Mostrando entradas con la etiqueta catequesis para niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta catequesis para niños. Mostrar todas las entradas

6 may. 2015

Hemos de amar a otros como Jesús nos ama (6to Domingo de Pascua)


Como les he amado

Objetos: Algunas paletas, caramelos con palito o dulces que vengan en una variedad de sabores.

Escritura: "Y éste es mi mandamiento, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado" (Juan 15:12 NVI).

En esta mañana tengo una bolsa con paletas. Como ven, vienen en una variedad de sabores. Hay de limón, fresa, uva, melón, china y caramelo.

Una cosa que he notado es que cuando ofreces compartir paletas o dulces similares con los niños y les permites escoger el sabor que desean, los niños pueden muy específicos acerca del sabor que desean y escogen. Mi experiencia es que cuando hago esto, casi siempre me sobran muchas paletas de butterscotch o mantequilla (un dulce de azúcar y mantequilla) después que todos los demás sabores han sido escogidos.

No sé porqué los niños no escogen las paletas de butterscotch. Tal vez sea porque el sabor es muy distinto al de los demás. Quizás porque no le gusta el color del papel que cubre la paleta. No importa la razón, pero la verdad es que siempre termino con un sobrante paletas de butterscotch. ¿Deseas saber que hago con esas paletas? ¡Me las como yo! Verás, ¡a mí me encantan!

A veces trato a las personas de la misma manera que algunos niños tratan a las paletas. Cuando los niños juegan, algunos niños siempre son los últimos en ser escogidos. Tal vez sea porque son un poco diferentes. Quizás tengan algún impedimento físico o tal vez el color de su piel sea diferente. Cualquiera que sea la razón, los otros niños no los escogen.

¿Has sido alguna vez el niño o la niña que no es escogido? Uno no se siente bien, ¿verdad? Necesitamos recordar que Jesús ama a TODOS los niños y que dijo: "Ámense los unos a los otros, como yo los he amado". Si alguna vez eres la persona que dejan para escoger como último recurso, no te preocupes. Jesús te ama tanto como ama a los demás niños. Él nos ama a todos.

Amado Padre, ayúdanos a recordar que Jesús nos enseñó a amarnos los unos a los otros tal como Él enos amó. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.
ACTIVIDADES INTERACTIVAS
RELEVO DE PALETAS O PILONES(DE COMER): Divida a los niños en grupos o equipos. Cada equipo tendrá un cubo vacío en el punto de partida y a cierta distancia habrá otra serie de cubos, el mismo número que equipos, con paletas o dulces de chupar. Utilice un cronómetro para determinar el tiempo que desea que dure el relevo. Al comenzar el cronómetro, un miembro de cada equipo correrá hacia el cubo lleno de paletas y cogerán una paleta y regresará corriendo al equipo. Pondrán en su cubo vacío la paleta cogida. Otro miembro de cada equipo hará lo mismo, y así sucesivamente. Cuando se termine el tiempo, los niños contarán las paletas o dulces que tengan en el cubo de su equipo. Dígale a los niños que cada dulce y paleta representa otros niños y niñas que necesitan conocer del amor de Dios.
HACIENDO BURBUJAS: Dele a cada niño una botella pequeña de jabón y permítales soplar cuantas burbujas deseen durante un tiempo específico. Indíqueles que hay muchos más niños y niñas, hombres y mujeres que necesitan saber del amor de Dios que todas las burbujas hechas por ellos.
CARRERA DE AMOR: Antes de que comience la clase, la maestra pondrá en varios lugares del salón pedazos de cinta adhesiva con la frase AMOR DE DIOS escrita en ellos. Cuando la maestra desee, indicará el tiempo que tienen para los niños para buscar las cinta adhesivas. Cuando las encuentren, las separarán de donde estén pegadas y las pegarán en una cartulina. Cuando se termine el tiempo, el juego terminará hayan o no terminado de conseguirlas todas.
CADENA DE PERSONAS: Dele a los niños pedazos de papel de construcción de varios colores de ½ pulgada por 3 ½ pulgadas aproximadamente, haciéndolos todos del mismo tamaño. Se les otorgará un tiempo definido para que hagan una cadena de papel de construcción. Explíquele a los niños que cada “eslabón” de la cadena representa una persona que necesita conocer el amor de Dios. Indíqueles que al igual que cada eslabón es de un color distintos, así como son las personas. Pero todos, no importa el color que tengamos, necesitamos conocer el amor de Dios.
FIGURAS DESPEGABLES: Para comenzar a hacer una cadena de muñecos de papel, corte un papel de construcción a los largo. Doble el papel de construcción por la mitad. Doble cada mitad por la mitad en forma de acordeón. Dibuje una figura básica de un muñeco en un doblez. Haga los brazos extendidos a los lados para que las manos queden al borde de los pliegues. Igualmente los pies deben quedar al borde de los pliegue. Recorte la figura manteniendo sin recortar las manos y pies para que al desplegar lo recortado, las figuras queden con las manos unidas unas a las otras y también los pies. Cuando las abra debe tener una cadena de 3 a 4 personas. Deje los niños peguen las ”personas” en la pared representando aquellos que necesitan saber del amor de Dios. Los niños pueden recortar más de un papel de construcción. (Puede buscar las instrucciones en el Internet bajo cadenas de figuras de papel.)
CORONA DE CORAZONES: Dele a cada niño un plato de papel para colorear suavemente. Pídale que escriba el versículo de hoy en la parte central del plato. Indíquele que debe pegarle corazones en colores en el borde.
BOLSAS DE ORACIONES DE AMOR: Dele a cada niño una bolsa de papel, de las que se utilizan para poner los alimentos como emparedados o frutas para la hora del almuerzo. Pídales que la decore con marcadores y etiquetas engomadas. Entregue suficientes corazones a cada niño para que escriban el nombre de sus compañeros y el nombre de la maestra. Pídales que pongan los corazones dentro de la bolsa. Anime a cada niño a coger un corazón de la bolsa diariamente y orar por esa persona pidiéndole que pueda tener una experiencia con el amor de Dios ese día.
TARJETA AMOROSA: Dele a cada niño un pedazo de papel grueso o cartulina para que lo doblen formando una tarjeta. Deberán escribir el versículo de hoy en la parte interior. Escribirán EL AMOR DE DIOS en la parte de afuera y la decorarán con brillo, etiquetas engomadas, corazones y/o cruces. Anime a los niños a presentar la tarjeta a la hora de la cena y dejarles saber a las personas que ellos aman a Dios.

