29 may. 2014

Ascencion- ciclo A- Estamos en el mundo, pero no somos del mundo.

Tema: Vivimos en el mundo, pero somos llamados a estar separados del mundo.

Objetos: Una botella transparente con su tapa, agua, aceite vegetal y color vegetal (food coloring). Llenar una tercera parte (1/3) de la botella de agua y echarle color hasta que el agua sea visible fácilmente. Añadirle aceite vegetal hasta que la botella esté llena dos terceras partes (2/3). El aceite flotará en el agua, pero cuando se mueva vigorosamente la botella, el aceite y el agua aparentarán estar unidas, ser una. Si se deja quieto por un período de 30 segundos aproximadamente, se separarán nuevamente.

Escritura: "No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo" (Juan 17:16 y 18 NVI).

En esta botella tengo dos cosas. ¿Pueden adivinar que son? Agua con color y aceite. Cuando miramos la botella con aceite y agua, la primera cosa que notamos es que se mantienen separadas el agua y el aceite. Pero miren lo que sucede cuando agito la botella. (Agítela). El agua y el aceite parecinen ser uno, se unen.

Pero en realidad, ¿se habrán convertido una sola cosa el aceite y el agua? Dejemos esta botella aquí un ratito para ver que sucede. ¡Miren! ¡El agua y el aceite se han separado otra vez! Eso nos demuestra que aún cuando se habían mezclado al agitarse realmente nunca llegaron a ser una sola cosa.

Esta botella es una buena demostración de cómo Jesús desea que seamos en este mundo en el cual vivimos.

Antes de morir, Jesús oró por sus discípulos. Oró que mientras vivieran en este mundo, no fueran parte de él, (no fueran uno con él). Él deseaba que ellos le dieran al mundo de los dones que Él les había dado, como el agua le dio color al aceite, pero Jesús no deseaba que sus discípulos se "mancharan" con el mundo. Él quería que ellos se mantuvieran siendo la persona que Dios había hecho. Quería que supieran de su amor y compartieran ese amor con otros.

Esta oración es para nosotros también. Nosotros debemos vivir en este mundo, pero Jesús nos ha llamado a estar separados. Así como esta agua con color está separada del aceite, Jesús desea que estemos separados del mundo.

Querido Padre, ayúdanos, mientras vivimos en este mundo, a ser fiel a la llamado de estar separados del mundo. En el nombre de Jesús oramos.

Adaptado de un sermón del Rev. Richard J. Fairchild
Sermons & Sermon Lectionary Resources
Usado con permiso. 
MONITORÍA MUNDIAL: Deje que los niños observen un globo terráqueo (puede ser un mapa mundial). Dígales que les nombrará un lugar y ellos (en forma individual o grupal) tendrán que buscar dónde está localizado en el globo o mapa. Indíqueles que hay cristianos alrededor del mundo y lo importante que es estar en el mundo pero no ser de él. Tenga disponibles etiquetas engomadas pequeñas para indicar los países nombrados por la maestra. (Si usa un mapa, puede ponerle un papel transparente para que la etiqueta no se peque al mapa y pueda ser usado en otra clase más adelante.)
BOTELLAS DE AGUA: Déle a cada niño una botella pequeña y añádanle color al agua y al aceite. Permítale a los niños llevarse las botellas a su casa para compartir la historia bíblica de hoy. Infórmeles que si la ponen sobre su gavetero, les recordará el no ser de este mundo aunque estén en él. Se les puede dar el versículo bíblico de hoy, en un papel pequeño, para pegar en la botella, permitiendo que se vea lo que hay dentro.
BÚSQUEDA MUNDIAL: La maestra puede esconder pedazos de papel con palabras de la lección que resuman de la historia de hoy. (También puede ser la oración que se encuentra al final de la lección.) Los niños buscarán los papeles y trabajarán para poner la oración o el resumen de la lección en orden y pegarla en un papel de construcción o en una cartulina. Luego la leerán juntos.
NOMBRES “EN EL MUNDO”: Deje que los niños vayan a la pizarra, alrededor del salón o a la mesa donde encontrarán papeles. En ellos tendrán que hacer un círculo el cual pueden diseñarlo como nuestro planeta. NO tiene que tener los continentes como los conocemos, sino demostrar la idea del planeta. Lo deberán colorear levemente, de forma tal que puedan añadir algo que ellos desearían que ocurriera en el mundo y pueda leerse. Luego escribirán sus nombres en el círculo.
AFICHE DE MUNDO Y CRUCES: Permítale a los niños (o la maestra lo hará antes de que comience la clase) un círculo grande representando al mundo en una cartulina. Colorearán el mundo dependiendo del tiempo que tenga y les dará una cruz hecha en papel para que los niños escriban sus nombres y lo peguen en el afiche. Infórmele a los niños que hay niños y adultos alrededor del mundo que están en en mundo pero que no son parte del mundo.
MARCADORES DE LIBROS: Déle a los niños materiales para recortar un marcador de libros en el cual escribirán ESTARÉ EN EL MUNDO PERO NO SOY DEL MUNDO. Le dibujarán una Biblia, cruces, corazones, un globo terráqueo al marcador. Si desea puede darle una cinta para pegarle en el borde del marcador.
MARCHA MUNDIAL: Deje que los niños marchen alrededor del área que la maestra haya designado como el mundo. Si puede tener letreros con nombres y fotos de diversos lugares del mundo, mucho mejor. La maestra y los niños pueden ir visitando los diferentes lugares en los cuales se les recordará que hay personas en dichos países o ciudades que viven en el mundo que pero que no son parte del mundo. Tal vez puedan recordar personas cristianas (familiares quizás) que vivan en dichos sitios. Compartan historias de esas personas estando sentados en un círculo frente al letrero.

