26 may. 2013


¿Qué es Corpus Christi? Explicación para niños.

Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía. Este día recordamos la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena, al convertir Jesús el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre. Es una fiesta muy importante porque la Eucaristía es el regalo más grande que Dios nos ha hecho, movido por su querer quedarse con nosotros después de la Ascensión.

DINÁMICA -.Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo

 Objetivo :

Que los niños profundicen en el amor de Jesús, que a través del sacrificio eucarístico de su Cuerpo y de su Sangre, ha querido estar con nosotros hasta el final, hasta su vuelta.

Saludo

Queridos niños: Jesús, en la última Cena no sólo manifestó que quería estar siempre con nosotros sino que, a través del pan y del vino, convertidos en su Cuerpo y su Sangre por el poder de su palabra, ese deseo lo hizo realidad. Jesús está con nosotros y quiere que lo recibamos con mucha frecuencia para que seamos uno con él y con los demás. ¡Gracias, Jesús!

 EVANGELIO - Juan 6, 51-58.

 En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: Yo soy el Pan Vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este Pan vivirá para siempre. Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida" Entonces los judíos se pusieron a discutir entre sí: "¿Cómo puede este darnos a comer su carne?" Jesús les dijo: "Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no podrán tener vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día. Mi carne es comida verdadera, y mi sangre es bebida verdadera. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. Como el Padre, que vive, me envió, y yo vivo por él, así, quien me come a mí tendrá de mí la vida. Este es el pan que ha bajado del cielo, no como el pan que comieron sus antepasados, los cuales murieron. El que coma este pan vivirá para siempre".

Reflexión

-¿Qué, dice Jesús, es verdadera comida y verdadera bebida?

-¿Quién puede darnos a comer su carne y a beber su sangre?

 -¿Quién permanece en Jesús y, Jesús en él?

-¿Quién tendrá la vida de Jesús?

-¿De qué pan se alimentaron los antepasados de los judíos?

-¿Quién, dice Jesús, vivirá para siempre?

 Comer y beber a Jesús es hacerse uno con él. Comida y bebida de salvación es ese pan, cuerpo de Jesús y ese vino, sangre de Jesús. Es el misterio del amor más grande, lo que escandalizó a muchos judíos que seguían a Jesús para oírlo, pero que no abrieron el corazón al contenido de su mensaje. Jesús ha venido para que tengamos vida y una vida plena, por eso, se hace alimento y al mismo tiempo, ideal y meta de nuestra vida, guía y maestro, amigo y hermano, fuerza y unidad con los demás, lo es todo para quien lo acepta de verdad.

Si pensamos que recibir a Jesús en la eucaristía se refiere solo al momento de la comunión no hemos entendido las palabras de Jesús. él desea transformarnos del todo, día a día, momento a momento. Vivir para siempre es pertenecerle a Jesús. Muchos pueden pensar que es difícil pero no lo es: si amamos de verdad, buscamos hacer el bien, tratamos de llevar nuestra alegría a otros y nos alejamos de lo malo, ya estamos haciendo vida la comunión con Jesús. Un niño misionero que ha sentido la invitación de Jesús a colaborar con él, vive la comunión con Jesús y con los demás. Sabemos que somos débiles y que nos podemos desanimar pero que Jesús está siempre ahí para darnos fortaleza. La comunión con Jesús nos une a toda la Iglesia y nos hermana con los más pobres y necesitados, como se hermanó Jesús con los pobres de su tiempo. Comulgando a Jesús: "Miramos a todos los hombres con ojos de hermano".

 Iluminación

La Eucaristía renueva el sacrificio de Jesús en la cruz, su entrega y salvación por todos. Es una realidad constante, que no pasa, que nos llena de Dios porque Jesús viene a nosotros y nos hace fuertes, animosos y alegres, sembradores de paz y de misericordia. La actitud que debemos tener ante este misterio, no puede ser la misma de aquellos que solamente oían y que en el momento de hacer la opción se alejaron, sino la actitud humilde de quien pide perdón porque peca muchas veces y comparte con los demás al Jesús que lleva en su corazón.

Celebración

El catequista invita a los niños a sentarse en el suelo formando un círculo. Les explicará lo que se va a hacer: elaborar una historia sobre el tema: El mundo cambia cuando los cristianos compartimos la Eucaristía . A cualquier niño, le entregará una hoja grande de papel en blanco, para que comience la historia sobre el tema asignado. Después de exponer su idea el primer niño pasará la hoja y el lápiz al compañero de la derecha para que continúe el relato y así hasta que todos escriban. Cada uno piensa en algo para escribir pero, al leer lo que los otros han escrito, tratará de hacer concordar las ideas. Al finalizar el cuento, el catequista lo leerá en voz alta. Se harán comentarios sobre: cómo se sintieron, que quisieron decir y lo que cambiaron, qué enseñanzas nos da la historia, cómo nos podemos ayudar, etc. Para finalizar se hace una oración de acción de gracias.

 Oración

Querido Jesús: sabemos que nos amas infinitamente y por eso has querido quedarte en la eucaristía. Te pedimos que la humanidad abra los ojos a ese misterio en el que te haces alimento de salvación, "Pan Vivo que ha bajado del cielo" Ayúdanos a comprender cada vez más, ese amor tuyo, que es una realidad que nos llena de alegría y de esperanza. Gracias, Jesús, eres incomparable. Amén.

 Compromiso

-Tratar de participar más en la Misa, estar atento, contestar las oraciones en voz alta, poner mucha atención a las lecturas, cantar.

 - Preguntar al párroco si podemos ayudar como monaguillos, hacer las lecturas, etc. en la Misa.

 -Prepararnos mejor para recibir a Jesús cada vez que comulgamos.

REFLEJOS DEL AMOR DE DIOS TRINITARIO