29 abr. 2015

Para dar fruto tenemos que estar conectados a la vid (5to Domingo de Pascua)

La vid verdadera

Tema: 
Para dar fruto tenemos que estar conectados a la vid (5to Domingo de Pascua)

Objetos: Una lámpara y una extensión

Escritura: "Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada" (Juan 15:5 NVI).

Estoy seguro que todos conocen la canción "Esta lucesita, la dejaré brillar." Deseo que me ayuden a cantar esa canción en esta mañana. Voy a prender esta luz y dejar que alumbre. (Comience a cantar la canción (sin enchufar la lámpara), pero deje de cantarla cuando note que la luz no está alumbrando.) Me pregunto qué estará mal, mi luz no está alumbrando, (Alguien posiblemente notará que no está enchufada.) Oh, aquí está el problema, mi luz no está enchufada.

Ahora que está enchufada, tratémosla otra vez. (Cante.) Oh, eso fue mejor. La lámpara estaba alumbrando bantante, ¿no es así? Es muy difícil para una luz alumbrar cuando no está conectada a una fuente de energía, ¿no? Bueno, en verdad, ¡no sólo es díficil, sino imposible!

En la lección bíblica de hoy, Jesús le dijo a sus discípulos una historia para enseñarles sobre la importancia de mantenerse conectados o unidos a él. Desde luego Jesús no usó una lámpara para contar su historia, porque la electricidad no se había descubierto. En lugar de ello, Jesús usó un ejemplo que pudiera ser entendido por sus discípulos. Usó el ejemplo de la vid. ¿Sabes lo que es una vid? Es una planta con muchas ramas. Las ramas llevan frutos en ellas. La vid lleva en sus ramas uvas.

¿Has visto alguna rama que se haya quebrado de un árbol o una vid? ¿Qué pasa con ella? Así es, se seca y se muere. ¿Puede dar fruto otra vez? No, no sirve para nada, excepto para ser quemada.

Jesús dijo: "Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada" (Juan 15:5 NVI)." Jesús desea que demos muchos frutos. Que demos buenos frutos como ser bondadosos, generosos y fieles. Más que nada, desea que amemos a otros como él nos ha amado.

¿Podemos hacer eso por nosotros mismo? De ninguna manera. Tal como la lámpara debe ser conectada a un receptáculo antes de que su luz pueda alumbrar, y tal como las ramas deben estar conectadas a la vid para producir fruto, tú y yo debemos estar conectados (o unidos) a Jesús para producir el fruto bueno que Dios espera de nosotros.

Amado Padre, ayúdanos a recordar que necesitamos estar conectados a Jesús si es que vamos a producir el tipo de fruto que tú esperas de nosotros. En el nombre de Jesús oramos. Amén.


 ACTIVIDADES INTERACTIVAS:

HOJAS Y UVAS: Dele papel de manila a los niños y permítales dibujar, en tamaño grande, el tronco y las ramas vacías de un árbol usando un marcador marrón. Utilizando pintura dactilar verde, mojarán sus manos para luego pegarlas en las ramas haciendo las hojas del árbol. Cuando las manos estén secas, mojarán la punta de los dedos en pintura dactilar azul o violeta para crear racimos de uvas. Cuando terminen escribirán JESÚS ES LA VID, NOSOTROS LAS RAMAS en la base del árbol.
RACIMOS DE UVAS: Imprima una página a colorear de un racimo de uvas (Presione aquí). Deje que los niños coloreen la hoja y la rama. Viren el papel horizontalmente y pídales que peguen un papel en el cual estará impreso el versículo de hoy: “Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada” (Juan 15:5 NVI). Regrese el papel a la forma vertical. Dele pedacitos de papel crepé violeta de seis pulgadas de largo. Pídale a los niños que hagan una bolita con cada pedazo de papel crepé y las peguen sobre cada una de las uvas del dibujo. Déjelo secar.
RAMA DE ÁRBOLES: (Presione aquí) y saque copias del patrón de la hoja en un papel de construcción verde. Pídale a los niños que escriban su nombre en una de las hojas y la recorten para luego pegarla en la figura del árbol (ver primera actividad).
ENREDADERA DE UVAS: Coja un papel manila marrón o blanco y péguelo horizontalmente a la pared o póngalo en la mesa o suelo. Dibujen una línea doble curvada u ondulada representando un vástago o rama bien larga. Luego, corten pedazos de papel de construcción para simular las hojas y las péguenlas en varios lugares de la rama. Pídale a los niños que pinten racimos de uvas con las puntitas de sus dedos mojadas en pintura dactilar violeta. Cuando terminen su dibujo, pueden escribir: Jesús dice, “Yo soy la vid” en la parte inferior de la obra de arte.
CANTANDO CON LINTERNAS DE MANOS: De ser posible, provéale una linterna de manos a cada niño. Apegue las luces del salón y pídale a los niños que prendan sus linternas y que iluminen el techo mientras cantan ESTA LUCESITA. Después de cantar, deje que los niños dibujen o coloreen una vela con su candelabro y una llama amarilla y escriba ¡DOY FRUTO CUANDO PERMITO QUE MI LUZ BRILLE! Si tienen tiempo, los niños pueden recortar la vela con su candelabro y la llama y pegarla en un papel de construcción.
MERIENDA DE CARRO DE MANZANA Y UVAS: Corte manzanas en rebanadas (el carro) y póngale dos palillos de dientes, uno en cada final de la rebanada. Añada una uva al final de los palillos de dientes para que hacer las cuatro ruedas del carro. (Presione aquí) Pueden añadirle una salsa de frutas para hacerlo más gustoso.

16 nov. 2014

PAPÁ DIOS NOS HACE MUCHOS REGALOS! (nivel inicial)

Preparando la navidad con los mas pequeños
PAPÁ DIOS NOS HACE MUCHOS REGALOS!


- LOS FUIMOS DESCUBRIENDO PASO A PASO, DURANTE TODO EL AÑO CON LOS MÁS PEQUES...
- LOS FUIMOS DISFRUTANDO Y HACIENDO PARTE DE SUS VIDAS, SUS MANOS, SUS SENTIMIENTOS...
- LOS FUIMOS VALORANDO Y AGRADECIENDO....

HOY ES MOMENTO DE PREPAR EL CORAZÓN PARA EL REGALO MÁS IMPORTANTE DE TODOS!
ESE QUE LLEGA PARA CADA UNO: CHICOS Y GRANDES.... ESTÉN LEJOS O CERCA.... PARA MI Y PARA VOS Y PARA EL ABUELITO QUE ESTÁ EN EL CIELO TAMBIÉN!

DE QUÉ SE TRATA ESTE REGALO?
CÓMO PREPARAMOS EL CORAZÓN PARA RECIBIRLO?...

PISTAS PARA DESCUBRIR 
EL REGALO QUE PAPÁ DIOS NOS ESTÁ PREPARANDO... 

- NO ES UNA BICICLETA...
- NO ES UNA PELOTA DE FUTBOL
- NO ES UN MUÑECO
- NO ES UNA PELOPINCHO
- NO ES ROPA
- NO ES UNA ENTRADA AL CINE
- NO ES PLATA

- ES ALGO PARA TODA LA VIDA Y MÁS
- ES PARA TODOS
- ES MUY COSTOSO
- ES MUY VALIOSO
- ES MUY GRANDE
- ES MUY IMPORTANTE
- ES PARA SIEMPRE

- NO IMPORTA LA EDAD
- NO IMPORTA DONDE VIVÍS
- NO IMPORTA SI SOS VARÓN O MUJER
- NO IMPORTA SI LO PEDISTE O NO

- SÓLO IMPORTA QUE LO VALORES
- SÓLO IMPORTA QUE LO AMES
- SÓLO IMPORTA QUE LO CUIDES
- SÓLO IMPORTA QUE LO COMPARTAS
- SÓLO IMPORTA QUE SEAS FELIZ
- SÓLO IMPORTA QUE NO LO PIERDAS
- SÓLO IMPORTA QUE LO DISFRUTES.
SI, SE VIENE EL REGALO MÁS GRANDE Y MAS IMPORTANTE DE PAPÁ DIOS PARA VOS!
PERO.... HAY QUE PREPARARSE!
Cómo nos preparamos cuando se acerca un momento importante en casa?
Antes de un cumple, por ejemplo?
Cómo nos preparamos si esperamos visitas?
Cómo prepara mami la casa si van a venir invitados?
Y si vamos a salir de paseo?

ASÍ COMO CADA SALIDA Y VISITA Y MOMENTO IMPORTANTE LO PREPARAMOS ESPECIALMENTE... ASÍ A PREPARARSE POR FUERA Y POR DENTRO PORQUE SE VIENE UN MOMENTO ESPECIAL!