MUNDO HECHO DE CÁSCARAS DE HUEVO: Pueden usar tintes para colorear cáscaras de huevo antes de la clase. Las cáscaras tienen que estar secas, así que este es un proyecto que tiene que comenzarse en la semana. Deje que los niños hagan un círculo en un pedazo de cartulina. Le pondrán como título EN EL MUNDO PERO NO DEL MUNDO. Luego pegarán los pedazos de cáscaras de huevos para hacer el diseño del mundo.

25 may. 2014

EL AMOR DEL DISCIPULO DE JESUS DEBE SER.... “DAR FRUTOS DE AMOR”


RECURSO

Podemos comenzar con un juego que consiste en decir con agilidad, rapidez, cuáles son los frutos de las palabras que les vamos diciendo a los chicos.

Utilizaremos no sólo plantas sino también profesiones, u otras realidades que se les ocurran, o sean propias de la comunidad.
Por ej: limonero - limón,
albañil - casa, 
madera - mueble…. etc.

En un segundo momento o si se quiere obviar el primero, puede presentarse una planta con sus frutos. Conversaremos con los chicos inventando la posible historia de esta planta, que imaginen la relación con los frutos, la alegría que significa renovar su vida y prolongarse a través de los frutos. Podemos llegar a la conclusión que vemos y conocemos al árbol, o la planta, por sus frutos.


SUGERENCIAS PARA LA PREDICACIÓN

+ Hoy en el evangelio se nos muestra cómo tiene que ser el amor del discípulo hacia Jesús.

+ Por los “frutos los conocerán”, no hay otro modo de conocer al amor si no es echando una mirada a sus frutos los cuales a su vez hacen crecer el amor.

+ No hay otro modo de conocer al discípulo sino es a través de sus frutos, de su manera de vivir, de pensar, de hacer las cosas.

+ Dialogar con los chicos sobre los ejemplos que han puesto hace un rato en el juego: limonero- limón, albañil-casa,  madera-mueble, etc.

+ Así como la planta se juega todo lo que es en sus frutos, así Jesús se jugó todo entero y se nos dio para que fuéramos discípulos que den buen fruto.

+ Creer en Jesús es amarlo… si me aman guardarán mis mandamientos

+ Y para poder hacerlo sin miedo y con mucha fuerza Jesús nos adelanta que pronto nos dejará su presencia para que viva en nosotros, su Espíritu Santo, que nos hace hijos de Dios.

www.vicarianiños.org.ar
 


"AMA A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS Y A TU PROJIMO COMO A TI MISMO "
















22 may. 2014

La importancia de escuchar a jesus,"Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos.

                                                                                             

Agregar leyenda

Escritura: "Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre: el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes" (Juan 14:15-17 - NVI).

Un tiempo atrás, antes de que ustedes nacieran, los teatros o cines frecuentemente proyectaban, los sábados en la tarde, una película para niños.  Todas las semanas los niños iban al cine y gozaban de una película.  Algunas de las más populares eran las del oeste en las cuales salían vaqueros como Roy Rogers (enseñe la fotografía de Roy Rogers).  Todas las semanas, en el momento en que el héroe estaba en una situación muy peligrosa y parecía que iba a salir mal de la situación y posiblemente morir, la película paraba y en la pantalla salían parpadiando las letras de la palabra "Continuará". ¡Oh, no! Ahora los niños tendrían que esperar hasta el siguiente sábado para saber si el héroe saldría libre de la situación en que se encontraba. El siguiente sábado, el película iba sobre algunas de las escenas que se habían proyectado el sábado anterior para que si alguien no había podido ver la película, por lo menos supiera lo que había ocurrido.

