que Nos regala su amor, que es un amor que no se termina nunca.

•           PALABRA: Por fin llegamos a la mesa, nos sentamos escuchamos la Palabra: porque Jesús en su fiesta tiene un mensaje para nosotros, iniciamos al silencio encendiendo una velita, (cada vez que encendemos la vela no habla nadie así escuchamos mejor)
      Leemos dice Jesús: “Yo estaré con ustedes siempre, toda la vida”

•           ORACIÓN: damos gracias todos juntos diciendo así:

Amigo Jesús,
quiero decirte que te quiero
y te doy mi corazón
para que te hagas una casita en él

y no te vayas nunca. Amén


METANOIA - APRENDIZ DE CIELO