Cerramos los ojitos y pensamos... estoy preparado?, estoy listo?
Me lavé las manos?, me arreglé la ropa?, preparé el lugar?, cómo?, acomodé mis chiches?... pensé en todo lo que lo voy a disfrutar!... pensé con quién lo voy a compartir?... pensé en cómo lo voy a compartir?...

A PREPARAR LA CASA... empecemos por la casa grande: carteles que anuncian, llenos de colores, brillos y alegría, adornos por todas partes, flores rojas y con brillos, música que dé alegría, UNA CORONITA EN LA PUERTA DE LA CASA, mensajes hechos por nuestras manitos para todos, dulces que esperan el momento del festejo y anuncian lo bellos que está por suceder, sorpresas que presagian y esperan....

EL CORAZÓN... le pido a Papá Dios ser cada día mejor hijito, comparto lo que tengo, saludo a los mayores, hago caso a papi y mami, lo abuelos... las seños, no miento ni me encapricho, juego sin pelear, como todo y ... lleno de abrazos a todos!

A PREPARARNOS NOSOTROS... qué será? qué haré con el? a dónde lo guardaré? cómo? lo llevo conmigo? lo compartiré? ... ensayo momentitos de silencio... ensayo mirar el cielo y sentirme feliz porque espero algo hermoso de nuestro papá del cielo... ensayo una sonrisa para EL!

A PREPARAR LAS GANAS DE DISFRUTARLO Y SER FELIZ CON EL...
A PREPARAR DESDE AHORA LAS GANAS DE COMPARTIRLO...

¡A PREPARARNOS Y A PEDIRLE A PAPÁ DIOS QUE ESTE REGALO NOS HAGA MUY FELICES A TODOS!
AYUDITAS... PREPARANDO EL FESTEJO!
                                                Guión para pesebre viviente (Nivel Inicial)

Personajes:
Estrella, relator, hormiguitas, vaquitas de San Antonio, pajaritos, conejitos, estrellas, ángeles, pastores, aldeanas.

Guión (obviamente puede ser adaptado y enriquecido con la creatividad de quienes lo preparen).

Estrella: (Entra corriendo) Buenos días (o buenas tardes), qué suerte que llegué. Me invitaron a este encuentro para que les contara una hermosa historia que ocurrió hace muchos, muchos años. Como vengo de un país muy lejano, tuve que viajar mucho. Estoy con ustedes, para recordarles algo que pasó hace mucho, mucho tiempo, pero, como lo que les vengo a contar es cosa de nuestro Padre Dios, también puede ocurrir hoy en cada uno de nuestros corazones.

(A lo largo del desarrollo del relato, la estrella irá buscando a los diferentes personajes que van a participar. En el momento que la estrella va hacia ellos y los conduce al pesebre, se escucha una música de fondo preparada previamente.

Relator: Cierta vez, Dios quiso hacer algo maravilloso. Quiso nacer en medio de los hombres para estar bien cerca nuestro. Para hacer eso, tuvo una idea genial: le pidió a una chica llamada María, que estaba comprometida con un muchacho llamado José, que fuera la mamá de Jesús. Por eso, en un pueblito llamado Belén, en un pesebre, en medio de la noche, se escuchó el llanto de un niño: era Jesús que había nacido.

(Aparecen María, José y Jesús con música de fondo y se ubican en el pesebre)

Relator: ¡Qué fiesta se armó en medio de la noche!
Los primeros en enterarse de que había nacido Jesús, fueron los que estaban más cerca de él, los animalitos que vivían en el pesebre. Sí, porque Jesús nació para todos, para hacer un mundo mejor y para que todas las criaturas, desde las más grandes a las más chiquitas, se alegraran por ello. ¿No me creen? Miren como las hormiguitas y las vaquitas de San Antonio rodean a Jesús para bailar de alegría a su lado.

(La Estrella busca y guía a los animalitos, que pueden ser los nombrados u otros, hasta el pesebre y los ubica).

Relator: Otros animalitos también escucharon el llanto del niño recién nacido y fueron corriendo para ver qué estaba ocurriendo. ¡Qué alegría cuando llegaron! Encontraron a un pequeño bebé en brazos de su madre. Ellos no entendían bien qué estaba pasando, pero pudieron reconocer que algo importante había ocurrido y que querían ser protagonistas de este acontecimiento. Una vaquita, un burro y varios conejitos y pajaritos también querían festejar y manifestar su alegría.
(La estrella lleva a los animales nombrados).

Pero, en el cielo, también se había armado un gran alboroto, una gran fiesta cuando se enteraron de que había nacido el niño Dios. Los ángeles bailaban, cantaban, reían y, como los ángeles son los mensajeros de Dios, fueron por todo el mundo anunciando la gran noticia. Cantaban por los pueblos y ciudades: ¡Estén alegres! ¡Hoy les ha nacido el salvador!

(La estrella da una vuelta con los angelitos hasta que los conduce al pesebre).

El canto de los ángeles llegó hasta unos pastores que estaban cerca cuidando sus ovejas. Ellos estaban despiertos mientras otros dormían y por eso, pudieron escuchar el canto de los ángeles y encontraron al pequeño niño recostado en un pesebre y envuelto en pañales. Algunos fueron con sus bastones y otros alegraron el lugar con sus flautas. María, la mamá de Jesús, contemplaba tanto amor y tanta alegría y guardaba todo eso en su corazón.
(La estrella lleva a los pastores al pesebre).

