Mostrando entradas con la etiqueta NAVIDAD. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta NAVIDAD. Mostrar todas las entradas

13 dic. 2017

Cuento: La mantilla para el niño Dios


"Hace mucho, mucho tiempo, la Virgen María se estaba preparando para Navidad. Y había llegado el tiempo de que empezara a tejer la mantilla para el Niño Dios que nacería muy pronto. Se fue caminando entre las estrellas y ellas le dieron hilos radiantes de cristal para la mantilla del Niño. La luna le dio hilos de plata. El sol le dio brillantes hilos de oro. Y así la Virgen María juntó todos los hermosos hilos y empezó a tejerlos juntos. Pero !ah! los hilos se deslizaban y se separaban todo el tiempo y ella no podía tejerlos juntos. Continuó su camino e iba buscando y buscando.
"!Ah, queridas piedras!", dijo la Virgen María, "vosotras que sois tan fuertes y firmes, ¿podéis ayudarme a tejer todos los hilos y convertirlos en una mantilla para el Niño Jesús?"
"No, madre María, nosotras señalaremos tu camino hacia el establo y haremos un suelo fuerte y firme para tus pasos, pero no te podemos ayudar a tejer los hilos".
"!Ah, queridas plantas!", dijo la Virgen María, "vosotras que sois tan hermosas y verdes, y alguna de vosotras sigue siendo verde durante todo el invierno, ¿podéis ayudarme a tejer todos los hilos y convertirlos en una mantilla para el Niño Jesús?"
"No, madre María, nosotras te haremos un jardín donde crezca la flor de nochebuena, los lirios y las rosas de Navidad, pero no podemos ayudarte a tejer los hilos".
"!Ah, queridos animales!", dijo la Virgen María, "vosotros que sois tan ágiles y alegres, ¿podéis ayudarme a tejer todos los hilos y convertirlos en una mantilla para el Niño Jesús?"
"No, madre María, nuestro hermano el burrito te ayudará y te cargará durante tu largo viaje, pero no podemos ayudarte a tejer los hilos".
La Virgen ya no sabía adonde ir a pedir ayuda, pero entonces vino un Ángel hacia ella y muy suave le dijo:
"Madre María, tienes que pedir a los niños amor de sus corazones y cuando los niños de la Tierra te envíen su amor, entonces podrás tejer la mantilla del Niño Jesús".
Y eso fue lo que sucedió. Y desde entonces, cada año en la época de Adviento, viene ese Ángel y nos trae luz en la oscuridad, y cada niño puede tomar  esa luz. Y con ella, su amor podrá llegar a la Virgen María para que pueda tejer la mantilla del Niño Dios."


