30 oct. 2013

PARA TODOS LOS SANTOS


Explicación de la dinámica - FIESTA EXTRAORDINARIA

Durante el mes de octubre realiza la FIESTA EXTRAORDINARIA en tu ciudad, invita a todos los niños de Club NET y FORZZA para participar.

El objetivo de la reunión es celebrar y conocer más sobre la vida de cinco santos. Recordando que su santidad comenzó en la Tierra y así cada uno de nosotros podemos seguir su ejemplo, experimentando y trasmitiendo el amor de Dios.

¿Qué podemos hacer para celebrar a todos los santos?

Sigue los pasos:

·         Selecciona una hora, fecha y lugar adecuado.

·         Invita a todos los niños y niñas NET y motívalos a que elijan un santo y se disfracen de él o ella.

·         Prepara un circuito de cinco estaciones, una por cada santo. Puedes utilizar una mesa por base o algún espacio donde se pueda exponer la vida de cada santo.

·         Dependiendo de la cantidad de niños y niñas NET, puedes dividirlos hasta en 5 equipos.

·         Cada equipo deberá visitar las 5 estaciones.

·         En cada estación chicos de Forzza Girls y Forzza Rules serán los responsables de explicar la vida del santo, pueden usar su creatividad y hacerlo de manera divertida como una representación, una canción, marionetas, juegos, cartulinas, etc. Todo es posible, lo importante es lograr que los niños NET conozcan más sobre cada uno de los santos.

·         Descarga AQUÍ la vida de los santos.

Estación 1: Santa Bernardita

·         Su nombre es Bernardette Soubirous, nació el 7 de enero de 1844 en Lourdes, Francia.

·         Le gustaba mucho rezar el rosario y siempre llevaba uno con ella.

·         Al estar jugando en una Gruta, se le apareció la Virgen María y le dio algunos mensajes:

- Rezar para que las personas del mundo crean en Jesús y vivan sus enseñanzas.
- Construir un templo para que la gente lo visitará y fuera ahí en peregrinación.
- Rezar el Rosario.
- Ofrecer lo que nos cuesta por los que sufren.

·         La Virgen María le dijo: “Te prometo que te haré feliz, pero no en este mundo sino en el otro”.

·         Después de las apariciones, Santa Bernardita entró al convento de las hijas de la caridad.

Estación 2: Santa Rosa de Lima

·         Su nombre es Isabel Flores de Oliva y nació en Lima, Perú.

·         Santa Rosa de Lima fue una mujer extraordinaria porque toda su vida se esforzó por buscar la amistad de Jesús por encima de las cosas materiales.

·         Hacía muchos sacrificios y ofrecía lo que le costaba para ayudar a otras personas a llegar al cielo.

·         Entró al convento de las hermanas de Santo Domingo, como Santa Catalina de Siena.

·         Vivía en una cabaña en la huerta de su familia. Tenía muy pocas cosas y muy sencillas, pero era muy feliz.

·         Ayudaba en casa en el huerto y cosiendo para dar dinero a su familia.

·         Aunque unas personas la criticaban, muchas otras se acercaron más a Jesús al ver su ejemplo.

·         Antes de morir, estuvo muy enferma y ofrecía todo a Jesús y le pedía que la ayudará a llegar al cielo.

·         Es la primera santa de Latinoamérica.

Estación 3: Santa Teresita del Niño Jesús

·         Su nombre María Francisca Teresa Martín Guerin, nació en Alencon, Francia.

·         Es una mujer extraordinaria porque vivió con sencillez y con un gran amor a Jesús, buscando agradarle en todo lo que hacía.

·         Es patrona de las misiones.

·         El Papa Juan Pablo II la nombró doctora de la Iglesia.

·         Fue religiosa carmelita.

·         Dedicó su vida a la oración para consolar a Jesús por las ofensas que le hacemos y para pedir por los pecadores.

Estación 4: Santa Teresa de Ávila

·         Su nombre es Teresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada, nació en Ávila, España.

·         Fue una mujer extraordinaria porque siempre estuvo dispuesta a cumplir la voluntad de Dios.

·         Fue religiosa carmelita.

·         Jesús le pidió que fundará nuevos conventos donde las religiosas carmelitas vivieran mejor su amistad con Él, dedicarán más tiempo a la oración y vivieran de una manera sencilla.

·         Las religiosas de sus conventos se conocen como carmelitas descalzas.