Pero, los pastores se dieron cuanta que algo les faltaba, las mujeres no se habían enterado de este gran acontecimiento y entonces, le pidieron a la estrella que fuera a buscar a las aldeanas y les dijera que trajeran canastas con frutas y comida porque sabemos, que la comida, nos reune y nos hace familia.

(La estrella busca a las aldeanas).

Ya está, pensó la estrella, ahora puedo descansar y brillar fuerte sobre el pesebre para que el mundo entero vea la luz que nos trae Jesús. Pero, Dios tenía otro plan. Una luz sola alumbra poco, por eso, envió a muchas otras estrellas para que el mundo vea cuál es el camino hacia Jesús.

(Las otras estrellas van hasta el pesebre, bailan con la Estrella y se ubican rodeando a los demás niños).

Cada uno de nosotros está llamado a ser luz para que el mundo crea que es posible vivir en el amor.
Ojalá que podamos descubrir la luz que Dios ha puesto en nuestro corazón para hacerla brillar con todas sus fuerzas y alumbrar al mundo.

Repartimos velitas y cantamos un villancico con los niños.

Fuente: María Inés Casalá, publicado en Diálogo 152
Otro posible final:
 http://www.buenasnuevas.com/

Por eso, esta navidad: (Voces de niños grabados o que lean en el momento y el grupo de niños en la medida que lee abre su cartel en la que está escrito lo mismo que se lee. Los carteles pueden ser manos o corazones que los niños utilicen como si fueran “manoplas”. (*))

 Regalá una sonrisa. 
 Estrechá una mano con ternura. 
 Perdoná una ofensa. 
 Decí una palabra de consuelo. 
 Se solidario con el que menos tiene. 
 Compartí la alegría. 
 Da gracias a Dios por todo lo bueno que has recibido. 
 Pedí perdón 
 Respeta y cuida la vida. 
 Abrile a Jesús tu corazón
Deja que sea tu amigo
 


 (se pueden agregar intenciones según la cantidad de niños invitados a participar) 
 Feliz Navidad 2013 

(* )Los corazones o manos pueden prepararse en goma eva, cartón o cartulina y escribirse con fibrones indelebles. Se realizan dos frentes pegados por tres de sus lados y se deja la parte inferior abierta para que los niños introduzcan allí sus manitos para mostrarlos como si fuera una manopla.

Visto en:
  http://www.accioncatolica.org.ar/

Algunos temas musicales que sugiero como fondo o para que canten los niños:

Los ángeles del cielo.Villancico

Aquella estrella de allá

En el portal de Belén

Allá en el pesebre

La peregrinación (Infantil)

La peregrinación. Ariel Ramírez y Los Fronterizos.


fuente: "Libro Elegidos - para acompañar la catequesis del Nivel -
http://www.libroelegidos-catequesis.blogspot.com/


6 ago. 2014

Presentación de la vida de san Cayetano



Leemos en la página www.paulinas.org.ar la historia de san Cayetano. Investigamos acerca de la devoción al santo en nuestro país y el culto que se le rinde para pedirle por el pan y el trabajo.

Reflexión sobre el valor del trabajo
En el diccionario, se define la palabra trabajo de esta manera: ‘Acción y efecto de trabajar. Ocupación. Obra, resultado de la actividad humana. Esfuerzo humano aplicado a la producción y a los bienes’.
Dios crea al hombre y le da un trabajo: ¡ocuparse de la creación y de su propia subsistencia! A lo largo de toda la historia, vemos cómo el hombre y la mujer han desarrollado su capacidad de trabajar para su subsistencia y para la conservación de la especie: aprendió a cazar y a pescar, a tallar piedras, a prender el fuego, a fabricar sus armas, a confeccionar sus vestimentas, a construir sus viviendas…
Con el tiempo, el trabajo humano se especializó en diferentes oficios o profesiones que marchan al compás de las civilizaciones y que se siguen desarrollando hasta el día de hoy.
El trabajo realizado por el hombre en sociedad construye el bien común, todas las actividades de las personas tienen que estar orientadas a este bien. Cualquier trabajo donde la persona persiguiera su propio interés olvidándose del bien común daña el tejido social.
Todos los seres humanos tienen el derecho de tener un trabajo, de realizarlo en condiciones dignas y de recibir una remuneración justa que les permita vivir con dignidad. La falta de trabajo y la desocupación es un atentado contra la dignidad de las personas.
Todo lo que nos rodea es el resultado del trabajo de muchas personas: el lugar donde vivimos, la comida, la ropa, la salud, nuestra educación, el transporte, la tecnología, nuestras diversiones… en todo lo que nos rodea, hay un grupo de personas que trabajan para prestarnos ese servicio. Y sobre todo, el trabajo de nuestros padres, que con tanto amor y esfuerzo se ocupan de que tengamos lo que necesitamos para crecer y para desarrollarnos hasta que también nosotros podamos insertarnos en el mundo del trabajo. Trabajan fuera de casa, para ganar el dinero que necesitan para la familia; y trabajan dentro de casa para cuidarnos y para mantener el orden de su hogar.
El trabajo nos dignifica, nos hace bien, nos ayuda a conocer nuestras capacidades y a ponerlas al servicio de los otros; nos desafía y nos enseña a ser mejores personas. ¡Todo en la vida implica una tarea o trabajo! Las personas deben encontrarle un sentido a su trabajo, para poder realizarlo con alegría, aunque resulte pesado; de otra manera el mismo trabajo se volverá una carga emocional –mal humor, amargura– que se sumará a la tarea en sí.
La virtud del trabajo está en relación con otras virtudes, por ejemplo:
La responsabilidad, que nos hace «responder» de manera adecuada a lo que se espera de nosotros o a las tareas que nos son encomendadas.
La perseverancia, que nos hace actuar con constancia y con firmeza, para obtener los resultados que nos propusimos. Nos ayuda a resistir con paciencia los esfuerzos, a no perder de vista la meta a la que queremos llegar, a no dejar a un lado nuestros compromisos ante las dificultades.
La humildad, que nos permite aprender de otros, dejarnos enseñar y corregir, y pedir ayuda cuando lo necesitamos.
Para crecer en la virtud del trabajo y para encontrar su sentido en la vida de las personas y en la cultura, debemos ejercitarnos en los siguientes aspectos:
– Considerar cuál es el fin del trabajo que realizamos y sus beneficios.
– Cumplir responsablemente las tareas que nos asignan.
– Poner atención, cuidado y dedicación en lo que hacemos.
– Hacer esfuerzos disciplinados y ordenados.
– Aprender a usar las herramientas y medios para la tarea propuesta.
– Dejarnos enseñar y pedir ayuda cuando la necesitemos.
– Agradecer a diario que tenemos trabajo y orar para que todos lo tengan.