Cuentos para tiempo de Adviento y Navidad









Hacia el primer Domingo de Adviento, empieza a  brillar la luz, la luz de la Navidad …Es una luz exterior, imagen de la que sentimos interiormente…la representaremos a través de las velas, estrellitas de papel dorado, decoraciones y trabajos navideños. Y siempre podemos observar que en los niños, en sus gestos y en sus ojos nace una profunda VENERACIÓN y RESPETO, que es la capacidad psíquica que más pueden desarrollar en esta época del año.
 PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO
El ÁNGEL AZUL 
¿Y Cómo sabemos que va a llegar la Navidad?
 … y Sabemos que va a llegar la Navidad porque aunque ... No la podemos ver con los ojos, porque todas los días y las noches pasan como siempre y las personas  venimos y nos ocupamos de las cosas como todos los días ...no la podemos ver con los ojos a la Navidad .
Y tampoco la podemos escuchar  a la Navidad con las orejas, porque siguen sonando los mismos sonidos, de todos los días, los que hay alrededor nuestro, los autos que pasan, ¿ qué sonidos estas escuchando vos ahí? , ¿Escuchas a la Navidad ? …no la podemos escuchar …!!! Y tampoco la podemos oler la Navidad , ¿la podemos oler a la navidad? Y tampoco la podemos tocar a la Navidad …¡me parece que no !...yo no la puedo tocar ! y la podemos probar  a la Navidad y ver que gusto tiene la Navidad ?…pero este día domingo  podemos empezar a prepararnos para recibir  la Navidad porque …¿ a que no sabes que pasa ? este día …aunque no podamos ver la navidad con los ojos , ni escucharla con las orejas ,ni gustar con la lengua , ni olerla con la nariz ni tocar con las manos , este día pasa algo muy importante pero muy importante …que si cerramos los ojos y nos conectamos  con lo que te voy a contar ,  lo vamos a poder  sentir con el corazón …Porque este día, que es este domingo y todos los días que siguen…baja un gran ángel, inmenso, del cielo para invitar a los habitantes de la tierra a preparar la Navidad. Un ángel que Está vestido con un gran manto azul, un Ángel tejido de silencio y de paz.
Muchas personas no se dan cuenta de la presencia de este ángel porque están muy ocupadas en otras cosas, pero el ángel canta con una voz profunda y sólo aquellas personas y los niños y las niñas que tienen un corazón muy atento pueden escucharlo.
Y el Ángel dice unas palabras parecidas a estas:
 “El cielo viene sobre la tierra, Dios viene a habitar el corazón de las niñas y de los niños, préstenle atención! Ábranle la puerta!”.
Porque así es como este ángel   pasa y habla a todos los seres humanos y a todos los que lo escuchan y saben que está pasando y se comienzan a preparar para la Navidad, cantando algunas canciones y encendiendo velas…
y esta es la manera de preparanos para recibir a la Navidad , para recibir a Dios en nuestra vida en nuestro corazón , para recibir la luz  del cielo en nuestra vida en nuestro corazón…y compartirla con todos nuestros amigos y familiares.
Cuento para primera semana de adviento.
I. El camino empedrado a Belén 

María y José iban en camino a Belén y el burrito trotaba alegremente enfrente de ellos. José acostumbrado a caminar se apoyaba en su bastón con el que marchaba ligeramente. María la querida madre de Jesús se esforzaba en mantener el paso. Más sus delicados pies constantemente se lastimaban con las filosas piedras del camino. Sin embargo hizo un esfuerzo para controlar el dolor cuando de repente broto una lagrima de sus ojos que no pudo contener. Ni siquiera José preocupado por seguir el camino correcto se dio cuenta de eso ni mucho menos el burrito.
En cambio un Ángel que los acompañaba vio muy bien las lágrimas de María y acercándose le dijo: “Querida María ¿por qué lloras si estás en camino a Belén donde vas a dar a luz al Niño Jesús? ¿No te llena esto de alegría?”
María le contestó: “Con gusto daré a luz al amado Niño y no quiero quejarme. Más las piedras opacas y duras me lastiman los pies y me cuesta mucho trabajo caminar sobre ellas.”
Cuando el Ángel escucho estas palabras miró hacia las piedras con ojos celestiales que irradiaban luz y he aquí que bajo la mirada brillante las piedras se transformaron, redondearon sus esquinas y filos tornándose coloridas y relucientes. Algunas se volvieron transparentes como cristal y brillaban en la luz que irradiaba el Ángel.
A partir de ese momento María pudo caminar segura y firmemente sin nada que lo impidiera.