·         Tenía un fuerte deseo de hacer lo que agrada a Jesús.

·         Dedicaba mucho tiempo a la oración, así hizo más fuerte su amistad con Jesús y pudo descubrir lo que Él le pedía.

·         Ella nos dejó un gran ejemplo de colaboración porque viendo la necesidad de que las y los religiosos de su tiempo, vivieran mejor su vocación, dedicó mucho esfuerzo a hacerlo.

Estación 5: San Tarsicio

·         Nació en Roma, Italia.

·         Fue un niño extraordinario porque siempre fue fiel al amor de Jesús.

·         Es el Santo Patrono de nuestro Club NET.

·         Vivió en una época en donde los cristianos no podían vivir su fe libremente, sino que eran perseguidos y maltratados.

·         Se ofreció para llevar a Jesús en la Eucaristía a unos cristianos que estaban presos. Fue atacado en el camino y defendió con su vida la santísima Eucaristía.

·         San Tarsicio es el Patrón de los Monaguillos y de los Niños de Adoración Nocturna.

·         Se le conoce como el mártir de la Eucaristía.

Todos los niños deberán visitar cada una de las estaciones, al finalizar el rally, pueden participar en el juego interactivo. Descarga el juego interactivo.

JESUS Y ZAQUEO

















MEDITACION PARA LC 19,1-10...

 1. A las puertas de Jerusalén.

La ciudad de Jericó, deliciosa villa en medio del desierto, a once kilómetros de río Jordán, con sus frescos manantiales y sus plantaciones de palmeras, está convulsionada. Jesús, el famoso profeta, ha llegado, y toda la ciudad se vuelca para verlo. Sólo para verlo... Está el pueblo, y están sus jefes espirituales, y los hombres piadosos.

Jesús entra en la ciudad y es bien recibido. Le rodean, acuden a él. Probablemente deseaban su visita y se honraban concediéndole hospitalidad. Era mucho lo que se hablaba de él y sienten curiosidad.

En este ambiente festivo, Lucas -único que lo narra- nos presenta un hecho sencillo, cargado de humildad y de alegría. A la fascinación que causan las riquezas, y que el evangelista expuso en el pasaje del joven rico (Lc 18,18-30 y par.), la conversión de Zaqueo presenta la otra cara.

Jericó, ciudad asentada muy por debajo del nivel del mar, permite acentuar el simbolismo de la "subida a Jerusalén" que Jesús está realizando.

2. "Jefe de publicanos y rico"

Zaqueo, que significa "el puro", "el justo", es presentado por Lucas con dos rasgos íntimamente unidos entre sí: es "jefe de publicanos y rico"; doble inconveniente para entrar en el reino. Tenía poder y dinero, cosas que casi siempre van juntas... Y muy mala fama. Es un hombre odiado por todos.

Los publicanos eran los que recaudaban los impuestos de Roma al pueblo de Israel. Las autoridades romanas admitían de éstos una cantidad alzada, y luego ellos podían resarcirse en los cobros que hacían a los ciudadanos judíos. Ello dejaba un margen de abuso manifiesto en los publicanos, por lo que eran aborrecidos por los judíos. Los jefes de recaudadores eran los que normalmente más robaban, pero sin enfrentarse directamente con los contribuyentes. Por eso y porque tenían mucho dinero, algunos lograban pasar por personas "honorables", lo que parece que no sucedía con Zaqueo, jefe sin escrúpulos de los publicanos de toda aquella zona de Jericó. Por eso era "rico". Es un hombre polarizado por el dinero, y la injusticia es el instrumento normal para alcanzar sus objetivos. Zaqueo "era bajo de estatura": un hombre de espíritu ruin, objeto de envidia y de resentimiento. Por eso se ha refugiado en la acumulación de riquezas, cualquiera que sea su precio y su riesgo. No ha podido crecer como hombre, y eso lo humilla ante sus propios ojos y los de los demás. Tendrá que subirse a un árbol para sentirse un poco más "grande" y poder ver a Jesús. Tendrá que caminar hacia su infancia.

Zaqueo tiene lo que envidia la mayoría -dinero-, pero que a él ya no le ilusiona porque vive insatisfecho de sí mismo y sin salida posible porque la sociedad lo ha condenado a la marginación, a la más espantosa soledad. Nadie se le acerca más que para pagar deudas y para mirarlo con odio.