MPEC
1. ¿Cuáles son mis trabajos o tareas cotidianas? ¿Cómo las realizo? ¿Me gusta trabajar en lo que trabajo?
2. ¿Cuáles son las tareas o trabajos que los otros me encomiendan (mis padres, mis maestros, mis amigos)? ¿Cómo las realizo?
3. De todas mis ocupaciones que cumplo en el trabajo, ¿cuál es la que más me gusta? ¿Cuál es la que me sale mejor, la que menos me cuesta? ¿La que realizo con más alegría? ¿Cuál es la que menos me gusta o la que más me cuesta? ¿Por qué? Las enumero del 1 al 5, según el orden de conformidad.
4. ¿Qué sentido le encuentro a mi trabajo? ¿Para qué lo hago? ¿De qué manera el trabajo que realizo (ya sea en la escuela o en alguna otra ocupación) construye el bien común?
5. Miro las tres virtudes para ejercitar en el trabajo: responsabilidad, perseverancia y humildad. ¿Me considero responsable, perseverante, humilde? Sí - No ¿Por qué?
6. ¿Qué necesito para crecer en responsabilidad, perseverancia o humildad? ¿Qué debo hacer?
7. Miro todas mis ocupaciones cotidianas, dentro y fuera del hogar: ¿En cuál de ellas necesito poner más atención y esfuerzo?
8. ¿Qué podemos hacer, como familia, para que el trabajo de todos construya nuestro bien común? ¿En qué tiene que trabajar cada uno para que crezca el bien entre nosotros?

