8 may. 2014

Tema: Las ovejas conocen la voz del pastor - Cuarto Domingo de Resurrección, Año A


Objeto: Un dibujo o foto de un niño jugando con un perro.

Escritura: "El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las saca del redil. Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz. Pero a un desconocido jamás lo siguen; más bien, huyen de él porque no reconocen voces extrañas" (Juan 10:3-5 - NVI). 

¿Cuántos de ustedes tienen un perro? Si tienes un perro, probablemente pases mucho tiempo con él.  Puedes jugar con tu perro y tal vez le tires una bola o un palo lejos de él para que lo busque y te lo traiga.  Si amas a tu perro, le darás comida y lo cuidarás y llegarán a estar muy unidos.  Cuando estés a la escuela, tu perro se sentirá muy triste, especialmente si tiene que estar sólo todo el día y no tiene con quien jugar, ¿no es así?  Si eres como la mayoría de los chicos, cuando llegas de la escuela a tu casa, unas de las primeras cosas que harás será ir al patio y llamar a tu perro.  Tan pronto como él oye tu voz, viene corriendo, ¿no es así?

¿Qué crees que pasará si un extraño abre la puerta y llama a tu perro?  ¿Crees que tu perro iría corriendo a donde está el extraño?  ¡De ninguna manera!  Puede ser que ladre y hasta le enseñe los dientes.  Un perro conoce la voz de su amo y hará sólo lo que él le indique.

En la lección bíblica de hoy, Jesús dice que lo mismo ocurre con las ovejas y su pastor.  Dice Jesús que el pastor irá delante de sus ovejas y las ovejas le seguirán porque conocen su voz.  Jesús continúa diciendo que las ovejas nunca seguirán a un extraño porque no reconocen su voz, de hecho, Jesús dice que ¡se alejarán corriendo al ver al extraño!

Jesús desea que entendamos que él es el pastor y nosotros somos sus ovejas.  Si Jesús es nuestro Maestro, conoceremos su voz y haremos lo que desee que hagamos. Algunas veces, otras personas tratarán de que hagamos algo que no debemos hacer.  Si Jesús es nuestro Maestro, no escucharemos esa voz. En ocasiones Satanás trata de que hagamos algo que no debemos hacer.  Si Jesús es nuestro Maestro, no prestaremos atención a la voz de Satanás.

El pastor siempre desea lo que es mejor para sus ovejas.  Él las lleva a pastos verdes donde encuentran mucho que comer.  Las dirige hacia donde hay agua fresca para que tengan suficiente para tomar.  Las dirige a un lugar donde estarán protegidas de cualquier tormenta que ocurra.  Jesús desea lo mejor para nosotros.  Él dice que vino para que tengamos vida y para que la tengamos en abundancia.  La tendremos si escuchamos su voz y le sigamos a él.

Padre, de damos gracias por Jesús, el Buen Pastor, que vino a darnos vida para que la tengamos en abundancia.  Ayúdanos a escuchar su voz y a seguirlo.  En el nombre de Jesus oramos.  Amén. 

ACTIVIDADES INTERACTIVAS PARA HACER EN GRUPO:



JUEGA AL ESCONDITE CON LAS OVEJAS PERDIDAS: La maestra u otro líder hará de pastor y buscarán a todas las ovejas que están escondidas.
LA VOZ DEL PASTOR: Pídale a los niños que se sienten haciendo un círculo. A uno de los niños se le vendará los ojos y representará al pastor. El maestro apuntará a uno de los otros niños para que hagan el balar de la oveja (baa baa). El “pastor” escuchará y tratará de adivinar que niño hizo el sonido de las ovejas.

JUEGO DE LAS OVEJAS QUE SE CAEN: Las ovejas frecuentemente se caen y necesitan del pastor para que las ayude a levantar. Pueden escoger un niño como pastor para que encuentre a las ovejas que se han caído y están regadas por todo el lugar. Cuando la maestra toque un silbato, un nuevo pastor será escogido, el cual continuará ayudando a las ovejas que se han caído. Las ovejas que estaban “caídas” para el primer pastor, pueden “caerse” nuevamente para los otros pastores.
MANTENIENDO ALEJADAS A LAS OVEJAS: Los niños, pretendiendo ser las ovejas, harán una fila. Otro niño, representando al pastor, estará parado al lado opuesto. Entre ellos estará otro niño haciendo de “lobo”. El pastor llamará algunas de sus ovejas por su nombre las cuales tratarán de llegar al pastor mientras el “lobo” trata de cogerlas. Asegúrese de que las ovejas balan mientras corren hacia el pastor. Si el “lobo” las toca, las ovejas se tirarán un rato a dormir en el piso.

DRAMITA DE LAS OVEJAS: Los niños pueden dramatizar la historia de hoy en un pastizal, con una palangana con agua y un área donde puedan cubrirse (tal vez una mesa con una sábana). Deje que los niños participen siendo ovejas, lobo y pastor, rotándose cada cierto tiempo.

LLAMANDO LAS OVEJAS: Durante la lección de hoy, el maestro/pastor llamará a uno de los niños como OVEJITA MARÍA, etc…y la ovejita dirá BAA BAA tan fuerte como pueda. Continúe con la lección y llame a cada uno de los niños de igual manera. Otra opción podría ser el que los niños digan BAA BAA cada vez que oigan la palabra OVEJA/OVEJITA mientras escuchan la historia de hoy.