  
SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO
EL ÁNGEL ROJO
En este día un segundo Ángel del cielo está vestido con un gran manto rojo y lleva en su mano izquierda un gran cesto todo hecho en oro. Este cesto está vacío y el Ángel quisiera llenarlo para llevarlo todo lleno delante del trono de Dios, ¿pero, qué va a poner en él? El cesto es muy delicado y sutil, porque está entretejido con rayos de sol, no se le pueden poner cosas duras ni pesadas. El Ángel pasa por sobre toda la tierra y, muy discretamente, busca en todas las casas, pero ¿que busca? Mira en el corazón de todos los seres humanos, para ver si encuentra ahí un poco de amor verdaderamente puro, y este amor lo coloca dentro de su cesto y lo lleva al cielo.
Y allá, aquellos que habitan el cielo, los ángeles y también los hombres que murieron en la tierra, toman este amor y hacen de él la Luz para las estrellas.
Segunda semana de Adviento
 2.Los Pinos.
Cuando Dios creó los árboles, los proveyó de raíces y de ramas, las unas se afirmaban a la tierra, las otras se elevaban hacia el cielo, pues ellos habían venido de allá y no debían de olvidarse jamás de su verdadera patria. Desde entonces los árboles tienden sus ramas hacia lo alto, como una plegaria silenciosa y perpetua recordando a su señor y creador.
El pino hace mucho, mucho tiempo hacía lo mismo y dirigiendo hacia arriba sus largas y anchas ramas , dominaba incluso a los otros árboles, pero esto es diferente hoy en día, sabeis por que?...ocurrió así : Una noche María, la dulce madre de Dios y José su marido se encontraban en un gran bosque de pinos, estaban lejos de toda casa y no habían encontrado albergue esa noche, entonces se acostaron al pie de un árbol para tratar de dormir, pero se levantó un viento fresco, que se hacía cada vez más fuerte, incluso acercándose mucho al tronco de los árboles elevados no se estaba protegido, entonces María en su angustia, se puso a acariciar el tronco del árbol y le dijo; Perdóname que interrumpa la plegaria que diriges a nuestro Padre, pero mira Dios mismo se ha inclinado hacia la Tierra, yo llevo a su hijo bajo mi corazón y tiene necesidad de tu ayuda. Con las palabras de María un estremecimiento recorrió todo el árbol...lentamente, muy lentamente fue volviendo sus ramas hacia el suelo, de forma que pareciese un enorme techo.
Así las ramas del pino sirvieron de abrigo a María y José durante la noche. Y desde ese día, el pino mantiene su forma, como aquél día en que albergó a estos dos caminantes.
TERCER DOMINGO DE ADVIENTO
EL ÁNGEL BLANCO
El tercer domingo , un ángel completamente blanco y luminoso desciende hacia la tierra, tiene en su mano derecha un rayo de sol que posee un poder maravilloso.
Va hacia todos los seres humanos en cuyos corazones el ángel rojo ha encontrado amor puro, y los toca con su rayo de luz. Entonces esta luz penetra en sus corazones y los ilumina y los calienta desde su interior. Es como si el mismo sol alumbrara a través de sus ojos y descendiera por sus manos, pies y todo su cuerpo. Aún los más pobres, los más humildes entre los hombres, son así transformados y comienzan a parecerse a los ángeles, si tienen un poco de amor puro en sus corazones.

Pero todo el mundo no ve a este ángel blanco, solo los ángeles lo ven y aquellos cuyos ojos han sido iluminados por su luz. Solo con esa Luz, en Navidad, se puede ver también al niño que nace en el pesebre.

Tercera semana de adviento:

La historia del gallo
Había una vez un gallo, que pasaba gran parte de su tiempo encaramado en un cerco de piedras, que se encontraba entre la hospedería y el establo, donde más tarde habría de nacer, el Niño Jesús.
El gallo era hermoso, tenía bellas y coloridas plumas, unas patas muy fuertes y una cresta muy roja. No le gustaba que nadie pasara ni cerca del cerco, donde él acostumbraba subirse a contemplar el hermoso paisaje. Si alguien se aventuraba a hacerlo, rápidamente volaba al suelo, lo perseguía y le picoteaba las piernas.
Todos en Belén le conocían y por ello evitaban pasar cerca de aquel cerco. Sucedió una noche, cuando María y José visitaron al tercer hospedero pidiéndole alojamiento, que este junto con ofrecerles albergue en su establo, les advirtió que tuvieran mucho cuidado al pasar frente al cerco puesto que el gallo podría atacarlos.
María y José pasaron caminando lentamente frente al cero saludándolo con gran cordialidad. El gallo los miró de “arriba abajo”, pero no se movió. Esto les sorprendió mucho. Algo le impedía bajar, nadie antes lo había saludado con tanto cariño y mas aún se sentía tan contento de ver a María y a José pasar frente a su cerco, aunque no sabía lo que le iba a ocurrir.
Esa noche, Jesús nació en el establo. Muchos pastores con sus ovejas, vinieron a saludarlo, trayéndole hermosos presentes. El gallo lleno de curiosidad al verlos pasar decidió averiguar lo que estaba sucediendo. De un solo salto se bajó del cerco y lentamente se dirigió hacia el establo.
Allí desde la puerta que estaba medio abierta pudo ver al niño recostado en fina paja, rodeado por una luz muy hermosa y cálida. Todos los presentes, tenían la luz del Niño en sus corazones. Esa noche, el gallo aprendió una gran lección: a sentir desde lejos, el amor que había en el corazón que había en los seres humanos.
Se sintió tan contento que subiéndose nuevamente al cerco de piedras, hinchó su pecho, y se puso a cantar: “Kikirikí, kikirikí… vengan aquí”, el gallo quería anunciarles a todos la buena nueva.
Y cuentan que en todas las navidades el gallo vuelve a entonar su hermosa canción.


CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO
EL ÁNGEL VIOLETA
El último domingo antes de Navidad, es un gran ángel con capa de un violeta muy tierno y cálido, el que aparece en el cielo y pasa por toda la tierra, llevando en sus manos una gran lira. Toca con esa lira una música muy dulce, acompañando su canto, que es muy armonioso y claro. Pero para escucharlo los hombres han de tener un corazón silencioso y atento.
Su música es el gran canto de la paz, el canto del Niño Jesús y del Reino de Dios que viene sobre la tierra. Muchos ángeles lo acompañan y ellos también cantan y se regocijan en el cielo
Entonces todas las semillas que duermen en la tierra se despiertan y la misma tierra escucha y se estremece: el canto de los ángeles le dice que Dios no la olvida y que algún día ella será una nueva estrella.
El Hijo de Dios
La noche caía, la Noche Santa y un gran silencio reinaba sobre la Tierra. Era como si el mundo retuviese su aliento. Pero en el cielo, los ángeles elevaban su mirada hacia las esferas más altas, donde, en medio del círculo de los Querubines y serafines, se erguía el trono de Dios. Y he aquí lo que se había esperado por tanto tiempo, deseado tan ardientemente, se produjo: de pronto el círculo se abrió y el trono de dios se hizo visible para los moradores de los cielos. Del trono surgía alguien tan claro y luminoso, tan sereno y puro, que incluso el lenguaje de los ángeles no sabría describirlo. Miró con benevolencia la ronda de los ángeles que elevaban sus ojos hacia él y no cesaban de adorarlo.
Pero el se hizo a un lado, y la mirada grave y solemne de Dios Padre atravesó las esferas celestes. Delante de El se abrió un camino luminoso que descendía cada vez más hasta llegar a la Tierra. Allí, los Ángeles no vieron más que un establo pobre, donde una mujer y hombre estaban sentados cerca de un pesebre, en compañía de un buey y un asno. El hombre dormía. Pero la mujer dirigía la mirada hacia el cielo, y cuando percibía el camino luminoso, elevó sus brazos. Entonces el ser de luz, el Hijo de Dios que había surgido del trono de Dios, comenzó a descender por él y a medida que bajaba y atravesaba los círculos de todos los ángeles, éstos entonaban un canto cada vez más grandioso.
Al pasar de un círculo a otro, el Hijo de Dios se transformaba sin cesar y primero se volvió semejante a los Serafines, los ángeles más elevados; después era como los Querubines, y fue dejando una tras otra todas las formas de gloria celestial como quien se quita un vestido. Pasó por el círculo de los Arcángeles, para volverse a encontrar en el de los Ángeles, y para dejarlos a ellos también. El pobre establo irradió claridad cuando el Ser de luz se aproximó a María y la cubrió con su sombra luminosa… y su luz se volvió a encontrar en los ojos del Niño. Que la madre de Dios tenía sobre sus rodillas.
Entonces el canto de los ángeles prorrumpió de nuevo en los cielos y la Tierra resonó con su alabanza: “Hoy os ha nacido el Salvador, Cristo, el Señor.”
Jamás desde esta noche, el círculo de los Querubines y de los Serafines se ha vuelto a cerrar. El camino luminoso vuelve a unir desde entonces y para siempre el Trono de Dios a la Tierra y cada año, Cristo desciende desde allí, desde su Padre hacia los hombres, para nacer entre ellos y llegar a ser semejante; y para plantar su luz en los corazones, a fin de que empiece a brillar en sus miradas, como ya brilló otrora en los ojos del Niño Jesús.