Pero el amor de Dios vence todos los obstáculos cuando el hombre sabe reconocer su pecado. Un día, sin saber con claridad el cómo ni el porqué -así son las conversiones-, una mirada le traspasó el corazón, encontró a alguien que le amó y creyó en él.

Desafía el ridículo con tal de ver a Jesús. Realiza un gesto que le libera de todas las trabas sociales. Se desprende de las buenas formas y se encarama a un árbol. Como un niño: está ya en la condición ideal para ver a Jesús. Ha desafiado todos los comentarios de la multitud, sus burlas..., con tal de ver quién era el profeta del que tanto se hablaba.

El que quiera saber quién es Jesús tiene que "romper" con las normas de la sociedad, no dejarse arrastrar, iniciar y consumar una búsqueda personal. Un rico subido a un árbol para ver pasar a un pobre... ¿No indica ya un cambio de actitud? Dice san Agustín: "No me buscarías si no me hubieras encontrado ya". Al desear ver a Jesús, parece que Zaqueo lo había encontrado ya.

3. "Hoy tengo que alojarme en tu casa"

Todas las personas honorables, piadosas, patriotas... de Jericó han subido al encuentro de Jesús. Pero él se fijará en un hombre acurrucado en un árbol y se invitará a su casa para quedarse en ella. Ha descubierto en él algo que no veía en los demás. Es el encuentro de dos hombres que se estaban buscando desde hacía tiempo. Zaqueo buscaba a Jesús desde su mismo inconsciente, no con la mirada superficial de los curiosos, sino con esa mirada cargada de sentimientos, de preguntas, de búsquedas. Una mirada en la que estaba reflejada su vida, su aislamiento, el callejón sin salida en el que se había metido. Quería ver a Jesús, pero sin ser visto.

Jesús le estropea el espectáculo y le propone otro que no estaba en el programa. Todos los encuentros de Dios con los hombres se caracterizan por su afán de desinstalarlos. Zaqueo tiene que bajar del árbol: Jesús será su huésped, rompiendo todos los esquemas sociales y religiosos: comer y alojarse en casa de un pecador público. Zaqueo jamás se hubiera atrevido a formular tal invitación.

Jesús lo ha mirado con plena conciencia porque la conversión es un encuentro personal en el que cada interlocutor expresa todo lo que tiene dentro: miseria o misericordia, pecado o perdón. Zaqueo quizá vivía así porque nadie lo había tomado en serio, porque nadie lo había amado. ¿Cómo entrar en comunión con los demás sin amarles? Y ¿cómo amar sin sentirse amado?

El amor purifica la mirada, la hace limpia, penetrante. Se dice que es ciego, cuando la verdad es que es el único que ve perfectamente, ya que descubre cosas que se escapan a una mirada indiferente y superficial, el único que logra ver valores donde el que no ama sólo percibe defectos y fango.

El amor de Jesús va más allá de los pecados; se sumerge en la hondura humana y busca, descubre, despierta, urge todo lo que hay de intacto y de puro, incluso en los seres más perversos. Y es que en el hombre más abominable subsiste siempre un rincón de inocencia, sólo accesible al que vive esa inocencia. ¿No somos todos los seres humanos imagen y semejanza de Dios? Una imagen frecuentemente saboteada, corrompida... Pero una imagen a la que es necesario llegar si queremos ser hijos del Padre.

El amor de Jesús es creador. Llega hasta el fondo. No ama a los demás porque sean buenos, sino que los hace buenos porque los ama.

Es preciso que los cristianos seamos espejos, criaturas transparentes que poseamos a Dios, si queremos hacer de mediadores del encuentro de Dios con los hombres. Porque Dios se reconoce en Dios; Dios responde exclusivamente a Dios. Sólo Dios es capaz de "despertar" al Dios que duerme en el rincón más profundo de los hombres. En todo Zaqueo que encontremos en nuestro camino, Dios está esperando; un Dios que sólo responderá a la voz de Dios.

"El bajó en seguida y lo recibió muy contento". Es el contraste de la frialdad con que lo habían invitado algunos fariseos. Los dos se van juntos, en medio del escándalo general. También Zaqueo debe estar muy extrañado con lo sucedido.

¿Qué pasó después?, ¿de qué hablaron?, ¿qué más le dijo Jesús?... No lo sabemos, aunque sería muy interesante conocer una conversación que tuvo un final tan extraordinario. Es posible que dialogaran largamente, como había hecho con Nicodemo o con la samaritana y como hacía con sus discípulos. Es evidente que Zaqueo descubrió que las riquezas jamás le harían feliz y libre; aquel Jesús, que se había alojado en su casa, sí. Y fue consecuente.

