Mostrando entradas con la etiqueta CALENDARIO LITURGICO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CALENDARIO LITURGICO. Mostrar todas las entradas

30 ene. 2017

¿Desde cuándo la Iglesia guarda el domingo y no el sábado?

Una respuesta rápida al santo y justísimo motivo de que la Iglesia guarde el domingo y no el sábado judío, es que Jesucristo resucitó en Domingo, – entonces el primer día de la semana – inaugurando así la “Nueva Creación” libre del pecado, la nueva y eterna Alianza entre Dios y la humanidad.
Así, el Domingo, el Día del Señor, es la plenitud del Sábado de los judíos, igual que el Nuevo Testamento es la plenitud y el cumplimiento del Antiguo, y Cristo es la consumación de toda la historia de la salvación, desde Adán hasta el fin de los tiempos y el Juicio final.
Igual que el Antiguo Testamento es figura del Nuevo; el Sábado judaico es figura del Domingo cristiano. No lo niega, sino que es su verdad espiritual y anuncia el descanso eterno del hombre en Dios (CIC§2175). Domingo viene del latín Dominus dies, día del Señor.
El domingo cristiano empieza ya con la puesta del sol del sábado. Esa es la razón por la que es “válida” la misa de la tarde del sábado para el domingo. Para quienes rezan el Oficio Divino, es fácil comprobar que el rezo de las vísperas del sábado recibe el nombre de Primeras Vísperas del Domingo.
La celebración del domingo en lugar del sábado no se “inventó” en tiempos de Constantino, sino que es atestiguada desde el principio por la misma Biblia:
• En los Hechos de los Apóstoles (20,7): “En el primer día de la semana, estando reunidos para la fracción del Pan (esto es, la Eucaristía)…”.
• En Apocalipse (1,10), San Juan dice: “En el día del Señor (domingo), fui movido por el Espíritu…”.
• En 1Cor 16,2, San Pablo Apóstol confirma que la colecta cultual se hacía “en el primer día de la semana” (domingo).
Se trata de una cuestión tan elemental, que también la iglesia ortodoxa y las protestantes históricas (más antiguas) guardan igualmente el Día del Señor, – o Domingo santificado, – y no el Sábado.
Además del testimonio bíblico, el libro apócrifo Epístola de Bernabé (datado en el año 74), que es uno de los documentos más antiguos de la Iglesia, – habiendo sido redactado antes incluso del Libro del Apocalipsis, atestigua: “Guardamos el octavo día (domingo) con alegría, el día en que Jesús se levantó de entre los muertos” (15,6-8).
San Ignacio de Antioquía (107), mártir en el Coliseo de Roma y obispo de la Iglesia primitiva, lo dice claramente:
 “Los que vivían según el orden antiguo de las cosas se volvieron a una nueva esperanza, ya no observando el sábado, sino el Día del Señor, en el cual nuestra vida fue bendecida, por Él y por su muerte” (A los Magnesios 9,1)
S. Justino (165) mártir dice lo mismo:
“Nos reunimos el ‘día del Sol’, porque es el primer día después del Sábado de los judíos, pero también el primer día en que Dios, sacando la materia de las tinieblas, creó el mundo y, en este mismo día, Jesucristo, nuestro Salvador, resucitó de entre los muertos” (Apología 1,67)
También San Jerónimo (420), Confesor y doctor de la Iglesia, atestigua la praxis sempiterna de la Iglesia:
“El Día del Señor, el Día de la Resurrección, el Día de los Cristianos, es nuestro día. Por eso se llama Día del Señor: fue en ese día cuando el Señor subió victorioso junto al Padre. Si los paganos lo denominam Día del Sol, también nosotros lo confesamos de buen grado: pues hoy se levantó la Luz del Mundo, hoy apareció el Sol de Justicia cuyos rayos traen la salvación”. (CCL, 78,550,52)
Así que tanto las Sagradas Escrituras como el testimonio de toda la documentación histórica, juntamente con la sagrada Tradición apostólica nos muestran que, desde la Resurrección del Señor, la Iglesia siempre guardó y continua guardando no el Sábado judaico, sino el Domingo de la Resurrección y del establecimiento de la Nueva y Eterna Alianza como Día del Señor.

26 dic. 2016

Ciclo A Año impar 2017.


Durante tres ciclos (A,B y C) recorremos en el evangelio la vida del Señor. Este año especialmente corresponde al Ciclo Litúrgico A: leeremos  especialmente a Mateo.

Este año que comienza es Ciclo A, año impar.