La lección bíblica de esta semana se parece un poco a esas películas de los sábados.  En realidad es la continuación de la lección de la semana pasada. En caso de que algunos de ustedes se la hayan perdido, déjenme explicarle lo que ocurrió.  Jesús estaba tratando de consolar a sus amigos. Él sabía que pronto regresaría al cielo y sus discípulos se quedarían solos. "No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté."  Los discípulos no entendieron totalmente lo que Jesús decía, así que  en la lección de esta semana, Jesús continua: "Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre."  El Consolador del cual Jesús estaba hablando es el Espíritu Santo. Jesús le pidió al Padre y él envió su Espíritu Santo a vivir en nosotros y ayudarnos a seguir a Jesús y obedecer sus enseñanzas.

¿Saben?, cuando tratamos de explicar cómo el Espíritu Santo no guía día a día, muchas personas no pueden entenderlo.  Jesús dijo: "El mundo no puede aceptarlo porque no lo ve ni lo conoce." ¿Saben lo que pueden ver?  Ellos pueden ver cómo tú y yo tratamos a otras personas. Pueden ver cuando somos generososos, amorosos, solidarios, serviciales y bondadosos.  He oído decir: "Tú eres el único sermón que algunas personas jamás oirán."  Eso es lo que tenemos que recordar, nosotros somos el sermón, el único sermón que algunas personas oirán.

Jesús dijo:"Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos".  ¿Qué dijo Jesús que teníamos que hacer?  Él dijo: "Ámense los unos a los otros como yo los he amado".  Entonces le pidió al Padre que enviara al Espíritu Santo para ayudarnos.  Cuando otros vean cómo el conocer a Jesús ha cambiado la forma en que tratamos a otras personas, entonces ellos desearán conocerlo también.

Padre, ayúdanos a seguirte y a obedecer mientras el Espíritu Santo nos guia diariamente.  En el nombre de Jesús oramos. Amén.

SERMÓN CON ZAPATOS: Deje que los niños dibujen o tracen los pies de otro niño y pídale que lo recorten. Escriba en los pies - ¡SOY UN SERMÓN CON ZAPATOS! Estos pies pueden pegarse a otro pedazo de papel para exhibirlos o pueden ser pegados con cinta adhesiva a la espalda del niño mientras está en la iglesia.
PIE DE SERMÓN EN LA PARED: La maestra tendrá una número considerable de pies recortados. En ellos habrá escrito palabras que rimen. Mezcle los pies recortados y haga que, en orden, los niños escojan un pie y luego encuentren el otro que tenga una palabra que rime. Cuando la encuentren, pegarán ambos pies en la pared de manera que luzca como si estuvieran caminando. Ejemplos de palabras pueden ser CAMINA/EXAMINA; ORACIÓN/ACEPTACIÓN; PREDICA/DEDICA; VIVE/SOBREVIVE, es decir, un pie irá más afrente que el otro. Tal vez puedan discutir lo que quiere decir el par de pies (mientras caminas con Dios, debes examinar tu corazón para estar seguro que no estás pecando; mientras oras recuerda que una de las formas de ser el sermón es aceptando a otros; al predicar o contar una historia de Jesús, dedica tiempo para contestar preguntas que la persona pueda tener; si vives teniendo a Jesús en tu corazón, no hay duda que sobrevivirás o sobrepondrás cualquier problema que tengas pues él estará contigo y te ayudará.
PIES QUE SIGUEN: Pídale a los niños que se quiten los zapatos (si son pequeños la maestra o ayudante puede ayudarles) y hacer un camino con ellos el cual tengan algunos obstáculos para hacerlo más divertido. Cuando lleguen al final buscarán sus zapatos y luego se sentarán en un círculo para hablar sobre el tema de seguir a Jesús y obedecerle.
MONTAÑA DE ZAPATOS: Puede pedirle a los niños que se quiten los zapatos y hagan una montaña con ellos. Se pondrá una silla a cada lado de la montaña. Harán un relevo de zapatos separando los niños en dos equipos. Cada niño de un equipo correrá a la montaña, buscará sus zapatos, se sentará en la silla y se pondrá sus zapatos antes de regresar a su equipo para que otro de su equipo pueda hacer lo mismo. Cuando todos hayan terminado pueden discutir las maneras en que puedan ser un SERMÓN CON ZAPATOS y cómo pueden demostrar que siguen al Señor.
BÚSQUEDA DEL VERSÍCULO BÍBLICO EN EL ZAPATO: La maestra esconderá varios zapatos con palabras del versículo bíblico alrededor de un área designada. Cuando los niños encuentren el zapato, deberán buscar la palabra del versículo bíblico que se encuentra dentro del zapato y luego dársela a la maestra. Al final la maestra las pondrá sobre la mesa y los niños tendrán que ponerlas en orden pegándolas con cinta adhesiva en una cartulina, o dibujo, en forma de zapato que habrá en la pizarra.
AFICHE DE PALABRAS DEL SERMÓN: Deje que los niños decoren un pedazo de papel de construcción recortado en forma de zapato con las palabras SEA UN SERMÓN CON ZAPATOS. Los niños, utilizando marcadores o crayolas, escribirán palabras en letras más pequeñas que indiquen cómo, o qué cosas, tienen que hacer para ser un sermón ante otros. Algunas sugerencias son: generosos, amorosos, serviciales, buenos ayudantes, bondadosos, teniendo confianza en Jesús, compartiendo a Jesús con otros.
SIGUIENDO AL LÍDER: Los niños practicarán el juego de seguir al líder haciendo movimientos grandes primeramente y luego movimientos más pequeños. Se le recordará a los niños que tienen que prestar mucha atención al líder para ver lo que hace y poderlo hacer también. Después que todos hayan sido “líder”, siéntense y discutan la razón por la cual seguimos a NUESTRO LÍDER, JESÚS.

