Mostrando entradas con la etiqueta el buen pastor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta el buen pastor. Mostrar todas las entradas

8 may. 2014

APORTES PARA LA CELEBRACIÓN- 4to Domingo de Pascua Ciclo A “UNA PUERTA LLAMADA JESÚS”

RECURSO 



Seguimos trabajando en este tiempo como eje del recurso, el Antes de la Pascua y el Después de la Pascua. De este modo trataremos de visualizar la novedad que ofrece la Resurrección de Jesús. El Antes de este domingo lo podemos marcar por aquellos que quieren entrar al corral por un lugar que no es el correcto, son los que no pertenecen al rebaño.
El Después viene marcado por los que entran por la puerta, que es Jesús.

Como recurso podemos tener preparada una puerta de cartón con un cartel que diga “Reino de Dios”. A modo de propaganda pegaremos carteles más pequeños que expliciten alguna característica del Reino.
Distintos personajes querrán entrar usando medios o modos no adecuados.
Por ej. Uno que viene recomendado… otro que trae un regalo para el que está en la puerta… otro que quiere comprar la entrada…  otro que trae un certificado de buena conducta… uno que se quiere colar… y otro que viene patoteando con violencia.
El que se encuentra cuidando la puerta manda a cada uno de los que se fue acercando a otro lado, diciendo que así no se puede entrar por esta puerta a este lugar.
Todos los que se quedaron fuera preguntan: ¿Qué tenemos que hacer para entrar? En ese momento el cartel que dice “Reino de Dios” se da vuelta y aparece la palabra Cristo.
Otra posibilidad en la misma línea es armar un detector similar al que está en los aeropuertos o comercios, y sólo con mímica hacer que todos vayan pasando. Cuando lo hacen suena una chicharra y cuando pasa el último no suena. Al estar ya del otro lado saca un corazón que dice Cristo.


SUGERENCIAS PARA LA PREDICACIÓN

+ Recordamos el recurso:

+ Retomamos las imágenes que presenta el Evangelio. Sobre todo la del pastor, el corral y la puerta.

+ Jesús como “Buen Pastor” es la puerta que no permite entrar al reino de Dios, es la única puerta verdadera por la que podemos unirnos íntimamente con Dios, entrar en comunión con Él.

+ Dios quiere que todos los hombres alcancen la salvación; sean felices en la tierra y vivan para siempre junto a Dios. Por eso Dios quiere reunir a todos los hombres para que formen un solo rebaño, quiere reunir a todos los que están lejos y desparramados. Y Jesús es la puerta por la que es preciso entrar, es la puerta porque nos muestra y nos abre el camino.

+ Y podemos encontrar esta puerta cuando nos dejamos guiar por LA PALABRA.

+ Y tenemos la fuerza para atravesar la puerta cuando nuestro corazón SE ALIMENTA del mismo Jesús.

+ Y reconocemos la puerta entre muchas puertas porque el oído se acostumbró a escuchar la voz de Jesús y la reconoce.

 www.vicarianiños.org.ar

20 abr. 2013

jesus cuida de mi


Recursos para el tema de Jesús Buen Pastor
Juego: El Buen Pastor (Mancha para niños de 1ª Comunión)
Del grupo de niños se eligen dos: uno será pastor y el otro será el lobo. Los niños del grupo de forman en trencito detrás del pastor “como ovejitas del rebaño que siguen al pastor “que los “alejará del lobo. El lobo los persigue y cuando logra “prender” alguno, este se convierte en lobo y lo ayuda a perseguir ovejas y capturarlas mientras que el pastor las defiende y trata de llevarlas a buen refugio.

Pautas del juego:

1- Las ovejas no se pueden soltar, porque de lo contrario de perderían y es más fácil ser capturadas.

2- El lobo no puede “arrancar” ovejas, solo persigue a las que se salieron del rebaño.

3- Tanto el pastor como el lobo tiene sus refugios y allí no pueden ser tocadas las ovejas.

4- Gana el grupo que pudo cuidar mejor las ovejas .

5- recortamos y colocamos en la mano de jesus , nuestro nombre y nuestro amor .
 


 
 


 
 
Jesus cuida de mi y me lleva de su mano, yo escucho su vos y lo sigo…
 
 
Enlace: ser mais y familiacatolica y kamiano


 

17 abr. 2013

Catequesis posible para el domingo de el buen pastor.