24 dic. 2016

DICEN QUE DIOS ESTÁ LOCO


Dicen por ahí que Dios se ha vuelto loco,
Que se hizo un niño pobre y que creció en el barro
como tú y yo. 
Dicen que una niña campesina lo tomó en sus manos, 
lo arrulló en sus brazos, y le daba amor.
Dicen por ahí que Dios se ha vuelto loco.
Que dejó el cielo y a sus ángeles en Gloria,
y con maleta en mano se mudó a nuestra colonia, 
y sin más protección que sus sandalias rotas 
vino a compartir nuestro pan y nuestras derrotas.

Dicen que dejó su trono allá en el monte santo, 
para sentarse donde los culpables tienen su banco, 
que abandonó el paraíso prometido 
para conocer en carne propia mis infiernos más temidos.

Dicen que Dios se ha vuelto loco.
Que llegó esa noche de sorpresa cuando 
no esperábamos a nadie en nuestra mesa, 
cuando ya creíamos que Dios nos había olvidado, 
y no contábamos con que quería caminar a nuestro lado.



Dicen que huyó de su tierra natal, y como emigrante 
tuvo que esconderse al caminar. 
Refugiado en el silencio, perseguido por la ley. 
Ese fue su pan y la copa agria que escogió beber.



Dicen que esa fue su locura, que siendo el eterno e inalcanzable, 
se hizo el invitado en nuestro hogar, 
que aceptó las reglas de nuestro juego 
y en nuestras suelas quiso caminar.

Dios se enamoró de ti, de mí cuando éramos necios 
y como amante enloquecido, 
vulnerable se volvió a nuestros desprecios. 
Pudo habernos obligarlo a amarle. 
Pudo habernos convencido a adorarle.

Pero no eligió la ruta delos reyes, aquellos que
nos llevan a servirles con sus leyes, 
pero, Él para conquistarnos, se volvió de carne y hueso. 
Se convirtió en uno de nosotros para amarnos. 
Por eso celebramos en esta noche fría, 
aquello que siendo una paradoja,
se convirtió en una bella poesía, 
y Aquél que sostiene el universo con su mano, 
cruzó el infinito mar de estrellas, 
para hacerse Nuestro Padre,
Nuestro Amigo, y nuestro Hermano.

Jesús Adrián Romero
 fuente : oleada joven radio 

3 dic. 2016

Proclaim - Mary did you know ..(MARIA SABIAS QUE)

María, ¿sabías que tu bebé caminaría un día sobre el agua?
María, ¿sabías que tu bebé salvaría a nuestros hijos e hijas?
¿Sabías que tu bebé vino para hacerte nueva?
Que ese niño que tú diste a luz, pronto te traería a la Luz
María, ¿sabías que tu bebé dará la vista a un hombre ciego?
María, ¿sabías que tu bebé calmará una tormenta con su mano?
¿Sabías que tu bebé ha caminado por donde los ángeles pisaron?
Que cuando besabas a tu pequeño niño besabas el rostro de Dios.
¿María, sabías? ¿María, sabías? 
Los ciegos verán, los sordos oirán
Los muertos volverán a vivir
Los paralíticos saltarán,
Los mudos hablarán las alabanzas del Cordero.
María, ¿sabías que tu bebé es el Señor de toda la creación?
María, ¿sabías que tu bebé gobernará un día las naciones?
¿Sabías que tu bebé es el Cordero Perfecto del cielo?
Que el Niño dormido que sostienes es el Gran YO SOY.