-En los tres ciclos se lee de primera lectura Hechos de los Apóstoles, de modo que en tres años, yendo sólo a las misas de domingo del tiempo Pascual, hemos escuchado al menos una vez prácticamente todo Hechos de los Apóstoles.
-En el ciclo A se lee de segunda lectura la Primera Carta de Pedro.
-En el ciclo B la Primera de Juan
-En el ciclo C partes del Apocalipsis
-En cuanto a los Evangelios, en los tres ciclos se lee Juan (pero no las mismas lecturas cada año)
-Durante el año, se sigue el orden de los evangelios sinópticos: en el ciclo A se lee Mateo, en el B Marcos y en el C Lucas, y vuelta a empezar; Juan se va leyendo intercalado en los tres.

De este modo, quien participe de la misa dominical, en tres años ha escuchado leer (caso de que el lector vocalice y se le entienda algo, cosa que de por sí requeriría una especial y milagrosa intervención de Dios en las parroquias del Orbe) casi todo el Nuevo Testamento y partes sustanciales del Antiguo.
En el Tiempo Ordinario , durante la primera lectura, recorremos la historia de nuestros mayores en el Antiguo Testamento (relacionada esta lectura con el evangelio, para que se vea la unidad de Testamentos).
Con la segunda lectura y a lo largo de tres años , se recorren las cartas de San Pablo y Santiago y nos hacen comprender como los primeros cristianos viven la novedad de Jesús.
Este alimento espiritual que nos ofrece la Iglesia a través de la liturgia, solicita una respuesta por nuestra parte con una actitud orante durante la Misa para poder asimilar y acogerla en nuestra vida.


9 nov. 2013

CALENDARIO LITÚRGICO


Tema: Calendario Litúrgico

Fuente: Misal Romano

Edad: 4 años en adelante

Tiempo Orientativo: Orientativo

Material: 1 mesa, 1 calendario litúrgico y fotocopias de calendario para cada uno .

Anuncio del mensaje: Acontecimientos del misterio de Cristo que se hacen presente

para nosotros y los vivimos en la liturgia para tener la misma vida de Jesús.

Objetivo directo: Conocer el calendario litúrgico y conocer las fiestas más importantes, navidad, pascua y Pentecostés.

Presentación: Nos reunimos con los niños, se invita  a recordar las principales fiestas que vivieron durante el año cuaresma , pascua , pentecostés , y cada fiesta tenia un color de vestimenta de el sacerdote , blanco, rojo, verde , violeta,  En la iglesia celebramos muchas fiestas, son las fiestas de Jesús, vamos a ver cuales son, este es el calendario litúrgico ( se indica) donde hay dos ciclos la fiesta de navidad ( se indica el taco con la estrella) y la fiesta de pascua ( se indica el taco que tiene la cruz) , en cada ciclo hay una fiesta especial, cada taco es un domingo entonces se toma el taco de la navidad se saca luego se saca el de pascua y así sucesivamente , delante del calendario ordenados por color, para luego armar el calendario litúrgico. vamos a ver cuantos domingos hay antes de navidad, son 4 semanas por lo tanto son 4 domingos se van colocando lo tacos y se va verificando en el cartel, vamos a ver cuanto se prolonga la fiesta de navidad1, 2 domingos de color blanco, se ponen a continuación de la navidad, después de esta fiesta de navidad se ponen 7 bloquecitos porque son 7 Domingos de color verde porque es el color que se usa después de las fiestas,este es el ciclo de navidad ( se indica desde el morado hasta el verde). Después tenemos el ciclo de pascua, vamos a ver cuantos Domingos de preparación tienen las fiestas de pascua, contamos se cuenta desde el cartel de control son 6 domingos de preparación para la fiesta de pascua y se ponen 6 bloquecitos  morados a continuación de los otros. La fiesta de pascua es tan importante que se prolonga por 6 semanas y se ponen 6 bloquecitos  blancos en el calendario, después hay un taco rojo con dibujo de una llama que es solo un domingo ¿Qué pasa aquí? Pentecostés fiesta del Espíritu Santo muestro en el cartel de control y digo uno, luego le siguen 24 domingos de color verde se cuentan en el cartel de control, las ponemos en el calendario contando en voz alta. Este es el ciclo de pascua se indica de la cruz siguiendo todas las verdes. Se toma la flecha que dice navidad y se pone, luego la flecha pascua se pone y Pentecostés y se coloca. Este es el calendario litúrgico. El catequista invita a preparar su propio calendario…

Trabajos: Trabajar con el material, tener una fotocopia para trabajar del calendario litúrgico pintandolo, realizar dibujo libre, calcar el cartel de control.
NOTAS: Este calendario no va de acuerdo al sentido del reloj.

CALENDARIO LITURGICO Y COLORES LITURGICOS