1. ExperienciaHacer una exploración de cómo entiende los hombres las diez cualidades siguientes, que pueden ser las del buen pastor: generosidad, altruismo, abnegación, solidaridad, justicia, fraternidad, amabilidad, disponibilidad, celo, desinterés.
Se puede hacer una encuesta entre cinco o seis personas sobre lo que entiende cada uno por ella y cuales aconsejan cultivar al que hace la encuesta

- 1. Reflexión
- El educador puede aprovechar para clarificar el sentido de la parábola, resaltando que la idea de rebaño puede tener un sentido peyorativo y negativo y un sentido positivo de unión, solidaridad y colaboración. Debe insistir también que la el contexto agrario de la Palestina en la que hablaba Jesús de un giro muy atractivo a la idea de pastor. Era la persona que cuidaba todo el día, y para muchos toda la vida, de una ovejas que eran alimento y apoyo básico para los pequeños propietarios, que vivían de su carne, de su lana, de su leche.
Por otra parte, la parábola versa sobre la figura del “buen pastor”, no sobre las ovejas

- 2. Acción
- Se pueden recoger los ejes de la parábola. Buen pastor-mal pastor,, ovejas fieles y dóciles y ovejas descarriadas, vigilancia del pastor y peligro del lobo que acecha.

Cada uno puede buscar datos sobre ovejas, corderos, cabras, carneros, machos cabríos y sus comportamientos.

- Incluso es bueno buscar algún texto literario, ya que en la literatura tanto de los místicos como del os poetas de todos los tiempos el ámbito bucólico del campo ha dado muchos estímulos para los versos . Luego de encontrado hacer las comparaciones pertinentes con el texto del a parábola del buen pastor


4. Participación

- Preparar un mural sobre la comparación entre las figuras de la parábola y los miembros de la comunidad de Jesús, la Iglesia: vigilancia, protección, compañía, recuperación de de descarriado,. Cada miembro del grupo o de la clase tiene que aportar al mural lo mejor de los investigado personalmente

- 5. Interiorización

- Plegaria breve de una oveja perdida, de una oveja rebelde, de un cordero ingenuo, de un carnero insolente, de una cabra loca, de un macho cabrío violento… etc.. a Jesús como Buen Pastor

-----------

 Ejercicios para la catequesis


- De Pequeños

Dibujar un rebaño, pastor, oveja, perro,, prado, monte, lobo, explicando lo que hace cada uno. Intentar compararlo con las personas que viven cerca o lejos de Jesús, que se arriesgan a ser atacadas por el lobo o que siguen cerca del pastor y de los perros guardianes…

Se puede presentar una oveja modelo que se copia.

- Para medianos

- Buscar las veces que en los cuatro textos evangélicos se habla de algo que tiene que ver con lo pastoril y lo campesino. Hacer una comparación entre la Iglesia y el rebaño, entre Cristo Pastor y el pastor de un rebaño

Establecer un mapa de rasgos y cualidades que tiene que tener un buen pastor y luego aplicarlo a un padre, a un profesor, a un jefe, a un párroco, a un amigo

- Para mayores

- Buscar en los profetas imágenes pastoriles en textos. Ver Isaías, Jeremías, Amos y Oseas. Tratar de establecer la base profética de la parábola del buen pastor. Analizar las veces que se pueden encontrar las figuras de Yaweh que apacienta y cuida a Israel

- Estudiar y comentar cómo resonaría en los oyentes de Jesús las figuras del buen pastor, si era gente que había escuchado muchas veces hablar de los profetas y de sus profecías

---------

Complementos para la reflexión

Vocabulario interesante:

- Pastor. Pastoral. Animación. Amor.

- Fidelidad. Caridad. Fraternidad. Optimismo.

- Alegría. Arrepentimiento. Fe. Gracia. Paz. Vigilancia

El buen pastor me tiene en sus manos...






Estoy segura en tus manos...Jn 10,27-30.

Tema: Nadie nos puede arrebatar de la mano de nuestro Padre (Pascua 4-C)
Objeto: Un pedazo de cuerda (soga).
Escritura: "Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar" (Juan 10:27-29 ).