16 nov. 2014

PAPÁ DIOS NOS HACE MUCHOS REGALOS! (nivel inicial)

Preparando la navidad con los mas pequeños
PAPÁ DIOS NOS HACE MUCHOS REGALOS!


- LOS FUIMOS DESCUBRIENDO PASO A PASO, DURANTE TODO EL AÑO CON LOS MÁS PEQUES...
- LOS FUIMOS DISFRUTANDO Y HACIENDO PARTE DE SUS VIDAS, SUS MANOS, SUS SENTIMIENTOS...
- LOS FUIMOS VALORANDO Y AGRADECIENDO....

HOY ES MOMENTO DE PREPAR EL CORAZÓN PARA EL REGALO MÁS IMPORTANTE DE TODOS!
ESE QUE LLEGA PARA CADA UNO: CHICOS Y GRANDES.... ESTÉN LEJOS O CERCA.... PARA MI Y PARA VOS Y PARA EL ABUELITO QUE ESTÁ EN EL CIELO TAMBIÉN!

DE QUÉ SE TRATA ESTE REGALO?
CÓMO PREPARAMOS EL CORAZÓN PARA RECIBIRLO?...

PISTAS PARA DESCUBRIR 
EL REGALO QUE PAPÁ DIOS NOS ESTÁ PREPARANDO... 

- NO ES UNA BICICLETA...
- NO ES UNA PELOTA DE FUTBOL
- NO ES UN MUÑECO
- NO ES UNA PELOPINCHO
- NO ES ROPA
- NO ES UNA ENTRADA AL CINE
- NO ES PLATA

- ES ALGO PARA TODA LA VIDA Y MÁS
- ES PARA TODOS
- ES MUY COSTOSO
- ES MUY VALIOSO
- ES MUY GRANDE
- ES MUY IMPORTANTE
- ES PARA SIEMPRE

- NO IMPORTA LA EDAD
- NO IMPORTA DONDE VIVÍS
- NO IMPORTA SI SOS VARÓN O MUJER
- NO IMPORTA SI LO PEDISTE O NO

- SÓLO IMPORTA QUE LO VALORES
- SÓLO IMPORTA QUE LO AMES
- SÓLO IMPORTA QUE LO CUIDES
- SÓLO IMPORTA QUE LO COMPARTAS
- SÓLO IMPORTA QUE SEAS FELIZ
- SÓLO IMPORTA QUE NO LO PIERDAS
- SÓLO IMPORTA QUE LO DISFRUTES.
SI, SE VIENE EL REGALO MÁS GRANDE Y MAS IMPORTANTE DE PAPÁ DIOS PARA VOS!
PERO.... HAY QUE PREPARARSE!
Cómo nos preparamos cuando se acerca un momento importante en casa?
Antes de un cumple, por ejemplo?
Cómo nos preparamos si esperamos visitas?
Cómo prepara mami la casa si van a venir invitados?
Y si vamos a salir de paseo?

ASÍ COMO CADA SALIDA Y VISITA Y MOMENTO IMPORTANTE LO PREPARAMOS ESPECIALMENTE... ASÍ A PREPARARSE POR FUERA Y POR DENTRO PORQUE SE VIENE UN MOMENTO ESPECIAL!

Cerramos los ojitos y pensamos... estoy preparado?, estoy listo?
Me lavé las manos?, me arreglé la ropa?, preparé el lugar?, cómo?, acomodé mis chiches?... pensé en todo lo que lo voy a disfrutar!... pensé con quién lo voy a compartir?... pensé en cómo lo voy a compartir?...