OVEJAS CON VERSÍCULO BÍBLICO: Tengan patrones de ovejas recortadas y distribuídas en un área designada para que, después de haber comenzado la clase, los niños las busquen . Cada oveja tendrá escrita una o más palabras del versículo de hoy. Los niños tendrán que organizarlas para que se lea el versículo completo.

OVEJAS DE ALGODÓN: Si la clase es pequeña, la maestra puede tener una cartulina en la forma de una oveja en el piso, o dos de ovejas, si la clase es grande. Según los niños vayan llegando, serán animados para que peguen bolitas de algodón y así completar la oveja para la lección de hoy.


APORTES PARA LA CELEBRACIÓN- 4to Domingo de Pascua Ciclo A “UNA PUERTA LLAMADA JESÚS”

RECURSO 



Seguimos trabajando en este tiempo como eje del recurso, el Antes de la Pascua y el Después de la Pascua. De este modo trataremos de visualizar la novedad que ofrece la Resurrección de Jesús. El Antes de este domingo lo podemos marcar por aquellos que quieren entrar al corral por un lugar que no es el correcto, son los que no pertenecen al rebaño.
El Después viene marcado por los que entran por la puerta, que es Jesús.

Como recurso podemos tener preparada una puerta de cartón con un cartel que diga “Reino de Dios”. A modo de propaganda pegaremos carteles más pequeños que expliciten alguna característica del Reino.
Distintos personajes querrán entrar usando medios o modos no adecuados.
Por ej. Uno que viene recomendado… otro que trae un regalo para el que está en la puerta… otro que quiere comprar la entrada…  otro que trae un certificado de buena conducta… uno que se quiere colar… y otro que viene patoteando con violencia.
El que se encuentra cuidando la puerta manda a cada uno de los que se fue acercando a otro lado, diciendo que así no se puede entrar por esta puerta a este lugar.
Todos los que se quedaron fuera preguntan: ¿Qué tenemos que hacer para entrar? En ese momento el cartel que dice “Reino de Dios” se da vuelta y aparece la palabra Cristo.
Otra posibilidad en la misma línea es armar un detector similar al que está en los aeropuertos o comercios, y sólo con mímica hacer que todos vayan pasando. Cuando lo hacen suena una chicharra y cuando pasa el último no suena. Al estar ya del otro lado saca un corazón que dice Cristo.


SUGERENCIAS PARA LA PREDICACIÓN

+ Recordamos el recurso:

+ Retomamos las imágenes que presenta el Evangelio. Sobre todo la del pastor, el corral y la puerta.

+ Jesús como “Buen Pastor” es la puerta que no permite entrar al reino de Dios, es la única puerta verdadera por la que podemos unirnos íntimamente con Dios, entrar en comunión con Él.

+ Dios quiere que todos los hombres alcancen la salvación; sean felices en la tierra y vivan para siempre junto a Dios. Por eso Dios quiere reunir a todos los hombres para que formen un solo rebaño, quiere reunir a todos los que están lejos y desparramados. Y Jesús es la puerta por la que es preciso entrar, es la puerta porque nos muestra y nos abre el camino.

+ Y podemos encontrar esta puerta cuando nos dejamos guiar por LA PALABRA.

+ Y tenemos la fuerza para atravesar la puerta cuando nuestro corazón SE ALIMENTA del mismo Jesús.

+ Y reconocemos la puerta entre muchas puertas porque el oído se acostumbró a escuchar la voz de Jesús y la reconoce.

 www.vicarianiños.org.ar

NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

Fiesta: 13 de mayo 2014



Mientras Europa vivía la Primera Guerra Mundial, el 13 de mayo de 1917, la Santísima Virgen María se apareció en Fátima (Portugal) a tres pastorcitos: a Lucía Dos Santos, de 10 años, y a sus primos Francisco y Jacinta Marto, de 9 y 6 años respectivamente.
Sucedió que al mediodía los tres niños vieron cómo se encendía un relámpago de la nada y una señora bellísima se apareció. Los exhortó a la oración, especialmente del rosario, con el fin de apresurar el final de la guerra y para la conversión de los pecadores del mundo entero.
La señora se apareció otras cinco veces ese año, y los tres pastorcitos regresaron cada 13 al lugar de la aparición, una localidad llamada Cova de Iria, para hablar con la bella señora, mientras una multitud de fieles, cada vez mayor, los acompañaba al lugar.
Las autoridades civiles y religiosas intervinieron interrogando a los tres niños y encerrándolos en la cárcel para asustarlos y obligarlos a decir la verdad. Pero eso no detuvo el flujo de los peregrinos, y por ello fueron liberados.
En el mes de octubre del mismo año, durante su última aparición, la señora se reveló como la Virgen del Rosario, recomendando la oración y la penitencia.
Las apariciones fueron acompañadas de fenómenos meteorológicos, tales como, la danza del sol, que fueron atestiguados por miles de fieles.
En el tiempo en que sucedieron las apariciones, la Virgen, según testimonio de los videntes, realizó varias profecías y recomendaciones y entregó a Lucía tres mensajes conocidos como los tres secretos de Fátima.

En 1930 la Iglesia reconoció y autorizó el culto a la Virgen de Fátima.

http://4.bp.blogspot.com/-0RY9_l_u3Zw/TpWcvaH7BfI/AAAAAAAAAFs/1jwkkXsUJqM/s1600/dibujosparacatequesis2.jpg

Dibujos para catequesis