Sugerencias para hacer en familia
Compartimos en familia el MPEC trabajado en forma personal. Cada uno comparte los cinco trabajos que más le gusta hacer; en qué virtudes tiene que crecer y por qué y en qué trabajo tiene que poner mayor atención.
Los padres pueden aprovechar para conversar con sus hijos acerca de sus trabajos y para planear un día para que el hijo los acompañe y los «vea» en su lugar de trabajo. Conversamos acerca de las tareas que cada miembro de la familia hace y pensamos juntos en qué debemos crecer para que reine el orden y la comunión gracias al trabajo de cada uno.
Los padres podrían hablar con los hijos acerca de la situación de las personas que están sin trabajo, de los índices de desocupación en nuestro país, y de cómo nuestro pequeño aporte contribuye a la construcción del bien común.
Reflexionamos juntos:
– ¿Hay algunos trabajos que no están en relación con el bien común? ¿Cuáles? ¿Por qué?
– ¿Hay algunos trabajos o actividades que no sean dignos o que atenten contra la dignidad de las personas? ¿Cuáles?
– ¿Qué pasa cuando el trabajo de los hombres no es remunerado dignamente? ¿Por qué existen tantas diferencias en la remuneración de los diferentes trabajos? ¿Estas diferencias son justas? ¿En qué casos?
– ¿Qué es mejor darles a las personas que están necesitadas: pan o trabajo? ¿Por qué?
Podemos también buscar y comentar algún cuento, mito, fábula o poesía que nos hable acerca del valor del trabajo.
Todas las noches, agradecemos a Dios por el trabajo, rezamos por el trabajo de todas las personas y pedimos especialmente por aquellas que están desocupadas o no tienen trabajo.
El trabajo nos dignifica, nos hace bien, nos ayuda a conocer nuestras capacidades y a ponerlas al servicio de los otros; nos desafía y nos enseña a ser mejores personas. ¡Todo en la vida implica una tarea o trabajo! Las personas deben encontrarle un sentido a su trabajo, para poder realizarlo con alegría, aunque resulte pesado; de otra manera el mismo trabajo se volverá una carga emocional –mal humor, amargura– que se sumará a la tarea en sí.
MPEC
1. ¿Cuáles son mis trabajos o tareas cotidianas? ¿Cómo las realizo? ¿Me gusta trabajar en lo que trabajo?
2. ¿Cuáles son las tareas o trabajos que los otros me encomiendan (mis padres, mis maestros, mis amigos)? ¿Cómo las realizo?
3. De todas mis ocupaciones que cumplo en el trabajo, ¿cuál es la que más me gusta? ¿Cuál es la que me sale mejor, la que menos me cuesta? ¿La que realizo con más alegría? ¿Cuál es la que menos me gusta o la que más me cuesta? ¿Por qué? Las enumero del 1 al 5, según el orden de conformidad.
4. ¿Qué sentido le encuentro a mi trabajo? ¿Para qué lo hago? ¿De qué manera el trabajo que realizo (ya sea en la escuela o en alguna otra ocupación) construye el bien común?
5. Miro las tres virtudes para ejercitar en el trabajo: responsabilidad, perseverancia y humildad. ¿Me considero responsable, perseverante, humilde? Sí - No ¿Por qué?
6. ¿Qué necesito para crecer en responsabilidad, perseverancia o humildad? ¿Qué debo hacer?
7. Miro todas mis ocupaciones cotidianas, dentro y fuera del hogar: ¿En cuál de ellas necesito poner más atención y esfuerzo?
8. ¿Qué podemos hacer, como familia, para que el trabajo de todos construya nuestro bien común? ¿En qué tiene que trabajar cada uno para que crezca el bien entre nosotros?

Sugerencias para hacer en familia

Compartimos en familia el MPEC trabajado en forma personal. Cada uno comparte los cinco trabajos que más le gusta hacer; en qué virtudes tiene que crecer y por qué y en qué trabajo tiene que poner mayor atención.
FUENTE . ESCUELA DE CATEQUESIS CUADERNILLO 

1 ago. 2014

Nos conocemos un poco más 

Objetivo:
- Profundizar las relaciones entre los miembros del grupo.
- Reflexionar acerca de cómo Jesús nos ayuda a vivir en comunidad

Desarrollo del encuentro

Primer momento:
Cada niño toma una hoja de carpeta y la dobla en cuatro. Luego dibuja la silueta de una persona y la recorta de manera que obtiene cuatro. Dentro de cada silueta, debe colocar actitudes que se dan en el grupo. Las positivas, las escribe en verde. Las negativas en rojo y las dudosas en azul. Actitudes que unen y o que desunen al grupo; que favorecen el clima de trabajo; que brindan alegría, que los hacen enojar...

Segundo momento:
Se forman grupos evitando que se reúnan los más amigos.
En los grupos, cada niño pone en común sus siluetas. Entre todos, deben elegir tres acti-tudes que unan y tres que desunan al grupo. Si hay siluetas dudosas, se entregan al catequista. El resultado se escribe en siluetas más grandes, del tamaño de media hoja de carpeta.

Tercer momento:
El catequista pega un papel afiche en algún lugar visible del salón en donde pueda permanecer pegado un buen tiempo. Un representante de cada grupo pasa con las siluetas y entre ellos se ponen de acuerdo en la forma en que las van a pegar en el papel. Mientras, cada niño pega las siluetas que él escribió en su carpeta.
Una vez que los representantes de los grupos terminaron de pegar las siluetas, se les pregunta qué criterio utilizaron. Quizás pusieron lo que une de un lado y lo que desune del otro o mezcladas. ¿Cómo se dan estas actitudes? En lo cotidiano aparecen mezcladas, nadie tiene siempre actitudes que desunen o que unen. Tampoco es algo fijo, como quedó en la cartulina, sino que vamos cambiando.  ¿Cuál de ellas se da más y cuál menos en el grupo?
Luego de conversar esto, agrega las siluetas verdes y comentan por qué son dudosas.

Lectura de la Palabra de Dios:
Proponer a los niños que tomen La Nueva Alianza y busquen en los primeros capítulos de cada evangelio cómo fue llamando Jesús a sus discípulos. ¿eran todos de la misma familia, tenían el mismo trabajo, eran amigos?
Tenían algo en común todos aceptaron la invitación de Jesús a navegar mar adentro y ser pescadores de hombres. (Marcos 4, 19). También los unía el amor de Jesús y reconocerlo como maestro.

Respuesta
• ¿Qué objetivos tenemos en común?
• ¿Qué es lo que nos une como grupo?
• ¿Qué podemos hacer para crecer en integración?

Oración

El catequista invita a contemplar el papel afiche y pide que cada uno piense qué puede hacer para mejorar su relación en el grupo.

Sugerido para niños y niñas mayores de 9 años
por Inés Casalá
PERIODICO DÍALOGO

25 abr. 2014

Adoración Eucaristía para niños.