A PREPARAR LA CASA... empecemos por la casa grande: carteles que anuncian, llenos de colores, brillos y alegría, adornos por todas partes, flores rojas y con brillos, música que dé alegría, UNA CORONITA EN LA PUERTA DE LA CASA, mensajes hechos por nuestras manitos para todos, dulces que esperan el momento del festejo y anuncian lo bellos que está por suceder, sorpresas que presagian y esperan....

EL CORAZÓN... le pido a Papá Dios ser cada día mejor hijito, comparto lo que tengo, saludo a los mayores, hago caso a papi y mami, lo abuelos... las seños, no miento ni me encapricho, juego sin pelear, como todo y ... lleno de abrazos a todos!

A PREPARARNOS NOSOTROS... qué será? qué haré con el? a dónde lo guardaré? cómo? lo llevo conmigo? lo compartiré? ... ensayo momentitos de silencio... ensayo mirar el cielo y sentirme feliz porque espero algo hermoso de nuestro papá del cielo... ensayo una sonrisa para EL!

A PREPARAR LAS GANAS DE DISFRUTARLO Y SER FELIZ CON EL...
A PREPARAR DESDE AHORA LAS GANAS DE COMPARTIRLO...

¡A PREPARARNOS Y A PEDIRLE A PAPÁ DIOS QUE ESTE REGALO NOS HAGA MUY FELICES A TODOS!
AYUDITAS... PREPARANDO EL FESTEJO!
                                                Guión para pesebre viviente (Nivel Inicial)

Personajes:
Estrella, relator, hormiguitas, vaquitas de San Antonio, pajaritos, conejitos, estrellas, ángeles, pastores, aldeanas.

Guión (obviamente puede ser adaptado y enriquecido con la creatividad de quienes lo preparen).

Estrella: (Entra corriendo) Buenos días (o buenas tardes), qué suerte que llegué. Me invitaron a este encuentro para que les contara una hermosa historia que ocurrió hace muchos, muchos años. Como vengo de un país muy lejano, tuve que viajar mucho. Estoy con ustedes, para recordarles algo que pasó hace mucho, mucho tiempo, pero, como lo que les vengo a contar es cosa de nuestro Padre Dios, también puede ocurrir hoy en cada uno de nuestros corazones.

(A lo largo del desarrollo del relato, la estrella irá buscando a los diferentes personajes que van a participar. En el momento que la estrella va hacia ellos y los conduce al pesebre, se escucha una música de fondo preparada previamente.

Relator: Cierta vez, Dios quiso hacer algo maravilloso. Quiso nacer en medio de los hombres para estar bien cerca nuestro. Para hacer eso, tuvo una idea genial: le pidió a una chica llamada María, que estaba comprometida con un muchacho llamado José, que fuera la mamá de Jesús. Por eso, en un pueblito llamado Belén, en un pesebre, en medio de la noche, se escuchó el llanto de un niño: era Jesús que había nacido.

(Aparecen María, José y Jesús con música de fondo y se ubican en el pesebre)

Relator: ¡Qué fiesta se armó en medio de la noche!
Los primeros en enterarse de que había nacido Jesús, fueron los que estaban más cerca de él, los animalitos que vivían en el pesebre. Sí, porque Jesús nació para todos, para hacer un mundo mejor y para que todas las criaturas, desde las más grandes a las más chiquitas, se alegraran por ello. ¿No me creen? Miren como las hormiguitas y las vaquitas de San Antonio rodean a Jesús para bailar de alegría a su lado.

(La Estrella busca y guía a los animalitos, que pueden ser los nombrados u otros, hasta el pesebre y los ubica).

Relator: Otros animalitos también escucharon el llanto del niño recién nacido y fueron corriendo para ver qué estaba ocurriendo. ¡Qué alegría cuando llegaron! Encontraron a un pequeño bebé en brazos de su madre. Ellos no entendían bien qué estaba pasando, pero pudieron reconocer que algo importante había ocurrido y que querían ser protagonistas de este acontecimiento. Una vaquita, un burro y varios conejitos y pajaritos también querían festejar y manifestar su alegría.
(La estrella lleva a los animales nombrados).

