9 abr. 2016

SEMANA DE LAS VOCACIONES



Hace ya tiempo que comprendí:
Tú me buscaste en todas partes
la llama que un día empezó a fallar,
Tú no dejaste se apagase.

Yo no comprendo y digo ¿qué será?
será que estaba equivocado
y he descubierto que este loco está
de amor muriendo porque le ame.

Yo no he querido saber más
de la locura que me late
pero la fiebre quiere regresar
y Él no dejó de predicarme.

Y Tú me dices:
déjate, que te consuma este fuego

No apagues ya más esta hoguera
que si no hay fuego no habrá luz.
Créeme que estoy clavado
porque te amo,
No encontrarás en otro lado
quien quiera ya morir por ti.

No te preocupes no te dejaré,
las veces que tú me reclames
yo gozo al ver que quieres regresar,
déjame que Yo te levante.

Señor no ves que quiero regresar,
pero me pesa mi pasado
acaso pides lo que no sé dar
el tiempo me ha limpiado el alma.

Tanto he besado el suelo ¿no lo ves?,
mis manos se han cerrado tanto
No te preocupes te rescataré
mi vida cambio por la tuya.

... no apagues ya más esta hoguera
que Yo encendí en tu corazón.

MUSICA : MAXI LARGHI

                               A LA MESA DEL SEÑOR-maxi Larghi

                          SAL Y LUZ - MAXI LARGHI 

salve regina




Semana especial de Oración por las Vocaciones

La Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Córdoba invita a vivir  la “Semana especial de Oración por las Vocaciones”, del sábado 9 al domingo 17 de Abril. Deseamos que en la Iglesia que peregrina en Córdoba se sienta un clima especial de oración, pidiendo al Dueño de la Mies que envíe más trabajadores para su Reino.
Te esperamos en la Jornada Clausura de la Semana  el domingo 17 en el Colegio Gabriel Taborín a las 14 hs. Si quieres podes llegar un rato antes para compartir el almuerzo a la Canasta. Pediremos una colaboración de $20 para los gastos (no es excluyente para el ingreso).
Desde el 29 de Abril hasta el domingo 1 de Mayo, se realizará el Retiro “Proyecto de Vida” (Segunda Edición) para jóvenes mayores de 20 años. Más información escribir un mail avocaciones@arzobispadocba.org.ar – Facebook Tierra de Carismas
El Seminario Mayor de Córdoba junto a los Movimientos Juveniles de La Cate, Ateneo Juventus y  Partida, los invita a una adoración por las Vocaciones para Jóvenes. Será el Jueves 14 de abril a las 21 hs. en el Seminario Mayor (Av. Hipólito Yrigoyen 64).

Curso Radial de Catequesis 5º Encuentro


5º Encuentro: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia”

