8 nov. 2013


Misa de niños: Vicaría Episcopal para Niños-Arzobispado de Buenos Aires-www.vicarianiños.org.ar

 

Domingo 32 durante el Año-Ciclo C

¡LA RESURRECCIÓN NOS HACE FAMILIA!

 

DESAFÍO BÍBLICO

 

* Desafío del domingo anterior: Cita bíblica: Él quería ver quién era Jesús” Lc. 19, 3

 

* Desafío: proponer a los chicos que busquen una frase en la Biblia y que para el próximo domingo digan cuál es el libro, capítulo y versículo. Quien cumple el desafío ganará una golosina, un aplauso, etc. La cita bíblica propuesta puede ser: los muertos van a resucitar” Lc. 20, 37

 

 

RECURSO

 

Opción 1: Dramatización: “LA RESURRECCIÓN”

Opción 2: Explicar el Evangelio

Materiales previos:3 animadores que representarán a: Meli (una niña), Marcos (un niño), Roxana (catequista).

Idea general:La idea es cuestionar y confundir el significado de la palabra resurrección.

 

“LA RESURRECCIÓN”

- Meli: Uhhhh, de nuevo esta palabra

- Marcos: ¿Qué palabra?

- Meli: Ay, me la tengo que bancar todas las semanas y ahora aparece en la lectura del evangelio…

- Marcos: ¿Qué palabra Meli?

- Meli: Y la Resurrección, resurrección…

- Marcos: Ah, sí esa palabra la dice un hombre en la tele, dice que nos vamos a reencarnar en otra persona o animal… a mí me gustaría ser un águila… y a vos ¿qué te gustaría ser?

- Meli: a mí me gustaría ser una princesa… y …

- Marcos: en realidad esa palabra me da un poco de miedo… parece algo terrible ¿no? (con tono de película de terror dice) RESURRECIÓN

Roxana: Hola chicos, ¿Cómo están? Ya llegaron, qué bueno…

- Meli: Hola, sí ya llegamos…

- Marcos: Preguntale eso, dale

Roxana: ¿Qué cosa?

- Marcos: Lo de la resurrección… eso…

- Meli:  Ro, te queremos preguntar por una palabra que aparece todas las semanas en el “credo” y que hoy apareció en la lectura del Evangelio “Resurrección”.

 Marcos: Nosotros  sabemos que Jesús resucitó, y ¿eso significa qué vamos a morir igual que Jesús?

Roxana: No chicos, no tenemos que tener miedo a la resurrección, significa vida y vida para siempre, vida de Jesús, vida plena…, es muy hermoso comprenden? Pero ¿saben que vamos a hacer? Busquemos al padre y le pedimos que nos lo explique bien…

 

SUGERENCIAS PARA LA PREDICACIÓN

Junto con el sacerdote que dialoga con los chicos se reconstruye el Evangelio

+ El evangelio de hoy, nos dice que en el tiempo de Jesús había personas que les gustaba discutir y cuestionar sobre preguntas difíciles: uno de estos grupos eran los saduceos (líderes religiosos que no creían en la resurrección).

+ Un día un grupo de saduceos, que querían que Jesús niegue la resurrección, le hicieron una pregunta: «Maestro, Moisés nos ha ordenado: Si alguien está casado y muere sin tener hijos, que su hermano, para darle descendencia, se case con la viuda. Ahora bien, había siete hermanos. El primero se casó y murió sin tener hijos. El segundo se casó con la viuda, y luego el tercero. Y así murieron los siete sin dejar descendencia. Finalmente, también murió la mujer. Cuando resuciten los muertos, ¿de quién será esposa, ya que los siete la tuvieron por mujer?»

+ Recordamos juntos la dramatización.

…¿Quiénes estaban?... ¿Cuál era la preocupación de Meli y Marcos? … ¿Con qué otra palabra confundieron la palabra resurrección?...

Dos niños estaban preocupados y confundidos con el significado de la palabra Resurrección. Pensaban que era algo malo… etc.

 

+ Lo primero que debemos recordar es que el primer hombre en resucitar de entre los muertos fue Jesús, el Hijo de Dios. La Resurrección es vida nueva, plena, feliz, alegre, etc.

 

+ Nosotros creemos en una sola vida, desde que nacemos hasta que vamos al cielo. No creemos en la reencarnación, vidas sucesivas. Dios nos hizo únicos e irrepetibles a su imagen y semejanza con una sola vida.

 

+ Con respecto a los saduceos, Jesús les dijo que luego de la muerte en el cielo ya no hace falta estar casado o soltero, el cielo es como una gran familia donde todos están contentos y felices.

 

+ La palabra Resurrección que aparece hoy en la lectura y al final del credo cuando lo rezamos “la resurrección de la carne y la vida eterna”, significa que luego de la muerte, hay vida junto a Dios para siempre. En el cielo ya no hay dolor, guerra, pobreza, enfermedad, etc. El cielo es estar con Dios para siempre con paz y alegría.

 

+ Desde el bautismo estamos llamados a participar de la Resurrección porque somos hijos de Dios, un Dios de vivos, no de muertos. En el cielo viviremos como una gran familia: como hijos de Dios y hermanos entre nosotros. Por eso no necesitaremos los vínculos matrimoniales, ni familiares, porque seremos una sola familia, la de los hijos e hijas de Dios, la de los hermanos que se quieren, y alaban a Dios.

 

+ El amor de Dios es más fuerte que la misma muerte. Esa es nuestra fe y nuestra esperanza y con ellas podemos afrontar cualquier situación de nuestra vida, por difícil que sea, sabiendo que Dios está con nosotros, que nos acompaña y que nos dará fuerzas para salir adelante.

 

+ La esperanza en la Resurrección nos invita a buscar, a permanecer y a seguir al Señor cada día, sabiendo que Él camina a nuestro lado.