10 oct. 2013

"Por favor" y "Gracias" son dos frases muy importantes - Domingo (28) Año C

 "¿Acaso no quedaron limpios los diez?" -preguntó Jesús-. "¿Dónde están los otros nueve?" (Lucas 17:17.)

Pueden ser las palabras más importantes en cualquier idioma...¿Sabes las palabras a las cuales me estoy refiriendo?  Estoy hablando sobre las palabras "por favor" y "gracias".  Veo por televisón un dinosaurio violeta llamado Barney que canta una canción llamada "Por favor y gracias".  Él las llama "las palabras mágicas".  Esto es lo que Barney dice (traducción literal):

    Está hablando acerca de "por favor" y "gracias";

    Les llama las palabras mágicas.

    Si deseas que ocurran cosas buenas,

    Son las palabras que deben escucharse.

    Recuerda "por favor" y "gracias",

    Pues son las palabras mágicas.    (Palabras y música por Phil Parker © 1992 Shimbaree Music)

Cuando era un niño y le preguntaba por algo a mi mamá, ella frecuentemente me recordaba decir "por favor" preguntándome: "¿Cuál es la palabra mágica?  Entonces, después que ella me daba lo que le estaba pidiendo, me recordaba que tenía que decir "gracias", diciendo:"¿Qué se dice ahora?"  Yo sabía que decir, pero a veces se me olvidaba.  Todos sabemos que decir, pero desgraciadamente, se nos olvida a veces.

La historia bíblica de hoy trata sobre diez leprosos.  Un leproso es una persona que tiene una enfermedad llamada lepra.  Esta enfermedad causa llagas en todo el cuerpo.  La lepra era muy común en el tiempo de Jesús y se creía que las personas que tenían esta enfermedad eran inmundas.  Se requería que estuvieran alejados de otras personas porque eran un peligro para la comunidad ya que su enfermedad era contagiosa.

Un día, Jesús estaba caminando por una villa pequeña cuando  vió un grupo de diez leprosos.  Ellos e mantuvieron lejos de Jesús y le decían: "Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros."  Obviamente, ellos sabían quién era Jesús y que él tenía el poder para sanarlos y le preguntaron muy amablemente.  Cuando Jesús los oyó, le dijo a los leprosos: "Vayan y preséntense ante el sacerdote."
Mientras los leprosos iban de camino, se miraron la piel y las llagas habían desaparecido.  Jesús había curado su enfermedad.  Estaban tan contentos que corrieron por las calles cantando y bailando.  De momento, uno de ellos se detuvo y regresó a donde Jesús.  Alabando a Dios con una gran voz, se tiró sobre los pies de Jesús y dijo: "Gracias".  Jesús le dijo, "¿Acaso no quedaron limpios los diez? ¿Dónde están los otros nueve?"  Solo uno de ellos se acordó de decir "Gracias."
¡Dios hace tanto por nosotros!  Cada día provee todo lo que necesitamos: comida, ropa y un lugar para vivir.  ¿Se nos olvida decir "Gracias"?  Detengámonos ahora y démosle las gracias.  Pidámosle a Dios que nos ayude a recordar el darle gracias a Él todos los días.
Querido Señor, por favor contéstanos cuando te llamemos.  Danos alivio en nuestros problemas y ten misericordia de nosotros en los momentos de necesidad.  Te lo agradecemos de todo corazón.  En el nombre de Jesús oramos, amén.

"Por favor" y "Gracias”…

CONTANDO LAS "GRACIAS": La maestra echará todo a un lado y, al llegar los niños, las sillas estarán en una esquina puestas una sobre otra . Ella le dará a cada niño una silla y marcará en la pizarra los niños que le den las gracias. El marcador no debe decir qué es lo que se está marcando para que sea de intriga para los niños; cada vez que escuche la palabra gracias, deberá acercarse a la pizarra para poner una marca en el marcador para mantener un expediente visible de cuantas gracias recibe. Los niños deberán tratar de adivinar qué reflejan esas marcas. 