DELICIAS DE LA MAESTRA: (1) La maestra puede decidir llevar a los niños en una excursión corta. Los niños deberán seguirla donde vaya y al final recibirán una galletita o dulce. (2) La maestra puede tener una búsqueda de galletas o dulces mientras los niños tendrán que escuchar con mucho cuidado las instrucciones que la maestra dé para poder llegar a ellas. (3) Si hay tiempo, la maestra puede decidir dar la primera instrucción verbalmente y cuando los niños lleguen al lugar tendrán la segunda instrucción, escrita esta vez, que los llevará a un tercer lugar el cual le dará la información de dónde está el tesoro de la merienda. Puede tener cuantas instrucciones desee, pero asegúrese que hay meriendas para todos. Esto puede ser la base de una discusión acerca de seguir a Jesús todos los días y recibir las bendiciones que él da a todos los que obedecen.

8 may. 2014

Tema: Las ovejas conocen la voz del pastor - Cuarto Domingo de Resurrección, Año A


Objeto: Un dibujo o foto de un niño jugando con un perro.

Escritura: "El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las saca del redil. Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz. Pero a un desconocido jamás lo siguen; más bien, huyen de él porque no reconocen voces extrañas" (Juan 10:3-5 - NVI). 

¿Cuántos de ustedes tienen un perro? Si tienes un perro, probablemente pases mucho tiempo con él.  Puedes jugar con tu perro y tal vez le tires una bola o un palo lejos de él para que lo busque y te lo traiga.  Si amas a tu perro, le darás comida y lo cuidarás y llegarán a estar muy unidos.  Cuando estés a la escuela, tu perro se sentirá muy triste, especialmente si tiene que estar sólo todo el día y no tiene con quien jugar, ¿no es así?  Si eres como la mayoría de los chicos, cuando llegas de la escuela a tu casa, unas de las primeras cosas que harás será ir al patio y llamar a tu perro.  Tan pronto como él oye tu voz, viene corriendo, ¿no es así?

¿Qué crees que pasará si un extraño abre la puerta y llama a tu perro?  ¿Crees que tu perro iría corriendo a donde está el extraño?  ¡De ninguna manera!  Puede ser que ladre y hasta le enseñe los dientes.  Un perro conoce la voz de su amo y hará sólo lo que él le indique.

En la lección bíblica de hoy, Jesús dice que lo mismo ocurre con las ovejas y su pastor.  Dice Jesús que el pastor irá delante de sus ovejas y las ovejas le seguirán porque conocen su voz.  Jesús continúa diciendo que las ovejas nunca seguirán a un extraño porque no reconocen su voz, de hecho, Jesús dice que ¡se alejarán corriendo al ver al extraño!