Sugerimos que en la Santa Misa, antes de la bendición final, se puede realizar un momento de Adoración Eucarística. También les proponemos que lo puedan realizar en la semana.

Catequesis previa
Es importante, si es la primera vez que se realiza adoración Eucarística con niños, realizar previamente una catequesis para recordar:
- Jesús se quedó entre nosotros realmente en su Cuerpo y Sangre.
- En ese instante le podemos contar todo lo que queremos a Jesús y escuchar que nos quiere decir.
- Debemos estar tranquilos, en silencio y de rodillas.
- Acompañar el momento de Adoración con cantos y oraciones apropiadas.
- El momento de Adoración debe ser breve y se puede ir extendiendo a medida que pasa el año.

ADORACIÓN EUCARÍSTICA

Animador: La Eucaristía es la presencia real de Jesús entre nosotros. Jesús es nuestro gran tesoro y por eso lo adoramos.
Ahora, nos vamos a arrodillar y en silencio, mirando a Jesús que está en esa hostia, vamos a hablar con Él y sobre todo vamos a tratar de escuchar lo que Él nos quiere decir.

Sacerdote: Bendito y alabado sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar
Todos: Sea por siempre bendito y alabado.

Canto: 11 - Sé que estás aquí - CD: Misa Arquidiocesana de Niños 2011 – www.vicarianiños.org.ar

Moniciones: realizar algunas moniciones libres a cargo del sacerdote o animador.

Oraciones: 
A cada oración respondemos: JESÚS EUCARISTÍA ESCUCHANOS.

Niño 1: Te damos gracias por renovar nuestro corazón en esta Pascua de Resurrección y por San Juan XXIII y San Juan Pablo II, como modelos de santidad. Oremos…

Niño 2: Que la paz del mundo sea una realidad. Oremos…

Niño 3: Que siempre confiemos en tu Misericordia. Oremos…

Niño 4: Danos fuerza para salir a contagiar tu Amor en el barrio, en el colegio, en nuestras familias. Oremos…

Sacerdote: Bendito y alabado sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar
Todos: Sea por siempre bendito y alabado.

Oración Final:
Jesús, que quisiste quedarte en el Pan Consagrado
para alimentarnos y unirte a nosotros,
nos comprometemos a visitarte en el sagrario
para acompañarte y escucharte con nuestro corazón.
Por Jesucristo Nuestro Señor.
Bendición con el Santísimo Sacramento

Canto: 02 –Con Jesús yo voy - CD: Misa Arquidiocesana de Niños 2011 – www.vicarianiños.org.ar

16 feb. 2014

ORACIONES PARA NIÑOS



   Oración para pedir por el papa Francisco
Dios nuestro,
que en tu gran amor
construiste tu Iglesia sobre
la fe y la persona de Pedro,
y lo pusiste al frente
de los demás apóstoles,
mira con bondad a nuestro
papa Francisco,
a quien has elegido para ser
el sucesor de Pedro,
cuídalo y protegelo siempre,
dale la fortaleza necesaria
para poder guiarnos
hacia la unidad y la comunión.
Por nuestro Señor Jesucristo,
tu Hijo, que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.
Amén.




Oración para los niños
antes de leer la Biblia
Jesús Maestro, vos sos el
Camino, la Verdad y la Vida.
Te damos gracias por el don
de la Sagrada Escritura.
Envianos tu Espíritu para que
nos ayude y enseñe a leer La
Biblia y a rezar con ella.
Queremos aprender y hacer
todo lo que vos predicaste.
Junto a María prometemos
recordar tu Palabra,
conservarla en nuestra
mente y meditarla en nuestro
corazón como ella lo hizo.
Amén.

Oración al Espíritu Santo (para niños)
Espíritu Santo, que vivís dentro de mi corazón
desde el momento de mi bautismo,
gracias por llenarme del amor de Dios.
Ayúdame a portarme bien
y a hacer mis tareas en el colegio y en casa,
no dejes que nada malo me suceda,
y dóciles siempre a Jesús y a María
que los amo con todo mi corazón. Amén.


Consagración de los niños a María
Madre mía, yo me ofrezco todo/a a vos, y como prueba de mi cariño fiel, te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón; en una palabra, todo mi ser, ya que soy todo/a tuyo/a. Madre de bondad, cuidame y defendeme como a un hijito/a que te pertenece. Amén.



Oración a Jesús Eucaristía
Jesús mío, gracias por amarnos tanto y quedarte para siempre con nosotros en la Eucaristía.
Quiero que mi corazón esté siempre preparado para recibirte con mucha alegría, y así me llenes de amor.
Pido al Espíritu Santo que me ayude a poder adorarte con todo mi ser cada vez que te vea en la presencia eucarística, porque te amo y creo que allí estás.
Bendecinos a mi familia y a mi también. Amén.






Acción de gracias de un niño por la
creación.

Gracias Padre Dios por todo lo que creaste.

Gracias por la naturaleza que
nos hace feliz con tantas melodías, aromas y colores.
Gracias por los maravillosos paisajes y por cada animalito
que nos acompaña en el
mundo.
Te pido que bendigas siempre
a tu creación y que me ayudes
a cuidarla con todo mi corazón.
Amén