GRACIAS UTILIZANDO PLASTICINA: Utilice plasticina para hace rollos finos, parecidos a serpientes, para formar letras que digan GRACIAS para que los niños se los lleven a sus hogares. Dele un pedazo de cartulina o cartón y cúbralo con papel de construcción para escribir la palabra sobre ellos. Si desea, póngale papel transparente encima. Póngale cinta adhesiva por detrás del papel transparente para evitar que se le manche la ropa a los niños o que la plasticina se caiga en el piso.

TARJETAS DE AGRADECIMIENTO: Provéale a los niños una papel-cartón duro doblado en 3 partes. Los niños deberán escribir o dibujar la palabra GRACIAS para entregársela a alguien que deseen agradecer por alguna razón. Posiblemente puedan escribir el versículo bíblico en otra de las partes. Marcadorea y etiquetas engomadas harán una decoración muy buena y bonita. Pueden tal vez pegarle algún regalito, como una goma de mascar, en uno de los dobleces. 

ACCIÓN DE GRACIAS DE LA CLASE: Cada miembro de la clase hará algo por otro de los niños, el cual dirá fuertemente ¡GRACIAS! Si la maestra se percata que los niños no pueden pensar en algo para hacer por otro, puede pedirle al niño o a los niños que tome un papel en el cual está escrito una idea para que puedan hacer (entregar los lápices, dar los cuadernos, traer las caryolas, entregar las tijeras, etc.) 

LUGARES DE AGRADECIMIENTO: Ponga una cartulina en la pared que pueda ser vista por los niños al entrar al salón. Después de la lección, pídale a los niños que escriban la palabra GRACIAS en la cartulina (o si son muchos en un papel para luego pegarlo en la cartulina) y que le pongan sus iniciales. Dígale que pueden ser tan creativos coo deseen al escribirlo y decorarlo. Pueden usar diferentes colores o diversas formas de hacer las letras o símbolos que representen dar gracias.

 GRACIAS EN UN ÁRBOL: En un pedazo de papel los niños escribirán en la parte superior GRACIAS POR JESÚS. Luego trazarán su brazo y, abriendo los dedos de la mano, la trazarán también formando un árbol con sus ramas. Cada niño le dibujará hojitas a las ramas del "árbol" y escribirán la palabra GRACIAS en ellas en diversas formas (pueden indacar porque dan gracias si así lo desean). Puede pegarlo sobre un papel de construcción para que luzca como si tuviera un marco Los niños se llevarán los árboles para su casa como recordatorio de la importancia de decir gracias. 

EL LEPROSO AGRADECIDO: Los niños pueden recibir una bolsita de manila para hacer un títere con puntitos de lepra. Marcadores en colores brillantes peden ser usados para escribir ¡GRACIAS! en la bolsa y luego permitirle que hagan la hisoria de hoy mientras le dan las gracias a la maestra y a los otros niños por diversas cosas hechas durante la clase. 

"COLLAGE" DE AGRADECIMIENTO: Provea una cartulina dura de color llamativo y revistas que puedan ser recortadas por los niños. Pueden ponerle como título DAMOS GRACIAS A DIOS POR... Los niños buscarán ilustraciones por las cuales le dan gracias a Dios y las pegarán en la cartulina. 

SALTANDO LA CUICA DICIENDO GRACIAS Y POR FAVOR: Divida a los niños en equipos. Un equipo puede ser el de Gracias y otro el de Por favor. La competencia será de cuántos saltos puede cada equipo hacer antes de cansarse. Puede hacerlo dándole un tiempo específico a cada niño. Sume el número de saltos de cada equipo para ver cual es el ganador. 

CÍRCULO DE POR FAVOR: Los niños se pondrán en un círculo y cada uno dirá algo que termine en POR FAVOR a su vecino de la derecha. Por ejemplo, "Llévame a casa de mi mejor amigo, por favor". "¿Me puedes pasar el lápiz, por favor?" "Dile a tu vecino que me pase las crayolas, por favor." Cuando todos hayan terminado pueden decir a coro: "¡Gracias!"