image_pdfimage_print
Audio Player
883882_10200456546723532_1551570903_o
08/04/2016 – Todo lo que queremos comprender de nuestra fe, hay que mirarlo desde el plan de salvación de Dios: DIOS QUIERE QUE TODOS LOS HOMBRES SE SALVEN Y COMPARTAN LA VIDA DIVINA. Por la PASCUA de Jesús, que estamos celebrando Dios hace posible que TODA LA VIDA del hombre pueda abrirse a la salvación, toda, el pecado, no es la excepción.
El pecado redimido es gracia, la muerte vencida es Vida Eterna: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” Por eso el pecado, la culpa, la conversión la reconciliación hay que entenderlos desde el amor de Dios y su voluntad de salvarnos.
Es extraño que siempre se cuestione que Dios nos permita obrar mal, El Padre misericordioso de la parábola, amaba a sus hijos, no sólo cuando recibe al pródigo y hace fiesta!! Le demuestra todo su amor cuando no interfiere con su libertad, le da su herencia y le permite elegir, y acompaña con silenciosa presencia la decisión equivocada del hijo y lo espera, le sale al encuentro y seguramente al educarlo le dejó claro que nada de lo que pudiera hacer iba a lograr que dejara de quererlo o lo repudiara. También amó con paciencia a su hijo mayor y le ayudó a libertad que su apego y obediencia no nacían del amor y el ágape.
Que podamos elegir el pecado, alejarnos de Dios, es parte de su plan de salvación: SER LIBRE NOS PERMITE ELEGIR EL BIEN, SER ADULTOS ELEGIR EL BIEN POR CONVICCIÓN Y AMOR, NO POR MIEDO, COSTUMBRE O FALTA DE LIBERTAD.
Al estar absolutamente seguro del amor del Padre, toma conciencia de su pecado, el pecado se descubre desde el amor, no desde la ley. Puedo ir a Misa, cumpliendo la ley y sin embargo asistir para que me vean, para conseguir algo.
El pecado, va oscureciendo la conciencia, nos va haciendo insensibles al pecado, descender es más fácil y uno lo va haciendo despacito, va cediendo, hoy permite esto, mañana algo más hasta que un día nos encontramos muy abajo, caídos.
Esto se ve claramente en el caso de David en II Samuel y su encuentro con Betsabé y la muerte de Urias. Como puede desencadenarse un proceso de pecado que parte de una “simple tentación” hasta provocar la muerte de un hombre bueno y leal. La ceguera que puede producir el pecado cuando se instala con su lógica. Y finalmente la presencia del profeta Natán que lo vuelve a la realidad y posibilita su conversión. Dios sigue amando, es fiel, en nuestra conciencia y de muchas maneras, Dios sigue esperando, llamando, buscando encontrarnos y hacernos hombres nuevos, hacernos hijos en el Hijo.
Al ver el tema de la Santísima Trinidad, vemos que estamos creados a imagen y semejanza de Dios, estamos hechos para la comunión. En el pecado también somos solidarios, aún el pecado que sucede en la intimidad de mi vida hiere a la comunidad, porque frustra mi proyecto de vida, le niega a mis prójimos mis talentos y mi amor.
A parte de estas consecuencias negativas de mi pecado, muy frecuentemente el pecado personal de mucha gente se organiza en estructuras de pecado: el pecado social y “estructural”. Como el pecado no se resuelve solamente en el plano individual sino que muchas veces constituye una red compleja y por momentos impersonal que exige el compromiso de los cristianos para denunciarlo y transformar la realidad.
En este caso es importante buscar la verdad, dejarse confrontar con la palabra de Dios , recordar que estamos en el Mundo pero no somos del mundo, porque muchas veces nos sentimos inocentes, pero con nuestro silencio y conformismo, con nuestro miedo colaboramos a sostener esta estructuras de pecado. Cuando las organizaciones que trabajan por terminar con la trata de personas dice sin cliente no hay trata está llamando a esta conciencia. Exige compromiso comunitario, social, por momentos político y que puede suponer arriesgar la vida.
Finalmente, la gracia es la posibilidad de todo hombre de tener una vida nueva pero también de transformar este mundo.
Comenzamos diciendo que Dios quiere la vida del Pecador, que se convierta y viva, Jesús ha venido a traer vida en abundancia, no ha venido a juzgar, sino a salvar.
La Vida de Dios presente en la Historia, esta vida trinitaria que quiere compartir con el hombre, entra en la historia con Jesús. Su Pascua nos trae la salvación, la posibilidad de abrir toda situación humana a su gracia.
A veces tenemos la sensación de que convertirse es como poner la casa el orden, el lenguaje que usamos nos confunde, lavar, limpiar. La conversión es un proceso permanente, nos volvemos a desordenar y a ensuciar y aunque camináramos sin dudas al encuentro de Dios la meta es ser santos como el Padre del cielo, ¿quién puede decir que lo ha logrado?
Cuándo nos preparábamos para la primera comunión y aprendimos a confesarnos, de niños era lógico que recitáramos una lista de cosas que hacíamos mal: mentir, no compartir.
Un adulto en la fe mira con la luz del evangelio, la raíz de sus obras, esas que según el evangelio están en el corazón, el hombre bueno saca su bondad del tesoro que tiene en el corazón.
Para entregar los miedos, tentaciones, falta de voluntad, envidia, dolor etc. Que le hace tener por bueno lo que lo aleja de Dios. El proceso de mirar mi vida, discernir lo que me ayuda a crecer en el amor y lo que me aleja, poner los medios para cambiar, dejar que Dios me sane y convierta, dedicar tiempo y esfuerzo a que Dios, con su gracia me transforme, buscar la verdad con recta conciencia va generando un camino de conversión que me afianza como Hijo de Dios. Me introduce en la dinámica de la vida trinitaria que va gestando el hombre nuevo. Si morimos con Cristo, resucitaremos con él. Unirse a Jesús, estar en comunión con Él. Amar como Él, vivir como Él hace que pueda ser Hijo adoptivo, que pueda ser Otro Cristo vivir la vida plena de Dios, porque el Reino ya está entre nosotros.

Para estudiar y compartir: Que lean el “Pregón Pascual”:

1º Marcar o señalar ahí que sucede con las “situaciones de pecado” o con el pecado mismo.
2º Marcar o señalar “las acciones de Cristo en la Pascua.
3º ¿qué pecados de nuestra sociedad necesitan de la Pascua?
2. Que elaboren un “Pregon para la propia comunidad en la que viven”, para esos pecados de nuestra sociedad. Insistiendo en las “acciones que Dios hace por medio de su gracia” y no en lo que “debemos hacer” etc