La murmuración de los judíos no podía faltar al ver que se hospedaba en la casa de un pecador legal -así consideraba la ley a los publicanos- y moral -por sus abusos en el cobro de las tasas-. La multitud hubiera visto lógico que se hubiera dirigido primero a la sinagoga y después a la casa de uno de los principales jefes religiosos.

¿Por qué Jesús, escogía la casa del rico estafador y colaborador del enemigo? Sus paisanos no lo habrían tocado ni con pinzas -¿tampoco su dinero?-: estaba demasiado sucio por su dinero y sus relaciones sospechosas.

Jesús no teme provocar el escándalo y la crítica mordaz de los presentes cuando se trata de liberar-salvar a alguien, de ayudarle a que sea él mismo.

Jesús nos da ejemplo de gran madurez. Sabe lo que quiere y dice, humildemente, su verdad. Tiene una clara personalidad y no teme perderla en el trato con unos o con otros. Por eso sabe encontrarse con el adversario ideológico, con las personas preocupadas de los demás y con las de mal vivir..., pero sin dejar de ser él, sin perder su personalidad y sin ofender la dignidad de los demás. Afronta la crítica de los que se creen buenos y la risa de los que no aceptan su utopía, pero no cede. No vende su verdad al mejor postor, ni da culto a las apariencias, ni busca el camino fácil. Su accionar es limpio, transparente y desinteresado, porque su único interés es el bien y la libertad interior del hombre. No hay trueque de mercancías: sólo una oferta de su parte, porque quien actúa como Jesús sólo juega a perder. Y así salva al hombre.

Si hubiera venido a mi casa, ¿hubiera sido la casa de una persona justa, de una persona digna de hospedarlo? No sabemos aceptar a los demás como son; los queremos meter a la fuerza en nuestros esquemas. Y si no entran, peor para ellos. Tenemos que ser capaces de descubrir los valores que hay en muchas personas que viven al margen de nosotros.

4. La doble oferta de Zaqueo

El encuentro llegó a su punto culminante cuando Zaqueo se levantó y dijo: "Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más". Lo que Jesús acaba de hacer por él tiene prisa por hacerlo con los demás. Zaqueo está insatisfecho de su vida y muestra con estas palabras la verdad de su conversión. Ha descubierto que aceptar a Jesús implica un cambio de actitud y de conducta. Que no bastan los buenos deseos. Su oferta es doble: la primera es como una indemnización general, por no saber los destinatarios de muchos defraudados; la segunda, un acto de generosidad muy por encima de lo que la justicia exigía entonces. En efecto, la ley sólo exigía devolver lo defraudado más un quinto (Lev 5,24; Núm 5,7).

Zaqueo es otro enfermo que empieza a andar, otro niño pequeño que se pone de pie. Es un hombre nuevo que, decidido, cambia radicalmente el rumbo de su vida y todos sus esquemas, su modo de pensar, su sistema de valores, su relación con la gente... Ha descubierto que puede "elevar" su estatura. Ha tomado la mano que Jesús le ha tendido y quiere caminar por su mismo camino. Hasta ahora sólo sabía usar y abusar del prójimo; ahora está decidido a compartir su vida y sus bienes con los pobres. Ha aprendido a decir "nosotros". Comprende que tiene que darle la vuelta a todo; comprende que el "tener" le impide "ser".

La conversión de Zaqueo está cargada de realismo material y económico, porque la conversión de corazón no se limita a que cada individuo tenga una moral privada elevada. Una verdadera conversión de corazón debe traducirse en demostraciones patentes, debe tener efectos sociales y económicos. Porque la fe en Jesús no será nunca efectiva y real si no se traduce y se convierte en una fe inserta en la comunidad.

La acción de Zaqueo no sólo ha repercutido en él. Afecta de manera inmediata a todos los que viven en su casa, a toda su familia. Con su gesto ha dado a todos los suyos lo mejor que puede darles: el sentido de la justicia, la honradez, el amor... Aunque hayan sido económicamente perjudicados, Zaqueo les ha dejado la mejor de todas las herencias. ¿Qué fue de su negocio, de su puesto de trabajo? ¿En qué paró todo aquello? Los evangelistas no suelen narrar la historia completa y acabada de los personajes que salen en los evangelios. Lo que sí sabemos es que Zaqueo es un ejemplo para todos nosotros.