Jesús desea que entendamos que él es el pastor y nosotros somos sus ovejas.  Si Jesús es nuestro Maestro, conoceremos su voz y haremos lo que desee que hagamos. Algunas veces, otras personas tratarán de que hagamos algo que no debemos hacer.  Si Jesús es nuestro Maestro, no escucharemos esa voz. En ocasiones Satanás trata de que hagamos algo que no debemos hacer.  Si Jesús es nuestro Maestro, no prestaremos atención a la voz de Satanás.

El pastor siempre desea lo que es mejor para sus ovejas.  Él las lleva a pastos verdes donde encuentran mucho que comer.  Las dirige hacia donde hay agua fresca para que tengan suficiente para tomar.  Las dirige a un lugar donde estarán protegidas de cualquier tormenta que ocurra.  Jesús desea lo mejor para nosotros.  Él dice que vino para que tengamos vida y para que la tengamos en abundancia.  La tendremos si escuchamos su voz y le sigamos a él.

Padre, de damos gracias por Jesús, el Buen Pastor, que vino a darnos vida para que la tengamos en abundancia.  Ayúdanos a escuchar su voz y a seguirlo.  En el nombre de Jesus oramos.  Amén. 

ACTIVIDADES INTERACTIVAS PARA HACER EN GRUPO:



JUEGA AL ESCONDITE CON LAS OVEJAS PERDIDAS: La maestra u otro líder hará de pastor y buscarán a todas las ovejas que están escondidas.
LA VOZ DEL PASTOR: Pídale a los niños que se sienten haciendo un círculo. A uno de los niños se le vendará los ojos y representará al pastor. El maestro apuntará a uno de los otros niños para que hagan el balar de la oveja (baa baa). El “pastor” escuchará y tratará de adivinar que niño hizo el sonido de las ovejas.

JUEGO DE LAS OVEJAS QUE SE CAEN: Las ovejas frecuentemente se caen y necesitan del pastor para que las ayude a levantar. Pueden escoger un niño como pastor para que encuentre a las ovejas que se han caído y están regadas por todo el lugar. Cuando la maestra toque un silbato, un nuevo pastor será escogido, el cual continuará ayudando a las ovejas que se han caído. Las ovejas que estaban “caídas” para el primer pastor, pueden “caerse” nuevamente para los otros pastores.
MANTENIENDO ALEJADAS A LAS OVEJAS: Los niños, pretendiendo ser las ovejas, harán una fila. Otro niño, representando al pastor, estará parado al lado opuesto. Entre ellos estará otro niño haciendo de “lobo”. El pastor llamará algunas de sus ovejas por su nombre las cuales tratarán de llegar al pastor mientras el “lobo” trata de cogerlas. Asegúrese de que las ovejas balan mientras corren hacia el pastor. Si el “lobo” las toca, las ovejas se tirarán un rato a dormir en el piso.

DRAMITA DE LAS OVEJAS: Los niños pueden dramatizar la historia de hoy en un pastizal, con una palangana con agua y un área donde puedan cubrirse (tal vez una mesa con una sábana). Deje que los niños participen siendo ovejas, lobo y pastor, rotándose cada cierto tiempo.

LLAMANDO LAS OVEJAS: Durante la lección de hoy, el maestro/pastor llamará a uno de los niños como OVEJITA MARÍA, etc…y la ovejita dirá BAA BAA tan fuerte como pueda. Continúe con la lección y llame a cada uno de los niños de igual manera. Otra opción podría ser el que los niños digan BAA BAA cada vez que oigan la palabra OVEJA/OVEJITA mientras escuchan la historia de hoy.

OVEJAS CON VERSÍCULO BÍBLICO: Tengan patrones de ovejas recortadas y distribuídas en un área designada para que, después de haber comenzado la clase, los niños las busquen . Cada oveja tendrá escrita una o más palabras del versículo de hoy. Los niños tendrán que organizarlas para que se lea el versículo completo.

OVEJAS DE ALGODÓN: Si la clase es pequeña, la maestra puede tener una cartulina en la forma de una oveja en el piso, o dos de ovejas, si la clase es grande. Según los niños vayan llegando, serán animados para que peguen bolitas de algodón y así completar la oveja para la lección de hoy.


APORTES PARA LA CELEBRACIÓN- 4to Domingo de Pascua Ciclo A “UNA PUERTA LLAMADA JESÚS”

RECURSO 



Seguimos trabajando en este tiempo como eje del recurso, el Antes de la Pascua y el Después de la Pascua. De este modo trataremos de visualizar la novedad que ofrece la Resurrección de Jesús. El Antes de este domingo lo podemos marcar por aquellos que quieren entrar al corral por un lugar que no es el correcto, son los que no pertenecen al rebaño.
El Después viene marcado por los que entran por la puerta, que es Jesús.

