23 sept. 2013

LAS SIETE LLAVES

El primer paso para conocer la Palabra de Dios que está en la Biblia, es leer la misma Biblia.

El Apocalipsis, en el capítulo 5, habla de un libro cerrado con siete sellos. El visionario del Apocalipsis llora porque nadie es capaz de abrir, leer y explicar el libro. Pero los seres vivos y los ancianos entonan un cántico a Jesucristo, Señor de la historia, único capaz de abrir el libro y desvelar sus misterios. Ciertamente este libro es también el libro de la historia de la humanidad y en él está también la historia del pueblo de Dios y la nuestra. Y tanto la Biblia como la vida deben ser leídas a partir de Jesús, el Cristo y Señor.


Las siete llaves:(adaptación de la dinámica extraída del libro "El Poblado de la Biblia", J.silvia,Paulinas,m)

Con las "siete llaves" tú descubres la Palabra de Dios que está en la Biblia y en la vida y entiendes mejor el sentido que se esconde detrás de las palabras.

Pies firmes en la realidad. Para leer bien la Biblia es necesario leer bien la vida. Conocer la realidad personal, familiar y comunitaria del país y del mundo.También es necesario conocer la realidad en la cual vivió el Pueblo de la Biblia. La Biblia no cayó del cielo ya hecha. Ella nació de las luchas, de las alegrías, de la esperanza y de la fe de un pueblo (ver Ex 3,7-10).

Ojos bien abiertos. Un mirada sobre el texto de la Biblia y otra sobre el texto de la vida. ¿De qué habla el texto de la Biblia? La Palabra de Dios está en la Biblia y está en la vida. Necesitamos ojos para escudriñarla.

Oídos atentos, en alerta. Un oído para escuchar el clamor del pueblo y otro para escuchar lo que Dios quiere decir.

Corazón libre para amar. Leer la Biblia con amor y con cariño, con la emoción que el texto provoca.

Sólo quien ama a Dios y al prójimo puede entender lo que Dios habla en la Biblia y en la vida.

Corazón disponible a convertirse.

Boca. Para anunciar y denunciar aquello que los ojos vieron, los oídos oyeron y el corazón sintió sobre la Palabra de Dios y la vida. ¿Cómo me puedo callar?

Cabeza para pensar. Usar la inteligencia para meditar, estudiar y buscar respuestas a nuestras dudas. Leer la Biblia, y leer también otros libros que nos expliquen la Biblia.

Rodillas dobladas en oración. Sólo con mucha fe y oración se puede entender la Biblia y la vida. Pedir ayuda al Espíritu Santo para entender el "espíritu" de la Biblia. No podemos hacer una lectura al pie de la letra, porque la letra mata y el espíritu vivifica, como lo advierte San Pablo (ver 2 Cor 3,6).

Ciertamente descubriremos otras llaves, pero éstas son indispensables.

 

Es bueno juntar las llaves a un llavero fuerte y firme. Este llavero es la familia, el círculo bíblico, o la comunidad. La Biblia leída con la comunidad se hace más fácil, más provechosa, más agradable y es signo de la presencia de Dios (ver Mt 18,20).

 

Curiosidades sobre la Biblia

1. ¿La Biblia fue escrita en capítulos numerados, como hoy la tenemos?

No. Ningún libro de la Biblia fue escrito numerando los capítulos. Quien tuvo la idea de dividir la Biblia en capítulos fue Esteban Langton, arzobispo de Cantourbery, profesor en la Universidad de París, en el año 1214 d.C.

2. ¿Quién hizo la división en versículos?

En 1551 Robert Etiene, redactor y editor en París, hizo la experiencia dividiendo el NT de lengua griega en versículos. A Teodoro de Beza le agradó la idea y en 1565 dividió toda la Biblia en versículos.

3. ¿Por qué dividieron de esta manera los libros de la Biblia?

Esto lo hicieron por dos razones: para que nos quede más fácil citar los textos bíblicos y ubicar rápidamente los textos citados.

4. En la Biblia, ¿cómo encontramos los capítulos y los versículos?

En la citación, el capítulo es el número que está antes de la coma, y el versículo es el número que viene después de la coma, nos indican donde comienza y donde termina.

Ejemplo: Gen 11,1-9, esto significa que debes buscar el libro del Génesis capítulo 11, versículos de 1 a 9.

En las Biblias, el capítulo está escrito en tipo más grande y el versículo en número pequeño. Repara, también, la abreviatura del libro del Génesis (Gen).

5. ¿ Quién tradujo por primera vez toda la Biblia y cuándo fue impresa como la tenemos hoy?

La primera traducción, y la más famosa Biblia en latín, es la de San Jerónimo, conocida como Vulgata (del latín = la divúlgala). Esto sucedió por el año 400 d.C., a pedido del Papa Dámaso.

Verdaderamente, la primera traducción de la Biblia fue la traducción de la Biblia hebrea (de los Judíos) para el griego, conocida como la traducción de los LXX (70), muy usada en la época de Jesús y en las comunidades.

6. ¿Cómo se presentaba la Biblia antes de que surja la imprenta?

De diversas formas: en pedazos de papel vegetal; en rollos de pergaminos (cuero de animal); en papiro (especie de papel vegetal) y en "hojas".

7. ¿La Biblia protestante es diferente de la Biblia católica?

El Nuevo Testamento es igual para todos.

El Antiguo Testamento en la Biblia católica tiene siete libros más. Estos libros son: Tobías; Judit; 19 y 29 Macabeos; Sabiduría; Eclesiástico; Baruc, que son de traducción griega.

8. ¿Qué quiere decir las palabras exégesis y hermenéutica?

La palabra "exégesis" es un término griego para explicar el trabajo que hacen los estudiosos en el análisis de un texto bíblico. Significa "sacar de dentro" todo lo que el texto dice.

El texto es como un tejido entrelazado por hilos diferentes. La exégesis se dedica al estudio del tejido bíblico.

La palabra "hermenéutica" también es una palabra de origen griego y significa el trabajo de encontrar el mensaje que está escondido detrás de las palabras y como se aplica al hoy. 

El pueblo aumenta, pero no inventa ¿Cómo fue que la Biblia llegó hasta nosotros?

Esta es una pregunta que muchos se hacen. La Biblia antes de ser escrita fue vivida, y después fue contada por los padres a los hijos, de generación en generación. Mira los Salmos 44,2;78,3-4;145,4; Ex 10,2. Este período, que duró aproximadamente 900 años, se llama Tradición Oral.

La Biblia comenzó a escribirse durante el reinado de Salomón, por el año 950 a.C. Hoy, por respeto a la cultura judaica, algunos prefieren llamar al Antiguo Testamento, "Primer Testamento". El Antiguo Testamento quedó listo por el año 50 a.C., y el Nuevo Testamento a final del siglo I. Por lo tanto la Tradición Escrita duró aproximadamente otros 900 años. Como la madre, que gesta a su hijo en la intimidad oculta y sin embargo le habla..., así Dios actuó con su pueblo.