5. Buscar y salvar lo perdido

También Zaqueo, aunque degradado por los fraudes y los sucios negocios, era "hijo de Abrahán". Jesús no envidiaba las riquezas de Zaqueo; por eso no le tenía resentimiento ni odio, sino compasión. Y así había entrado en su casa sin doble intención: ni para volcar agresividad y rabia ni para pedirle dinero para sí y los suyos. Entró como hombre libre para expresar su verdad en toda su radicalidad. Le hizo descubrir la raíz de su soledad e insatisfacción, por qué lo odiaban... Finalmente, Jesús nos descubre su misión: "Buscar y salvar lo que estaba perdido".

 

(Aporte de Francisco Bartolomé González, Acercamiento a Jesús de Nazaret-3. Paulinas/Madrid 1985.Págs. 313-320)

 










ACTIVIDADES INTERACTIVAS PARA ZAQUEO DE LC 19,1-9...


BÚSQUEDA DE OBJETOS: La maestra esconderá dibujos y objetos relacionados a la historia de hoy en un área designada fuera del salón. Por ejemplo: un árbol, un hombre plástico pequeño, un grupo de personas, dinero de juguete, objetos usados en los desfiles, etc. Después de encontrar todos los objetos y dibujos, los traerán al salón y conversarán acerca de la lección de Zaqueo.

 

DIBUJO DE UN HOMBRE PEQUEÑO: Dibuje un "hombre pequeño" en la esquina inferior izquierda de una cartulina y la palabra PECADO en la esquina superior derecha en letras grandes. Deje que los niños escriban palabras relacionadas a nuestra historia de hoy, (como perdón, Zaqueo, desfile, árbol, engañar, Jesús, multitud, Jericó, restaurar, salvación, odio, etc.) en varios colores alrededor del dibujo y discuta las palabras PECADO y PERDÓN, pidiéndole ejemplos a los niños.

 

TABLA DEL PECADO Y DEL PERDÓN: En la pizarra o en una cartulina haga una tabla escribiendo PECADO en letras grandes y escribiendo debajo de pecado UN GRAN PROBLEMA con un marcador rojo. Al otro lado escriba PERDÓN y debajo UNA GRAN CONTESTACIÓN con un marcador rojo. Permita que los niños escriban o den ideas para escribir en la columna de PECADO y otras contestaciones bajo la columna del PERDÓN. Por ejemplo, maneras en que actuamos y desagradamos a Dios; la forma en que Dios nos perdona cuando confesamos nuestro pecado.

 

BÚSQUEDA DE HOJAS: De ser posible, permítale a los niños ir afuera y jugar en una pila o montón de hojas, La maestra puede esconder dos tarjetas en las hojas para que los niños la encuentran. Una de las tarjetas dirá PECADO y la otra PERDÓN. Deje que los niños hagan la búsqueda hasta que encuentren las tarjetas y luego tengan una discusión sobre las dos palabras encontradas. Si el tiempo lo permite, cada niño escogerá 2 hojas buenas para traer al salón. Pondrán cada hoja debajo de un papel blanco y luego colorearán sobre las hojas para que se note su silueta o forma. Luego escribirán PECADO en una y PERDÓN en la otra como una manera de recordar la lección de hoy. (Esta última parte se puede hacer independientemente de la primera).

 

EL JUEGO DE LA MEMORIA: La maestra puede tener pedazos cuadrados de cartulina con hojas iguales en la parte superior (esto es bien importante) y por detrás las palabras PECADO y PERDÓN. Cada par de palabras debe ser en colores iguales: 2 rojos, 2 azules, 2 verdes, etc.para poder jugar el juego de La memoria. En ese juego, cada persona levanta dos tarjetas. Si dicen PECADO y PERDÓN en el mismo color, saca esas dos tarjetas del juego. De lo contrario vuelve a ponerlas donde estaban y el siguiente niño vira dos tarjetas más a ver si hace el par. El juego termina cuando todas las tarjetas hallan sido pareadas.

PAGANDO LO QUE DEBE CON LAS MONEDAS: Dele 2 monedas a la mitad de la clase. La otra mitad de la clase puede PAGARLE el doble. Luego cambie los jugadores y PAGUEN 4 veces la deuda, como dice la historia. Compartan su opinión sobre Zaqueo, su confesión y perdón.