¿Has competido alguna vez en el juego de la soga? Es bien divertido, ¿no es así? He traído un pedazo de soga en esta mañana y pensé que sería divertido hacer una competencia del juego de la soga. Yo en contra de todos ustedes. Primero, necesito un oponente. Dejame ver, ¿quién cree que me puede ganar en este juego? (Escoja a uno de los niños para ser su oponente). Aguantaré este lado de la soga y "Juanito" aguantará el otro. Cuando diga: ¡Ya!, ambos tiraremos de la soga y cada uno tratará de forzar a la otra persona a cruzar esta línea que está en el piso. ¿Estás listo? Uno, dos, tres, ¡YA! (Deje que el juego siga durante un ratito antes de halar al niño hasta que cruce la línea).
¡Gané!, ¡Gané! (Tal vez pueda celebrar chocando las manos mientras están en alto antes de seguir la lección). Yo sé que algunos de ustedes probablemente estén pensando: "¡Claro que ganaste! Tú eres más grande y más fuerte que cualquiera de nosotros." ¿Sabes qué? ¡Estás en lo correcto! No estábamos bien nivelados.
En la lección bíblica de hoy, un grupo de personas se arremolinaron alrededor de Jesús. Le preguntaron si debían creer que él era el Mesías. Jesús les dijo que aquellos que creyeran en él tendrían vida eterna y que nunca morirían, ya que nadie les puede arrebatar de su mano. ¿Quién desearía arrebatarle o quitarle a Dios sus hijos de Dios de su mano? Así es, ¡Satanás! Es como si hubiese una guerra de sogas entre Jesús y Satanás.
La Biblia nos dice que el diablo está rondando como un león rugiente, buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). Él desea destruirnos, pero si ponemos nuestra fe y confianza en Dios, él nos cuidará y nos mantendrá seguros en la palma de su mano. Satanás tratará de arrebatarnos de su mano, pero Jesús dijo: "Dios es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar. El Padre y yo, uno somos."
¿No es fantástico el saber que estamos seguros cuando ponemos nuestra vida en las manos de Dios? Como el Apóstol Pablo le dijo a Timoteo: "Sé en quién he creído, y estoy seguro de que tiene poder para guardar hasta aquel día lo que le he confiado" (2 Timoteo 1:12-NVI). Nadie nos puede arrebatar de él, ¡ni siquiera Satanás! ¡No es una pareja adecuada para nuestro Dios!
Amado Padre, ponemos nuestras vidas en tus manos. Sosténnos y protégenos del maligno. En el nombre de Jesús oramos, amén


"Seguro en sus manos" Escritura: Juan 10:27-29

MANO CON CUERDA - Haga que los niños tracen su mano y luego le peguen una cuerda fina alrededor de su contorno. Discuta "la guerra" que tienen Jesús y Satanás.

DIBUJO DE LA MANO: Pídale a los niños que tracen su mano. Luego cojerán varias bolitas de algodón y le pondrán 4 pedacitos de papel de construcción negro a los lados para representar las 4 pezuñas de las ovejitas. Luego pegarán las bolitas de algodón en la palma de la mano trazada.

OVEJITAS DIVERTIDAS (para niños pequeños): Dibuje círculos en un papel para que los niños pequeños le peguen bolitas de algodón y pedacitos de papel negro como las pezuñas. La maestra puede tener escrita una versión más corta del versículo bíblico para poner debajo de la ovejita faltándole algunas letras para que el niño las escriba.

TRAZADO DE MANO: Permítale a los niños trazar su mano. Luego deberán hacer una figura de palitos, con un lápiz de color, dentro de la mano. Escriban los versículos en los dedos del la mano. - (Juan 10:29).

IMPRESIÓN DE MANOS EN CAMISETAS: Compre o pídale a los niños que traigan una camiseta blanca para imprimir sus manos con pintura de telas y además escribir EN LAS MANOS DE JESÚS o alguna otra frase de la lección de hoy.

MANO PARA RECORDAR: Trace una mano y pegue un versículo bíblico en la mano. Recorte la mano y ate una cinta o lana roja al dedo índice. Discuta la importancia de la cinta roja; ella nos recuerda algo que no debemos olvidar. Lea el versículo bíblico de hoy nuevamente. Algunos niños pueden desear que se le ate una cinta a su dedo después de decir el versículo bíblico.

JUEGO DE MANO: Pegue con cinta adhesiva una foto de un niño o cualquier otro objeto de cierto significado en la mesa. Pídale a los niños que pongan sus manos una encima de otra (una mano, la mano de un segundo niño, la de un tercero, etc.) encima de la foto y luego comiencen a jugar. El que tiene la mano abajo deberá sacar su mano y ponerla encima de las demás. Esto puede ser divertido y no se asombre si escucha algunas risas. Sigan jugándolo cada vez más rápido. Indique que la foto o el otro objeto está siendo protegido por una mano. ¡Espero que nos niños no vean esto como disparatado, sino que les recuerde la enseñanza de la lección después de haber participado en el juego y luego de participar de la discusión sobre el tema de que todos estamos en las manos de Dios!