Como recurso podemos tener preparada una puerta de cartón con un cartel que diga “Reino de Dios”. A modo de propaganda pegaremos carteles más pequeños que expliciten alguna característica del Reino.
Distintos personajes querrán entrar usando medios o modos no adecuados.
Por ej. Uno que viene recomendado… otro que trae un regalo para el que está en la puerta… otro que quiere comprar la entrada…  otro que trae un certificado de buena conducta… uno que se quiere colar… y otro que viene patoteando con violencia.
El que se encuentra cuidando la puerta manda a cada uno de los que se fue acercando a otro lado, diciendo que así no se puede entrar por esta puerta a este lugar.
Todos los que se quedaron fuera preguntan: ¿Qué tenemos que hacer para entrar? En ese momento el cartel que dice “Reino de Dios” se da vuelta y aparece la palabra Cristo.
Otra posibilidad en la misma línea es armar un detector similar al que está en los aeropuertos o comercios, y sólo con mímica hacer que todos vayan pasando. Cuando lo hacen suena una chicharra y cuando pasa el último no suena. Al estar ya del otro lado saca un corazón que dice Cristo.


SUGERENCIAS PARA LA PREDICACIÓN

+ Recordamos el recurso:

+ Retomamos las imágenes que presenta el Evangelio. Sobre todo la del pastor, el corral y la puerta.

+ Jesús como “Buen Pastor” es la puerta que no permite entrar al reino de Dios, es la única puerta verdadera por la que podemos unirnos íntimamente con Dios, entrar en comunión con Él.

+ Dios quiere que todos los hombres alcancen la salvación; sean felices en la tierra y vivan para siempre junto a Dios. Por eso Dios quiere reunir a todos los hombres para que formen un solo rebaño, quiere reunir a todos los que están lejos y desparramados. Y Jesús es la puerta por la que es preciso entrar, es la puerta porque nos muestra y nos abre el camino.

+ Y podemos encontrar esta puerta cuando nos dejamos guiar por LA PALABRA.

+ Y tenemos la fuerza para atravesar la puerta cuando nuestro corazón SE ALIMENTA del mismo Jesús.

+ Y reconocemos la puerta entre muchas puertas porque el oído se acostumbró a escuchar la voz de Jesús y la reconoce.

 www.vicarianiños.org.ar

NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

Fiesta: 13 de mayo 2014



Mientras Europa vivía la Primera Guerra Mundial, el 13 de mayo de 1917, la Santísima Virgen María se apareció en Fátima (Portugal) a tres pastorcitos: a Lucía Dos Santos, de 10 años, y a sus primos Francisco y Jacinta Marto, de 9 y 6 años respectivamente.
Sucedió que al mediodía los tres niños vieron cómo se encendía un relámpago de la nada y una señora bellísima se apareció. Los exhortó a la oración, especialmente del rosario, con el fin de apresurar el final de la guerra y para la conversión de los pecadores del mundo entero.
La señora se apareció otras cinco veces ese año, y los tres pastorcitos regresaron cada 13 al lugar de la aparición, una localidad llamada Cova de Iria, para hablar con la bella señora, mientras una multitud de fieles, cada vez mayor, los acompañaba al lugar.
Las autoridades civiles y religiosas intervinieron interrogando a los tres niños y encerrándolos en la cárcel para asustarlos y obligarlos a decir la verdad. Pero eso no detuvo el flujo de los peregrinos, y por ello fueron liberados.
En el mes de octubre del mismo año, durante su última aparición, la señora se reveló como la Virgen del Rosario, recomendando la oración y la penitencia.
Las apariciones fueron acompañadas de fenómenos meteorológicos, tales como, la danza del sol, que fueron atestiguados por miles de fieles.
En el tiempo en que sucedieron las apariciones, la Virgen, según testimonio de los videntes, realizó varias profecías y recomendaciones y entregó a Lucía tres mensajes conocidos como los tres secretos de Fátima.

En 1930 la Iglesia reconoció y autorizó el culto a la Virgen de Fátima.

http://4.bp.blogspot.com/-0RY9_l_u3Zw/TpWcvaH7BfI/AAAAAAAAAFs/1jwkkXsUJqM/s1600/dibujosparacatequesis2.jpg

Dibujos para catequesis