16 nov. 2013

APORTES PARA LA MISA CON ÑINOS

 ¡CONFIEMOS EN EL SEÑOR!

* Desafío: proponer a los chicos que busquen una frase en la Biblia y que para el próximo domingo digan cuál es el libro, capítulo y versículo. Quien cumple el desafío ganará una golosina, un aplauso, etc. La cita bíblica propuesta puede ser: Gracias a la constancia salvarán sus vidas” Lc. 21, 19 

RECURSO
Opción 1: Dramatización: “LOS CHICLES SABIOS”
Opción 2: Explicar el Evangelio

Materiales previos
3 animadores que representarán a tres amigos: Tomás, Maxi y Gime. En una bolsa oscura, algunos chicles con sus envoltorios (en tamaño grande).
Idea general
Tres niños quieren saber si van a pasar de grado o no,  y para averiguarlo deciden comprar chicles que contienen predicciones del futuro y horóscopos. 

“LOS CHICLES SABIOS”
Leer en off: Esta es la historia de tres amigos que estaban desesperados por saber si pasarían o no de grado… para averiguarlo traman un plan…
Tomás entra a escena corriendo y diciendo a sus amigos:
Tomás: Hola, acá estoy, llegué…
Maxi: Bien!!!, ¿trajiste eso?…
Gime: A ver Tomi, dale ¡qué no lo vea nadie!…
Tomás: Estoy re nervioso, ¡hoy se devela nuestro futuro!!!…
Maxi: Sabremos antes que nadie lo que va a suceder…
Gime: Bueno, ¿cómo nos organizamos?
Tomás: Hagamos así, cada uno saca un chicle y lo abrimos, los tres, al mismo tiempo…
Maxi: ¡¡¡¡Dale, dale!!!! y vemos que pasa…
(Sacan los chicles de la bolsa)
Gime: Todo se ha cumplido… a ver qué nos predice el futuro…
Tomás: toma un chicle, lo desenvuelve y lee en voz alta la predicción: “Tendrás éxito en los juegos”
Maxi: toma un chicle, lo desenvuelve y lee en voz alta la predicción: “Es tiempo para hacer nuevos amigos”
Gime: toma un chicle, lo desenvuelve y lee en voz alta la predicción: “Lo que habías perdido, lo encontrarás pronto”
Cada uno, con voz quejosa dice:
Tomás: Pero, no entiendo nada…
Maxi: ¿Voy a pasar de grado o no?…
Gime: ¡Esto no funcionó! Lo mejor es estudiarrrrrrrrrrrrrrr… 

SUGERENCIAS PARA LA PREDICACIÓN
Junto con el sacerdote que dialoga con los chicos se reconstruye el Evangelio
+ El evangelio de hoy, nos dice que en el tiempo de Jesús había algunos judíos que estaban muy encantados con el templo, con su belleza y sus adornos. Entonces Jesús les dijo: “De todo lo que ustedes contemplan, un día no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido”.
+ Frente a estas palabras, se preguntaban: “¿cuándo tendrá lugar esto, y cuál será la señal de que va a suceder?”. Jesús les respondió: “Tengan cuidado, no se dejen engañar, porque muchos se presentarán en mi Nombre, diciendo: "Soy yo", y también: "El tiempo está cerca". No los sigan”
+ Recordamos juntos la dramatización.
…¿Quiénes estaban?... ¿Cuál era la preocupación de los chicos? … ¿Qué querían saber sobre el futuro?... 
Tres niños estaban preocupados y querían saber si iban a pasar de grado. Para averiguarlo compran chicles con predicciones del futuro, horóscopos.
+ Muchas personas creen en las predicciones, en los horóscopos, en los adivinos, en los brujos con el fin de saber el futuro. Algunas sectas, a menudo predicen el fin del mundo como una catástrofe y llevan a sus seguidores a realizar actos absurdos en los que ponen en riesgo la vida.
+Jesús nos orienta con respecto a querer “saber el futuro o el fin de los tiempos” diciendo que no nos dejemos engañar por habladurías, sólo Dios conoce el futuro y cuándo será el fin de los tiempos. Dios es todopoderoso y nadie puede robarle el futuro.
+ Jesús nos invita a estar preparados todos los días, a ser fieles en lo cotidiano, a vivir hoy de manera feliz, a buscar el bien y la paz. De esa manera nuestro futuro será bueno. (Los chicos ponían su esperanza en lo que decía el horóscopo de los chicles, la esperanza debe estar puesta en estudiar y hacer los deberes).
+ Si vivimos el presente con miedo, con temor, el futuro se transformará en algo incierto, inseguro, peligroso. La esperanza nos dice que mañana será mejor. El Señor prometió acompañarnos siempre.
+ Jesús nos dice: “Gracias a la constancia salvarán sus vidas”. Pidamos el don de la confianza y abandonémonos a la ternura y cuidado de su Sagrado Corazón.