ÁRBOL ARTÍSTICO DE ZAQUEO: La maestra tendrá un árbol muy grande con ramas con espirales verdes en una cartulina. Los niños pueden divertirse escribiendo UNA palabra del versículo bíblico alrededor de cualquier espiral verde del árbol y escribir el versículo bíblico en el tronco del árbol. ¡Luego los niños apuntarán a las palabras en el árbol, diciéndolas en el orden correcto para aprenderse el versículo bíblico juntos! El primer niño en apuntar y recitar el versículo bíblico de memoria podrá dibujar un ZAQUEO PEQUEÑITO en el árbol.

PONIENDO A ZAQUEO EN EL ÁRBOL CON UN ALFILER: Dibujarán ramas en unas cuantas cartulinas pegadas. Usarán esponjas para añadir hojas pintándolas sobre las ramas. El juego es parecido al de ponerle el rabo al asno. Los niños tendrán que ser vendados antes de comenzar a jugar tratando de poner a Zaqueo en el árbol con un alfiler. No habrá ganadores, sino que los niños gozarán al ver a Zaqueo sentado. El árbol y sus hojas pueden dejarse en la pared por varias semanas, si así se desea.

EL ÁRBOL DE ZAQUEO HECHO CON LA MANO Y BRAZO: Provéale a los niños un pedazo largo de papel de construcción o de manila y permítales trazar el brazo y la mano abierta en el mismo. Pídales que pinten el brazo y la mano marrón y usen una almohadilla de tinta verde para ponerle hojas con sus dedos. La maestra le dará a cada niño un dibujo de Zaqueo sentado, o le pedirá que lo pinten y recorten, para que ellos peguen a ese pequeño hombre en una de las ramas del árbol (en su pulgar extendido).

zaqueo ...un hombre pequeño con un gran problema..dgo 31 .LC 19,1-10...


Un hombre pequeño con un gran problema

Tema: El perdón de Dios. Domingo 31- Año C

Objeto: Un periscopio. (Usted puede hacer uno.)

Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:9-10)

¿Has ido alguna vez a un desfile en el cual no pudieras ver debido a la personas que están al frente de ti? No es muy divertido el ir a un desfile en el cual no puedas ver las bandas musicales, las carrozas o los carros de bomberos con sus luces destellantes, ¿no es cierto? Cuando eso ocurre, un periscopio puede ser lo que tú necesitas. El periscopio tiene dos espejos dentro, permitiendo que puedas ver desde la parte de abajo del periscopio lo que está en la parte de arriba. Este instrumento permite el que puedas ver objetos altos y aún lo que está detrás de la esquina. Los periscopios son usados en los submarinos para que la tripulación pueda ver lo que está pasando sobre el agua. He visto personas usando periscopios en los desfiles y eventos deportivos cuando han tenido dificultad para ver por encima del público.

La historia bíblica de hoy es sobre un hombre que fue a un desfile, pero no podía ver por encima de la multitud. La atracción más importante del desfile era Jesús. Jesús se había convertido en una persona bastante famosa porque había hecho muchos milagros. Había resucitado a Lázaro y restaurado la vista a un hombre ciego llamado Bartimeo, así que cuando Jesús entró a la ciudad de Jericó, la atmósfera era muy parecida a la de un desfile del circo. Las personas se ponían a los lados de las calles esperando ver a Jesús. Uno de las personas en la multitud era un hombre muy bajito. Era tan bajito que no alcanzaba ver por encima de la muchedumbre. Probablemente sepas el nombre de este hombre, ¿No es cierto? Así es, era Zaqueo. Él no tenía un periscopio para ayudarle a ver por encima de la gente, pero en verdad quería ver a Jesús, así que se trepó en un árbol y esperó a que Jesús pasara.

Mientras Jesús caminaba por las calles de Jericó, vino al lugar donde se encontraba Zaqueo trepado en un árbol. Jesús se detuvo, miró hacia el árbol y dijo: "Zaqueo, baja en seguida. Tengo que quedarme en tu casa hoy."

¡Las personas que estaban alrededor se sorprendieron! ¿Sabes?, Zaqueo era una de las personas más odiadas en todo Jericó. ¿Por qué era odiado? ¡Porque Zaqueo era un hombre pequeño con un gran problema! ¡Él era un ladrón y un tramposo! Era el principal recaudador de impuestos de la ciudad y se había convertido en un hombre rico porque había estafado a la gente recogiendo más impuestos del que debían y quedándose con parte de el dinero. ¡Las personas no podían creer que Jesús fuera al hogar de un hombre como Zaqueo!

