26 dic. 2016

Ciclo A Año impar 2017.


Durante tres ciclos (A,B y C) recorremos en el evangelio la vida del Señor. Este año especialmente corresponde al Ciclo Litúrgico A: leeremos  especialmente a Mateo.

Este año que comienza es Ciclo A, año impar.



-En los tres ciclos se lee de primera lectura Hechos de los Apóstoles, de modo que en tres años, yendo sólo a las misas de domingo del tiempo Pascual, hemos escuchado al menos una vez prácticamente todo Hechos de los Apóstoles.
-En el ciclo A se lee de segunda lectura la Primera Carta de Pedro.
-En el ciclo B la Primera de Juan
-En el ciclo C partes del Apocalipsis
-En cuanto a los Evangelios, en los tres ciclos se lee Juan (pero no las mismas lecturas cada año)
-Durante el año, se sigue el orden de los evangelios sinópticos: en el ciclo A se lee Mateo, en el B Marcos y en el C Lucas, y vuelta a empezar; Juan se va leyendo intercalado en los tres.

De este modo, quien participe de la misa dominical, en tres años ha escuchado leer (caso de que el lector vocalice y se le entienda algo, cosa que de por sí requeriría una especial y milagrosa intervención de Dios en las parroquias del Orbe) casi todo el Nuevo Testamento y partes sustanciales del Antiguo.
En el Tiempo Ordinario , durante la primera lectura, recorremos la historia de nuestros mayores en el Antiguo Testamento (relacionada esta lectura con el evangelio, para que se vea la unidad de Testamentos).
Con la segunda lectura y a lo largo de tres años , se recorren las cartas de San Pablo y Santiago y nos hacen comprender como los primeros cristianos viven la novedad de Jesús.
Este alimento espiritual que nos ofrece la Iglesia a través de la liturgia, solicita una respuesta por nuestra parte con una actitud orante durante la Misa para poder asimilar y acogerla en nuestra vida.