Pero, en el cielo, también se había armado un gran alboroto, una gran fiesta cuando se enteraron de que había nacido el niño Dios. Los ángeles bailaban, cantaban, reían y, como los ángeles son los mensajeros de Dios, fueron por todo el mundo anunciando la gran noticia. Cantaban por los pueblos y ciudades: ¡Estén alegres! ¡Hoy les ha nacido el salvador!

(La estrella da una vuelta con los angelitos hasta que los conduce al pesebre).

El canto de los ángeles llegó hasta unos pastores que estaban cerca cuidando sus ovejas. Ellos estaban despiertos mientras otros dormían y por eso, pudieron escuchar el canto de los ángeles y encontraron al pequeño niño recostado en un pesebre y envuelto en pañales. Algunos fueron con sus bastones y otros alegraron el lugar con sus flautas. María, la mamá de Jesús, contemplaba tanto amor y tanta alegría y guardaba todo eso en su corazón.
(La estrella lleva a los pastores al pesebre).

Pero, los pastores se dieron cuanta que algo les faltaba, las mujeres no se habían enterado de este gran acontecimiento y entonces, le pidieron a la estrella que fuera a buscar a las aldeanas y les dijera que trajeran canastas con frutas y comida porque sabemos, que la comida, nos reune y nos hace familia.

(La estrella busca a las aldeanas).

Ya está, pensó la estrella, ahora puedo descansar y brillar fuerte sobre el pesebre para que el mundo entero vea la luz que nos trae Jesús. Pero, Dios tenía otro plan. Una luz sola alumbra poco, por eso, envió a muchas otras estrellas para que el mundo vea cuál es el camino hacia Jesús.

(Las otras estrellas van hasta el pesebre, bailan con la Estrella y se ubican rodeando a los demás niños).

Cada uno de nosotros está llamado a ser luz para que el mundo crea que es posible vivir en el amor.
Ojalá que podamos descubrir la luz que Dios ha puesto en nuestro corazón para hacerla brillar con todas sus fuerzas y alumbrar al mundo.

Repartimos velitas y cantamos un villancico con los niños.

Fuente: María Inés Casalá, publicado en Diálogo 152
Otro posible final:
 http://www.buenasnuevas.com/

Por eso, esta navidad: (Voces de niños grabados o que lean en el momento y el grupo de niños en la medida que lee abre su cartel en la que está escrito lo mismo que se lee. Los carteles pueden ser manos o corazones que los niños utilicen como si fueran “manoplas”. (*))

 Regalá una sonrisa. 
 Estrechá una mano con ternura. 
 Perdoná una ofensa. 
 Decí una palabra de consuelo. 
 Se solidario con el que menos tiene. 
 Compartí la alegría. 
 Da gracias a Dios por todo lo bueno que has recibido. 
 Pedí perdón 
 Respeta y cuida la vida. 
 Abrile a Jesús tu corazón
Deja que sea tu amigo
 


 (se pueden agregar intenciones según la cantidad de niños invitados a participar) 
 Feliz Navidad 2013 

(* )Los corazones o manos pueden prepararse en goma eva, cartón o cartulina y escribirse con fibrones indelebles. Se realizan dos frentes pegados por tres de sus lados y se deja la parte inferior abierta para que los niños introduzcan allí sus manitos para mostrarlos como si fuera una manopla.

Visto en:
  http://www.accioncatolica.org.ar/

Algunos temas musicales que sugiero como fondo o para que canten los niños:

Los ángeles del cielo.Villancico

Aquella estrella de allá

En el portal de Belén

Allá en el pesebre

La peregrinación (Infantil)

La peregrinación. Ariel Ramírez y Los Fronterizos.


fuente: "Libro Elegidos - para acompañar la catequesis del Nivel -
http://www.libroelegidos-catequesis.blogspot.com/