Zaqueo sabía que había engañado a las personas y cuando llegó con Jesús a su casa, le confesó a Jesús que estaba arrepentido de haberse comportado mal. Le dijo: "Ahora mismo voy a dar a los pobres la mitad de lo que tengo, y si en algo he defraudado a alguien, le devolveré cuatro veces la cantidad que sea." Debido a que Zaqueo estaba arrepentido por lo que había hecho y confesado su pecado, Jesús le perdonó y dijo: "Hoy ha llegado la salvación a esta casa." Sí, ¡Zaqueo era un hombre pequeño con un problema grande: el pecado! Pero conoció a Jesús y su vida fue transformada. No importa si eres bajito o alto; cuando te encuentres con Jesús, tu vida será transformada también.

Padre nuestro, el encontrarnos con Jesús es una experiencia que cambia y transforma nuestra vida. Gracias por tu amor y perdón. Amén.
PERISCOPIO

 

24 oct. 2013

LECTIO DIVINA PARA NIÑOS PARA EL 27 DE OCTUBRE DE 2013

LECTIO DIVINA PARA NIÑOS PARA EL 27 DE OCTUBRE DE 2013
WWW.OBLATOS.COM

ACTIVIDADES INTERACTIVAS PARA LC 18,9-14...

Escritura: Lucas 18:9-14

TARTA DE HUMILDAD: Dele a cada niño un plato de papel recortado en 8 pedazos con cada una de las letras H-U-M-I-L-D-A-D. Pídale que formen el plato para que la palabra HUMILDAD pueda leerse. Luego deberán buscar una palabra que empiece con cada letra que a la vez demuestra lo que es la humildad.

MARCO PARA CUADRO O DIBUJO DE HUMILDAD: Antes de llegar a la clase haga algunos marcos con palitos de manualidades asegurándose que están bien pegados. Los niños pintarán o decorarán su marco y harán un dibujo de sí mismo para poner en el marco. Pueden haber traído una foto suya de su casa o imprimir una. Pegarán el dibujo o foto en un pedazo de cartón o cartulina poniéndole en la parte inferior: "____________ (nombre del niño/a) desea ser humilde". Luego pegarán el dibujo al marco.

LA ROCA DE LA HUMILDAD: Deje que los niños decoren o pinten una roca y escriban "Deseo ser humilde" o "Humildad - Lucas 18:14". Pueden ponerla sobre su gavetero.

VELAS DE HUMILDAD: Parte de este proyecto tiene que hacerse de antemano. La maestra pondrá pega líquida, dejándola caer sobre el borde un un rollos de papel higiénico y lo dejará secar antes de llevarlo a la clase. En la clase, le pedirá a los niños que pinten suavemente sobre la pega para que luzca como la cera que cae de la vela. En la parte inferior la pegarán una pedacito de papel que diga: "Cuando soy humilde, brillo para Jesús". Dele a cada niño un pedazo de papel de construcción amarillo para pegar en la parte de adentro el borde superior, simulando una llama. Permítales llevárselo a su casa para que se acuerden de ser humildes.

JUEGO DE HOMBRES ORGULLOSOS vs HUMILDES: En un pedazo de cartulina, deje que los niños tracen o dibujen un "hombre de palito" de pié y con las manos hacia arriba. Este será el hombre orgulloso. Hagan otro dibujo similar pero con el "hombre de palito" arrodillado y las manos en oración, el cual representará al hombre humilde. Deje que cada niño levante una de las tarjetas para que otro niño actúe lo que enseña la tarjeta (pararse con las manos hacia arriba o arrodillarse con sus manos en oración). Ese segundo niño levantará una de sus tarjetas para que un tercer niño haga el gesto que indica la tarjeta. Seguirán demostrando sus tarjetas en orden mientras la maestra discute más acerca del orgullo y la humildad.

ARTE DE HUMILDAD: En un papel blanco o en un pedazo de cartulina, los niños pasarán con fuerza crayolas de diversos colores una encima de la otra. El último color a poner será el negro. Luego, cada niño, utilizando un palillo de dientes, escribirá HUMILDAD y todos los colores se verán en las letras haciendo una bella obra de arte.

SALTARÍN DE HUMILDAD: (La maestra tendrá dos paquetes de letras individuales que digan HUMILDAD.) Divida a los niños en dos equipos. Deje que los niños practiquen el saltar en una pierna por el área en que se hará el juego. Cada equipo enviará uno de sus jugadores para que salte hasta el otro lado del salón y traiga una letra para hacer la palabra HUMILDAD. Al llegar a la pared donde la van a pegar, el segundo jugador saldrá a buscar la segunda letra, etc. El equipo que logre traer todas las letras y pegarlas primero será el ganador. Como actividad secundaria, los niños pueden decorar las letras en colores brillantes y volverlas a pegar en la pared o en la puerta. 

REVOLÚ HUMILDE: (La maestra deberá haber hecho dos paquetes de cartelones con las letras individuales que digan HUMILDE o HUMILDAD de pendiendo del número de participantes en cada equipo. Los cartelones deberán tener cintas puestas para que los niños se las pongan por el cuello y la letra esté colgando sobre su pecho.) La maestra puede revolucionar cada equipo enviándolos por todo el salón, pero cuando ella diga la palabra (HUMILDAD o HUMILDE) cada equipo deberá ponerse en el orden adecuado.

El fariseo y el recaudador de impuestos… No te sobreestimes – DOMINGO 30. Año C

 Objecto: "La Tortuga Yertle" por Dr. Seuss.

 "Pues todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido" (Lucas18, 14b).

¿Has conocido a personas que piensan que son mucho mejores que todos los demás y que merecen ser tratados en forma especial? Dr. Seuss escribió una historia acerca de una tortuga que era así. Quizás hayas leído el cuento. Se titula "La tortuga Yertle."

Yertle era rey de un pequeño estanque en la isla de Sala-ma-Sond. Todas las tortugas del estanque tenían todo lo que necesitaban y se sentían muy contentos.  Se sentían muy contentos hasta que Yertle decidió que su reino era muy pequeño. "Soy el rey de todo lo que veo, pero no veo lo suficiente. Mi trono es muy bajito," se quejaba Tertle.

Así que Yertle levantó su pata y dió una orden. Le ordenó a nueve tortugas del estanque que se pusieran una encima de la espalda de otra para ellas fueran su trono y el mismo fuera más alto.  Se subió a su nuevo trono y vió que tenía una vista maravillosa.  Pero Yertle no estaba satisfecho.  "¡Tortugas, más tortugas!" gritó desde su trono lleno de orgullo y sintiéndose importante mientras las tortugas de todo el estanque se subían en la espalda de las otras que hacían su trono.

En la base de la columna se encontraba una tortuga simple y ordinaria llamada Mack. Se mantuvo luchando por aguantar el peso de todas las tortugas hasta que finalmente decidió que ya era demasiado. Esa tortuga simple llamada Mack hizo una acción muy ordinaria: ¡Eructó! Su eructo agitó el trono y Yertle se cayó en el fango. Ahora el gran Yertle es Rey del Fango.

Cuando piensas que eres mejor que los demás, muchas veces terminas sufriendo una gran caída, ¿no es así?

En la lección bíblica de hoy, Jesús nos narra una historia acerca de un hombre que pensó que era mejor que todos los demás. En la historia que Jesús contó, dos hombre fueron al templo a orar. Uno de los hombres era un fariseo, grupo religioso que obedecía la ley de Moisés en forma muy estricta. El fariseo de levantó y oró sobre sí mismo: "Oh Dios, te doy gracias porque no soy como otros hombres -ladrones, malhechores, adúlteros- ni mucho menos como ese recaudador de impuestos. Ayuno dos veces a la semana y doy la décima parte de todo lo que recibo."

El recaudador de impuestos, se había quedado a cierta distancia y ni siquiera se atrevía a alzar la vista al cielo mientras oraba: "¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!"

¿Cuál de estas dos oraciones crees que le agradó a Dios? Estás en lo correcto. La oración del recaudador de impuestos. Jesús dijo: "El recaudador de impuestos, no el fariseo, volvió a su casa justificado ante (aceptado por) Dios. Pues todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.»

Cuando somos tentados a hablar exageradamente bien de nosotros mismos, necesitamos recordarnos que otras personas no se impresionan con lo que decimos, ¡Y que Dios tampoco!

Amado Padre, oramos para que nos ayudes a mantenernos humildes para que no pensemos de nosotros mismos más alto de lo que debemos. En el nombre de Jesús oramos. Amén.